Comparte esta noticia

Acné

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 16:17

Protocolos de Indicación Farmacéutica y Criterios de Derivación al Médico en Síntomas Menores: (semFYC, Sefac, grupo de AF de la Universidad de Granada y Fundación Abbott: Acné. Acceda al documento completo

 

 

  1. 1. CONCEPTO

Es una enfermedad cutánea crónica del folículo pilosebáceo, de etiología multifactorial y ca- rácter autolimitado. La excesiva producción de sebo por las glándulas sebáceas, sumada a la descamación de las células epiteliales de las paredes del folículo, obstruye el folículo pilosebá- ceo. Es un proceso dermatológico muy frecuente y aparece principalmente en la adolescencia (13-19 años), aunque, en una pequeña proporción y especialmente en mujeres, persiste después de los 25 años.

 

Se caracteriza por componentes no inflamatorios (seborrea, comedones cerrados y abiertos, de- bidos a la oxidación de la melanina y el material sebáceo) y/o, inflamatorios (pápulas, pústulas, nódulos y quistes). El acné vulgar suele estar constituido por varios de estos componentes, dando lugar a un cuadro polimorfo. Las lesiones de carácter inflamatorio aparecen como una respuesta inmune asociada al Propionibacterium acnes.

 

Afecta principalmente a las zonas de la piel con mayor densidad de glándulas sebáceas, como la cara (frente y mejillas), el tórax y la espalda. Desde la perspectiva de su complicación, el acné se puede agrupar en 4 categorías, tal como se presenta en la siguiente tabla.

 

 

Clasificación del acné  
  Grado I* Comedones  
  Grado II* Comedones, pápulas y pústulas superficiales
Grado III Pápulas y pústulas profundas, algún nódulo
Grado IV Nódulos y quistes  
   

* El 70 % de los casos de acné se ubican en los grados I y II.

 

  1. CAUSAS MÁS FRECUENTES DE ACNÉ

Aunque no se conoce con precisión el desencadenante, existen una serie de factores implica- dos en su desarrollo en mayor o menor grado:

 

  • Factores hormonales. Son los desencadenantes más importantes del acné en la pubertad. Los andrógenos estimulan la actividad de las glándulas pilosebáceas, aumentando la secre- ción seborreica.
  • Aumento de la producción y composición del sebo. Condición imprescindible para que se desarrolle el acné.
  • Hiperqueratinización del conducto piloso. Provocada por la irritación producida por los lípidos del sebo sobre las células de los canalículos. El canal se obstruye por el tapón de que- ratina y da lugar a la retención del sebo formándose así el comedón.
  • Factor microbiano por la aparición de Propionibacterium acnes. No se trata de una en- fermedad infecciosa, sino que es el principal inductor de una respuesta inmune.
  • Acné inducido. Puede estar inducido por factores no fisiológicos. Entre estos, hay muchos medicamentos que pueden contribuir al desarrollo del acné, (en estos casos, además de tra- tar el acné, se debe considerar retirar el medicamento):

- Glucocorticoides tópicos o sistémicos, y rara vez corticoesteroides inhalados (acné es- teroideo). Está relacionado con foliculitis causada por el hongo Pityrosporum ovale, y puede responder a antifúngicos. En el caso de la administración tópica, después de va- rias semanas o meses de aplicación puede aparecer acné, rosácea y dermatitis perio- ral. La afección aparece únicamente en las zonas de aplicación del glucocorticoide y desaparecen al suprimir el medicamento.

Otros fármacos: hormona adrenocorticotropa o corticotropina (ACTH); esteroides an- drógenos anabólicos (EAA); danazol medicamentos halógenos (yoduros, bromuros) por vía oral o inhalada; antituberculosos (isoniazida); litio; antiepilépticos (fenitoína, feno- barbital) y anticonceptivos orales.

 

En pacientes con acné, estos medicamentos pueden empeorar las lesiones existentes.

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

También otros factores externos pueden inducir acné, tales como:

  • Cosméticos.
  • Exposición solar.
  • Terapia PUVA.
  • Radiación ionizante.
  • Factores ocupacionales, por exposición a cloro (cloracné), aceites industriales y alquitrán.

 

  1. PACIENTES CON ACNÉ QUE DEBEN DERIVARSE AL MÉDICO

Las erupciones acneiformes, tales como la rosácea, dermatitis perioral, foliculitis bacteriana (por Gram negativos), foliculitis mecánica, acné esteroideo y erupciones acneiformes inducidas por medicamentos (bromo, yodo, litio, entre otros) se parecen mucho al acné común, sin em- bargo las primeras se distinguen del acné, porque:

  • No tienen comedones y no suelen tener quistes.
  • Tienen apariencia uniforme (todos en la misma fase de desarrollo, monomorfos).
  • Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.
  • Aparecen en edades no frecuentes.
  • Duración del acné: No hay evidencia clara de una duración específica para el tratamiento del acné. Sin embargo, la experiencia clínica sugiere que, en la mayoría de los pacientes, es ne- cesario un periodo mínimo de 6 a 12 semanas antes de notar mejoría.
  • Indicadores de alarma:

- Variantes severas del acné: Cuando es evidente una reacción inflamatoria de las lesio- nes (grado II). En lesiones dolorosas y grandes El acné nódulo-quístico, que podría be- neficiarse del tratamiento con isotretinoína oral.

- Acné que cause problemas sociales o psicológicos, incluido trastornos dismorfofóbicos.

- Acné moderado que no mejora con tratamiento tópico y sistémico, en un periodo de unos 4-6 meses.

- Otros problemas de salud: Sospecha de proceso endocrinológico como causa de acné. En mujeres que refieren alteraciones menstruales (oligomenorrea) y otros posibles datos de androgenización, deben descartarse alteraciones hormonales. El hirsutismo y la pu- bertad precoz son signos de niveles altos de andrógenos. Otras posibles causas de ni- veles altos de andrógenos: Ovario poliquístico, tumor adrenal, tumor ovárico, tumor pituitario.

- Sospecha de acné causado por medicamentos.

 

  1. RECOMENDACIONES PARA TRATAR EL ACNÉ Tratamiento no farmacológico
  • Evitar manipular las lesiones.
  • Intentar eliminar mitos y conceptos erróneos sobre el acné, como:

- Se trata de una lesión benigna.

- Relación con el chocolate y alimentos grasos. Si bien, algunas personas refieren em- peoramiento con algún alimento (suprimirlo) o la falta de higiene.

 

- Relación con la pobre o excesiva higiene. En general, el acné no se ha relacionado con la higiene, aunquerealizar lavados diarios con jabón normal (o algunos preparados es- peciales) puede ser beneficioso.

  • Procurar evitar el uso de cosméticos, especialmente de base grasa. Hay algunos especiales (oil free), para uso ocasional y cobertura de las lesiones estéticamente más molestas, pero se deben lavar y retirar por la noche.
  • Es recomendable hacer ejercicio al aire y al sol.
  • Evitar cabello y prendas que rocen la cara en las regiones de más riesgo.
  • Controlar la frecuencia de afeitado o valorar el cambio de máquina eléctrica o cuchilla, en los varones. Parece que el afeitado empeora el acné.

 

Tratamiento farmacológico

Actualmente, de todos los medicamentos para tratar el acné que se exponen a conti- nuación, sólo el peróxido de benzoilo está autorizado sin receta médica.

  • Acné de grado I o II: El tratamiento local es normalmente suficiente para controlarlo.
  • Acné de predominio comedoniano (no inflamatorio) suelen manejarse preparados queratolí- ticos y para el pustuloso (lesiones inflamatorias) antibióticos tópicos u orales según la gra- vedad.
  • El tratamiento con retinoides tópicos es de elección (ácido retinoico 0,025 y 0,5%) por su importante efecto comedolítico y queratolítico. Siempre tras lavado y secado completo de la piel, preferiblemente a la noche, debido a la alta probabilidad de aparición de reacciones de fotosensibilidad. Además, pueden producir eritema y sequedad de la piel.
  • El peróxido de benzoilo 2,5%, 5% o 10%, ha demostrado su eficacia cualquiera que sea la severidad del acné. Cuando se usa combinado con el ácido retinoico, ambos son más efica- ces pues limitan la aparición de resistencias bacterianas (iniciar el tratamiento a dosis bajas y alternando días, y administrar por separado a lo largo del día, mañana peróxido de benzoilo y ácido retinoico noche).
  • El adapaleno, produce efecto similar a los retinoides (efecto comedolítico y antiinflamatorio), es de aplicación nocturna, parece ser que irrita menos pero es más caro.
  • En el grado II pueden añadirse a los retinoides otros preparados tópicos que incorporan an- tibióticos (eritromicina o clindamicina).

 

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

  • Es esencial seguir las instrucciones para la correcta aplicación de estos productos.
  • Informar de que la respuesta al tratamiento es lenta, recomendar constancia (la maduración de un comedón viene a durar 8 semanas, luego la terapia debe durar como mínimo 2-3 meses).
  • Los retinoides, el adapaleno y el peróxido de benzoilo están contraindicados en el embarazo y en mujeres en edad fértil que no utilicen un método anticonceptivo.
  • El peróxido de benzoilo, al hacer contacto, produce decoloración del cabello y de la ropa.
  • Estos medicamentos pueden ser irritantes al principio o después de unas semanas. Por ello, es recomendable iniciar con una dosis baja y, para retirar el medicamento, lavarse

unas 4-6 horas después.

 

RECUERDE            ➤ ➤ ➤ ➤ ➤

  • Evitar manipular las lesiones.
  • Asegurar que se ha comprendido el tratamiento.
  • Desmitificar el tema de relación con los alimentos y la falta de higiene.
  • Evitar los maquillajes y, si se usan, preferir los específicos sin grasa.
  • Evitar la utilización de tratamientos tópicos sin supervisión.

 

  1. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Y RECOMENDADA
  • Purdy S, DeBerker D. Acne vulgaris. BMJ Clinical Evidence. Disponible en:

http://www.clinicalevidence.com/ceweb/conditions/skd/1714/1714.jsp. [Día de acceso:

15-07-2007].

  • Brown SK, Shalita AR. Acne vulgaris. Lancet. 1998; 351: 1871-6.
  • Finnish Medical Society Duodecim. Acne. In: EBM Guidelines. Evidence-Based Medicine [CD- ROM]. Helsinki, Finland: Duodecim Medical Publications Ltd.; 2007.
  • Institute for Clinical Systems Improvement (ICSI). Acne management. Bloomington (MN): Ins- titute for Clinical Systems Improvement (ICSI); 2006 May. 33 p.
  • Magin P, Pond D, Smith W, Watson A. A systematic review of the evidence for ‘myths and mis- conceptions’ in acne management: diet, face-washing and sunlight. Fam Pract. 2005; 22: 62-70.
  • Melnik B, Jansen T, Grabbe S. Abuse of anabolic-androgenic steroids and bodybuilding acne:

an underestimated health problem. J Dtsch Dermatol Ges. 2007; 5: 110-7.

  • Ellsworth A, Smith R.E. Dermotherapy and drug induced skin disorders In: Koda-Kimble MA, Young LY, Kradjan WA, Guglielmo BJ, editors. Applied therapeutics: the clinical use of drugs.

8th edition. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 2005. p. 38.1-38.11.

  • Humbert P. Induced acne. Rev Prat. 2002; 52: 838-40.
  • Seaton TL. Acne. In Koda-Kimble MA, Young LY, Kradjan WA, Guglielmo BJ, editors. Applied the- rapeutics: The clinical use of drugs. 8th edition. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins;
  1. p. 39.1-39.12

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz