Comparte esta noticia

Aftas o úlceras bucales

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 16:19

Protocolos de Indicación Farmacéutica y Criterios de Derivación al Médico en Síntomas Menores: (semFYC, Sefac, grupo de AF de la Universidad de Granada y Fundación Abbott: Aftas o úlceras bucales. Acceda al documento completo

 

 

  1. 1. CONCEPTO

Corresponden a úlceras de la mucosa oral. Según el tamaño las úlceras pueden ser mayores (diámetro superior al centímetro) o menores (diámetro menor a 1 centímetro). Generalmente, las mayores son profundas y dolorosas, se localizan preferentemente en labios y paladar blando, pueden tardar hasta un mes en curarse y es recomendable que sean valoradas por un médico. Por su parte, las menores (pequeñas) son úlceras poco profundas y dolorosas; se conocen po- pularmente como “llagas”; aparecen habitualmente en la parte interna de labios y mejillas, base de las encías o debajo de la lengua. Pueden ser de color blanco o amarillento, a veces con el borde enrojecido.

 

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

En algunos casos, las aftas bucales pueden ser recurrentes, repitiéndose de 2 a 4 veces al año. Adicionalmente, las úlceras bucales se pueden considerar como agudas (hasta seis semanas de duración) o crónicas (más de seis semanas). Las úlceras crónicas pueden ser indoloras y deben ser siempre valoradas por un médico.

Uno de cada de diez pacientes con aftas, presenta aftas de carácter grave.

 

  1. CAUSAS MÁS FRECUENTES DE LAS AFTAS BUCALES

Las causas de aftas bucales no se conocen con certeza; sin embargo, se han mencionado nu- merosas causas y factores asociados a la aparición de dichas alteraciones. Entre las causas sobresalen los traumatismos repetitivos de la mucosa oral (incluyendo, en personas suscepti- bles, por el cepillo de dientes), alteraciones inmunológicas, infecciones (VIH / SIDA, herpes simplex tipo 1, citomegalovirus, tuberculosis, sífilis), déficit nutricionales (déficit de hierro, zinc, ácido fólico y vitaminas del complejo B), enfermedades auto-inmunes (lupus eritematoso sisté- mico) y neoplasias. Además, se han relacionado con factores como el estrés, la historia fami- liar (genética) y la menstruación, entre otros. El papel que pueda jugar el tabaquismo en la aparición de las aftas bucales es controvertido.

 

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

El trauma, principalmente mecánico o accidental, es una causa frecuente de aftas bucales. En este sentido, problemas como una oclusión dental, el cepillado dental, quemaduras, alimentos con borde cortante e incluso medicamentos con propiedades tóxicas locales, como el ácido acetilsalicílico (AAS) pueden producir este tipo de problema.

 

En determinadas ocasiones las aftas recurrentes pueden estar asociadas a problemas de salud que requieren de la valoración médica para su identificación y tratamiento, como pueden ser:

  • Gastrointestinales: Enfermedad celiaca (enteropatía por hipersensibilidad al gluten) y la en- fermedad de Crohn.
  • Cutáneos: Pénfigo, penfigoide, liquen plano, entre otros.
  • Hematológicos: Anemia, neutropenia, agranulocitosis y los síndromes mieloproliferativos, entre otros.
  • Alergias: A componentes de alimentos o de productos dentales (de contacto).

 

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

En algunos casos se ha relacionado la aparición de aftas recurrentes con la radioterapia y con la utilización de algunos medicamentos, como nicorandil (vasodilatador coronario), antineoplásicos (doxorrubicina, mercaptopurina y bleomicina, entre otros), fenobarbital, primidona, fenitoína, penicilamina, metotrexato, ciclosporina, sales de oro, bloqueantes beta, captopril, verapamilo, diltiazem, analgésicos opioides AINE (indometacina, ibuprofeno, piroxicam), y antibioticos de amplio espectro, entre otros.

 

  1. PACIENTES CON AFTAS BUCALES QUE DEBEN DERIVARSE AL MÉDICO
  • Duración y frecuencia del afta bucal: Si duran más de dos semanas o se tienen más de 3 epi- sodios al año.
  • Indicadores de alarma:

- Cuando las aftas son grandes (mayores de un centímetro de diámetro).

- Si son tan dolorosas que no permiten comer.

- Si se asocian a fiebre, diarrea, dolor de cabeza, erupciones en la piel, masas en el cue- llo o en la ingle, movilidad dentaria sin explicación, obstrucción nasal.

- Se sospecha relación con la utilización de algún medicamento.

 

  1. RECOMENDACIONES PARA EL TRATAMIENTO DE LAS AFTAS BUCALES Tratamiento no farmacológico

Informar de que las aftas bucales no son contagiosas y desaparecen normalmente sin trata- miento en una o dos semanas, aunque algunas medidas pueden ayudar a una recuperación más rápida y a evitar complicaciones. En este sentido se deber aconsejar al paciente sobre la importancia de:

  • Evitar alimentos calientes o muy condimentados.
  • Mantener una adecuada higiene oral (cepillado de dientes después de cada comida y utiliza- ción diaria del hilo dental), en especial mientras duren las aftas para evitar sobreinfecciones.
  • Utilizar un cepillo de dientes suave y de tamaño adecuado para evitar golpes.
  • Visitar al dentista una vez al año, como norma general.

 

Tratamiento farmacológico

  • Enjuagues bucales: Tras el cepillado de dientes, realizar enjuagues bucales de agua con sal o clorhexidina sin alcohol. La clorhexidina puede reducir la severidad y el dolor de la ulce- ración.
  • Para aliviar el dolor puede recomendarse:

- La aplicación sobre la úlcera de una solución de agua oxigenada rebajada a la mitad con agua.

- Si no cumple criterios para remitir al médico y el paciente refiere dolor a pesar de las

medidas anteriores, puede recomendarse paracetamol.

 

RECUERDE            ➤ ➤ ➤ ➤ ➤

  • Las aftas bucales son ulceraciones muy dolorosas que no suelen tener complicaciones asociadas ni durar más de dos semanas.
  • En otros casos, las aftas bucales pueden ser producidas por una amplia variedad de alteraciones sistémicas que requieren de la identificación y tratamiento por el médico.
  • El tratamiento local con antisépticos bucales y analgésicos, junto a medidas dietéticas ayudan a sobrellevar este problema de salud.

 

  1. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Y RECOMENDADA
  • Porter S; Scully C. Oral health. Aphtous ulcers (recurrent). BMJ Clinical Evidence. IN:

http://www.clinicalevidence.com/ceweb/conditions/orh/1303/1303.jsp. [Día de acceso:

25-6-2007].

  • Toche P P, Salinas L J, Guzmán M MA, Afani S A, Jadue A N. Recurrent oral ulcer: clinical cha- racteristic and differential diagnosis. Rev Chilena Infectol. 2007; 24: 215-9.
  • Field EA, Allan RB. Review article: oral ulceration--aetiopathogenesis, clinical diagnosis and management in the gastrointestinal clinic. Aliment Pharmacol Ther. 2003; 18: 949-62.
  • Boulinguez S, Reix S, Bedane C, Debrock C, Bouyssou-Gauthier ML, Sparsa A, et al. Role of drug exposure in aphthous ulcers: a case-control study. Br J Dermatol. 2000; 143: 1261–5.
  • Scully C, Felix DH. Oral medicine- update for the dental practitioner. Aphthous and other com- mon ulcers. Br Dent J. 2005; 199: 259-64.
  • Boulinguez S., Reix S., Bedane C., Debrock M.L. Bouyssou-Gauthier, A. Sparsa, V. Le Brun, P. De Vencay, P. Bernard and J.M. Bonnetblanc. Role of drug exposure in aphthous ulcers: a case–control study. Department of Dermatology and Institute of Epidemiology and Tropical Neurology, University Hospital Dupuytren.
  • National Cleraing House. University of Texas at Austin, School of Nursing, Family Nurse Prac- titioner Program. Recommendations for the diagnosis and management of recurrent aphthous stomatitis. Austin (TX): University of Texas at Austin, School of Nursing; 2003 May. 12 p.
  • Gómez J, Álvarez M. Lesiones en la boca. En: Espinás J. Guía de Actuación en Atención Pri- maria. 3ª ed. Barcelona: Ediciones semfyc; 2006. p101-5.
  • American Academy of Family Physicians. Aftas dolorosas: ¿Qué son y qué puede hacer con respecto a éstas?.1999 Disponible en: http://familydoctor.org/e087. [Día de acceso: 6 de febrero de 2007].

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz