Comparte esta noticia

Diarrea aguda

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 16:14

Protocolos de Indicación Farmacéutica y Criterios de Derivación al Médico en Síntomas Menores: (semFYC, Sefac, grupo de AF de la Universidad de Granada y Fundación Abbott: Diarrea aguda. Acceda al documento completo

 

  1. 1. CONCEPTO

Consiste en el cambio de las deposiciones intestinales con heces más blandas y frecuentes de lo habitual (para algunos tres o más deposiciones al día). La diarrea aguda suele ser un cuadro autolimitado que dura de uno a tres días. Se considera crónica cuando su duración es superior a las cuatro semanas y la causa más frecuente es el síndrome del intestino irritable. La diarrea aguda frecuentemente se asocia a otros síntomas como vómitos, dolor abdominal tipo “retor- tijón”, molestias en región anal, urgencia en evacuar y/o incontinencia fecal o fiebre.

La complicación más frecuente de la diarrea aguda es la deshidratación y el fallo renal, espe- cialmente en ancianos.

 

  1. CAUSAS MÁS FRECUENTES DE DIARREA
  • Gastroenteritis infecciosa: Las más frecuentes y, generalmente más leves, son las víricas, pero también pueden ser ocasionadas por bacterias (Campylobacter, Salmonella, Shigella, Escherichia coli, Yersinia, Vibrion colérico, entre otros) o parásitos (Giardia lambia, Entameba histolytica, entre otros). En niños, la principal causa es vírica y en la mayoría de los casos por Rotavirus.
  • Intoxicación alimentaria: Generalmente por la contaminación de tipo infeccioso del agua o de los alimentos, pero también puede ocurrir por intolerancia a alguno de sus elementos como la lactosa.
  • Patología digestiva: Aunque enfermedades del tubo digestivo (síndromes de malabsorción, enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedad celiaca, entre otras) suelen cursar con diarrea crónica, en algunos casos pueden ocasionar diarrea aguda, como en el caso de colon irritable, la diverticulitis o la impactación fecal (“pseudo-diarrea”).
  • Patologías a otro nivel: Cuadros como el hipertiroidismo o el síndrome carcinoide, pueden cursar con diarrea, pero ésta suele ser de tipo crónico.
  • Toma de medicamentos: Medicamentos de uso frecuente como antibióticos, digoxina, acar- bosa, metformina, teofilina o aminofilina, misoprostol, sales de hierro, orlistat, colchicina y an- tiinflamatorios producen diarrea con cierta frecuencia. Los laxantes y antiácidos que contienen magnesio también pueden producirla con relativa frecuencia.

 

  1. PACIENTES CON DIARREA QUE DEBEN DERIVARSE AL MÉDICO
  • Duración de la diarrea: Diarrea de más de cuatro semanas (diarrea crónica).
  • Indicadores de alarma (diarrea acompañada de):

 

– Fiebre superior a 38,5º C (38º C en niños pequeños).

– Heces contienen sangre, mucosidad, pus o son de color negro.

– Dolor abdominal que no mejora con la deposición.

– Síntomas o signos de deshidratación: Boca y lengua secas, somnolencia, disminución de la diuresis, entre otros.

– Presentación en varias personas del mismo cuadro y que hayan tomado alimentos co- munes.

– Viaje reciente a un país extranjero.

– Sospecha ante la utilización de un medicamento.

– Persistencia del cuadro, tras 3-4 días siguiendo las normas adecuadas (más de 2 días en caso de niños y antes si es un bebe) o antes si existe empeoramiento.

 

  1. RECOMENDACIONES PARA EL TRATAMIENTO DE LA DIARREA Tratamiento no farmacológico:
  • Medidas higiénicas generales: Para evitar un posible contagio, es necesario que todos los convivientes se laven con frecuencia las manos con agua y jabón (especialmente tras ir al baño y antes de las comidas) y se evite que los niños se lleven objetos a la boca.
  • Ingesta de líquidos: La reposición de líquidos es lo más importante del manejo agudo del pa- ciente con diarrea. Para evitar la deshidratación, se debe realizar una ingesta de abundantes líquidos (3 litros al día) siendo preferible tomarlo en pequeñas cantidades de forma frecuente. Se deben evitar las bebidas frías, las alcohólicas, el café, los refrescos y el agua con gas. La leche también puede prolongar la diarrea (diferente a lo que sucede con el yogurt).

– Solución de rehidratación oral hipo-sódicas: Un sobre disuelto en 1 litro de agua mineral o hervida.

– Limonada alcalina: A 1 litro de agua (mineral o hervida) se le adiciona el zumo de 2-3 limones, media cucharilla de sal, media cucharilla de bicarbonato y 2-4 cucharadas de azúcar.

  • Ingesta de alimentos. Es aconsejable no tomar alimentos sólidos hasta que las deposiciones sean menos de 3-4 al día, realizándose una reintroducción gradual en la que se debe co- menzar con pequeñas cantidades alimentos astringentes (sopa de arroz, puré de zanahorias, pescado blanco hervido o a la plancha, carne de ave sin piel cocida o a la planta, manzana asada (evitar la fruta cruda y las verduras).
  • Vómitos. En caso de presencia de vómitos, debe esperarse 30-60 minutos y probar toleran- cia con pequeños sorbos de agua azucarada.

 

Tratamiento farmacológico:

  • Antipiréticos: Paracetamol a las dosis habituales.
  • Los antibióticos, espasmolíticos, antieméticos o antidiarreicos se deben utilizar sólo en los casos en los que existe una prescripción médica.
  • Los derivados opiáceos como difenoxilato y loperamida están contraindicados en diarreas infecciosas.

 

RECUERDE            ➤ ➤ ➤ ➤ ➤

  • La gastroenteritis infecciosa afecta a la mayoría de la población a lo largo de la vida, siendo más frecuente en las edades infantiles.
  • Las medidas no farmacológicas son la base del tratamiento en aquellos casos no complicados.
  • El uso de medicamentos antiespasmódicos debe ser supervisado por un médico, debido al riesgo de aumentar las complicaciones.

 

  1. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Y RECOMENDADA
  • Bruyn G. Diarrhoea in adults (acute). Clin Evid 2006; 15: 1–3. Disponible en: http://www.cli- nicalevidence.com/ceweb/conditions/ind/0901/0901.jsp. [Día de acceso: 25-06-07]
  • Cano Martínez S. Diarrea crónica. Guías Clínicas 2002; 2 (1). Disponible en: http://www.fis- terra.com/guias2/diarrea.asp. [Día de acceso: 25-06-07].
  • Dalby-Payne J, Elliott E. Gastroenteritis in children. Disponible en: http://www.clinicalevi- dence.com/ceweb/conditions/chd/0314/0314.jsp. [Día de acceso: 25-6-07].
  • Lee. A. Gastroinentinal disoders. En: Adverse drug reactions. Pharmaceutical Press. 2001. pp 63.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz