Comparte esta noticia

Gastroenteritis

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 12:00

Manual de Práctica Farmacéutica. Universidad de Navarra: Gastroenteritis. Acceda al documento completo

 

CONCEPTOS GENERALES                                 

 

 

La gastroenteritis consiste en una infección y/o inflamación de la mucosa del estómago  y del intestino. Su principal síntoma suele ser una diarrea aguda, que puede acompañarse de otras manifestaciones clínicas (náuseas, vómitos, dolor abdominal, fiebre, etc.).

Suele ser de origen infeccioso y afecta con mayor frecuencia y gravedad a los niños.

 

Síntomas

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Molestias abdominales
  • Anorexia (Pérdida de apetito)
  • Fiebre en algunos casos

 

NOTA: Al presentar principalmente un cuadro de diarrea aguda, puede aplicarse a la gastroente- ritis lo comentado en el capítulo de Diarrea en lo que se refiere a: Tratamiento (Rehidratación, Dieta, Tratamiento farmacológico) y Actuación del farmacéutico (preguntas al paciente, protocolo).

 

Etiología

Puede estar causada por bacterias o sus toxinas, o por virus.

  • Bacterias: Salmonella, E. Coli, Shigella, Yersinia, Campylobacter.
  • Toxinas: Clostridium, Vibrio Cholerae, E. Coli.
  • Virus: Rotavirus (sobre todo en niños), Calicivirus, Adenovirus entéricos, Astrovirus. La vía de contagio suele ser fecal-oral.

 

Alimentos como fuente de contaminación

La mayor parte de las gastroenteritis tienen como origen una intoxicación alimentaria, o son transmitidas a través de los alimentos. Este es el caso de:

  • Alimentos preparados inapropiadamente
  • Alimentos insuficientemente cocinados
  • Platos recalentados
  • Pescados y mariscos
  • Leche sin pasteurizar.
  • Productos de pastelería
  • Salsas, mayonesas, crema.
  • Aguas fecales o incorrectamente tratadas.

 

TRATAMIENTO                                                    

 

El tratamiento consiste en el tratamiento sintomático evitando la deshidratación. Esto es impor- tante sobretodo en niños y ancianos, en los que hay un mayor riesgo de deshidratación.

  • Se utilizan las soluciones de rehidratación oral, acompañadas de una dieta apropiada.
  • También pueden utilizarse antieméticos (metoclopramida, domperidona) si las náuseas y vómi- tos dificultan la rehidratación.
  • Los inhibidores de la motilidad intestinal deben utilizarse con precaución y de forma restrictiva.
  • El tratamiento antibiótico no está indicado en la mayoría de casos.

 

Ver el apartado de “Tratamiento” (Rehidratación, Dieta, Tratamiento farmacológico) en el capí- tulo de Diarrea.

 

 

CONSEJOS GENERALES                                    

 

Medidas preventivas

  • Consumir alimentos que hayan sido tratados o manipulados higiénicamente: leche pasteuri- zada, carnes y pescados refrigerados o congelados, huevos frescos y limpios,…
  • Cocinar bien los alimentos. Evitar en lo posible carnes y pescados crudos.
  • Consumir los alimentos inmediatamente después de ser cocinados.
  • Guardar los alimentos cocinados por debajo de 7ºC o por encima de 60ºC. Evitar aquellos que hayan permanecido más de un día a temperatura ambiente.
  • Refrigerar y congelar los alimentos de forma individualizada.
  • En caso de recalentar los alimentos cocinados, hacer que se alcance una temperatura de 70ºC en toda la masa del alimento.
  • Evitar el contacto entre los alimentos crudos y cocinados.
  • Lavado de manos antes de preparar los alimentos, después de usar el baño, después de cam- biar pañales… SIEMPRE.
  • Mantener limpias todas las superficies de la cocina. Limpiar las tablas para cortar y los artí- culos usados para preparar los alimentos crudos antes de usarlos de nuevo.
  • Mantener los alimentos fuera del alcance de insectos, roedores, y otros animales.
  • Precaución con comidas elaboradas con salsas que contengan huevo.
  • Evitar los dulces, cremas, o helados elaborados artesanalmente y de los que no se sepa la procedencia de sus ingredientes ni el tiempo que llevan preparados.
  • Tener precaución con el agua empleada tanto para el consumo, como para la limpieza de ali- mentos y la higiene personal. Ante la duda, beber agua embotellada.

 

Más precaución en verano. En esta época, habrá que extremar todas las precauciones en la cocina y en el consumo de alimentos.

 

 

INTERVENCIÓN DEL FARMACÉUTICO              

 

Criterios de derivación

Los casos agudos que cursen con fiebre y otros signos o síntomas y con una duración supe- rior a 3 días, deberán ser evaluados por el médico.

Además, es recomendable derivar al paciente al médico en los siguientes casos:

  • Niños pequeños
  • Personas mayores de 60 años sometidas a tratamientos múltiples.
  • Embarazadas y enfermos crónicos con asma, úlcera péptica, diabetes, enfermedades cardio- vasculares, etc.
  • Pacientes con signos adicionales: sangre en heces, deshidratación (sequedad de las muco- sas, arrugas en la piel,…), pérdida marcada de peso, tensión abdominal o fiebre elevada.
  • Repetición frecuente del cuadro diarréico.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Grupo de trabajo del COF Bizkaia. Protocolos de atención farmacéutica:  Diarrea. Farmacia Profesional. Mayo 2001.
  • Tratamiento de la diarrea aguda. Gastroenteritis. Diarrea crónica. Criterios de derivación. The Pharmaceutical Letter. Lib. IV; nº 14, 15 septiembre 2002.
  • Protocolos de Correo Farmacéutico. Atención farmacéutica. Diarrea infantil. Correo

Farmacéutico, 16-22 junio 2003.

www.portalfarma.com

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz