Comparte esta noticia

Hemorroides

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 16:28

Protocolos de Indicación Farmacéutica y Criterios de Derivación al Médico en Síntomas Menores: (semFYC, Sefac, grupo de AF de la Universidad de Granada y Fundación Abbott: Hemorroides. Acceda al documento completo

 

  1. 1. CONCEPTO

Las hemorroides (dilatación de las venas del plexo hemorroidal) son venas situadas en el recto y en la región perianal, que al dilatarse se convierten en varicosidades (varices), las cuales pue- den originar distintos síntomas y molestias. Siendo el signo más común el sangrado ano-rectal (sangre roja por el ano), el cual se evidencia en forma de gotas en la taza del inodoro o man- chando el papel higiénico. Habitualmente, el sangrado es escaso, pero puede ser abundante.

 

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

En las hemorroides internas el sangrado no se acompaña de dolor. Las hemorroides externas si pueden producir prurito anal y dolor.

 

Las hemorroides es una patología muy frecuente. La mayoría de la gente puede tener, en algún momento de su vida, síntomas derivados de las hemorroides.

 

Complicaciones

Estas dilataciones se pueden protuir o trombosarse (causando dolor) o pueden ulcerarse (pro- duciendo sangrado). La trombosis puede resolverse espontáneamente, dejando secuelas como picor, "pesadez" o "quemazón".

  • Prolapso: Es una manifestación tardía. En ocasiones las hemorroides pueden descender desde el interior del ano, salir y tener dificultad para volver a su posición original. El prolapso genera un abultamiento en el ano, que se acompaña de intenso malestar y dolor. Esto puede dar lugar a secreción mucosa que provoca irritación anal secundaria, la que es definida por los pacientes como prurito, "pesadez", "quemazón".
  • Trombosis hemorroidal: Produce endurecimiento y aumento de la sensación de dolor del prolapso (abultamiento en el ano). Las hemorroides trombosadas se originan al ser estran- guladas por los músculos esfinterianos cuando están prolapsadas, produciéndose conges- tión sanguínea y trombosis. La hemorroide se vuelve dura, de color oscuro (negro) y no se puede reducir, formándose un edema en todo el territorio perianal, lo que produce dolor.
  • Picor y quemazón en el ámbito anal: Aparece cuando las hemorroides retornar a su po- sición habitual, especialmente a la hora de defecar o limpiarse el ano.

 

 

 

  1. CAUSAS MÁS FRECUENTES DE HEMORROIDES
  • Las causas más importantes en la aparición de hemorroides suelen ser el estreñimiento y los malos hábitos a la hora de defecar (permanecer mucho tiempo en la taza, hacer mucha presión).
  • Herencia: Existe un patrón familiar en la aparición de las hemorroides.
  • Factores anatómico-fisiológicos (mecánica postural).
  • El tipo de trabajo (estar muchas horas de pie o sentado, cargar mucho peso).
  • El estilo de vida: la obesidad y el sedentarismo pueden favorecer o empeorar los síntomas de las hemorroides.
  • La dieta: La mayor parte de los casos de estreñimiento son debidos a dieta pobre en fibra.
  • La diarrea: Debido al incremento de la presión anal que genera, también incrementa la inci- dencia de la clínica hemorroidal.
  • El embarazo y trabajo de parto: el aumento de la presión intraabdominal y la disminución u obstrucción del retorno venoso pueden producir hemorroides, que pueden desaparecer o no, tras el alumbramiento.
  • La trombosis de la vena porta y la cirrosis hepática, debido al aumento de la resistencia al re- torno venoso.

 

  1. PACIENTES CON HEMORROIDES QUE DEBEN DERIVARSE AL MÉDICO

 

➤ ➤ ➤ ➤ ➤

En general, los pacientes que presenten, además de hemorroides, otros síntomas no característicos se deben derivar al médico para que excluya otros problemas de salud más graves.

 

  • Duración de los síntomas: Sangrado prolongado, acompañado de síntomas como palidez y mareo. Si el sangrado es lo suficientemente prolongado puede producir anemia crónica (ane- mia secundaria).
  • Indicadores de alarma:

- El sangrado rectal puede ser el signo inicial de una patología grave del colon y recto. (diverticulitis, fisura, colitis ulcerosa, colitis infecciosa entero-hemorrágica, carcinoma ano-rectal, pólipos, malformaciones arteriovenosas, fístula ano-rectal, úlcera crónica solitaria). Ante un paciente sin antecedentes de hemorroides diagnosticadas que pre- sente sangrado rectal, sobre todo si es mayor de 50 años, se deberá recomendar acu- dir al médico.

 

 

 

- Las hemorroides acompañadas de un prolapso importante, pueden requerir de inter- vención quirúrgica.

- La trombosis hemorroidal es una complicación de las hemorroides que precisa de ci- rugía urgente para su resolución (bulto prolapsado, duro y acompañado de intenso dolor).

- La intensidad de los síntomas, así como su repetición obligará a valorar la necesidad de cirugía para la solución del problema.

 

  1. RECOMENDACIONES PARA EL TRATAMIENTO DE LAS HEMORROIDES Durante las crisis:
  • Tratamiento no farmacológico

- Baños de agua tibia-fresca (3-4 al día), durante 10-15 minutos.

- Bolsas con hielo.

 

  • Tratamiento farmacológico

- Cremas antihemorroidales, durante un tiempo limitado (no más de 5-7 días ya que su uso prolongado puede dar lugar a complicaciones). La combinación de emolientes con esteroides tópicos de baja potencia alivia los síntomas del paciente.

- Analgésicos (paracetamol o ibuprofeno).

 

En la defecación:

  • Tratamiento no farmacológico

- No reprimir el deseo de ir al baño.

- Procurar realizar una deposición al día, evitando situaciones que puedan causar dia- rrea.

- Evitar estar demasiado tiempo en el baño (evitar los esfuerzos).

- Si las hemorroides se prolapsan (se salen del ano), lo mejor es intentar devolverlas a su posición habitual haciendo una leve presión con el dedo.

- Utilizar toallitas húmedas o hacer baños de agua tibia tras la deposición, para la lim- pieza.

 

Para prevenir que vuelvan a molestar, es necesario un cambio en los hábitos de alimentación. Es fundamental evitar el estreñimiento:

- Aumentar la cantidad de fibra en las comidas (frutas frescas, verduras, pan, cereales, entre otros).

 

 

 

- Beber líquidos: Entre 2 y 3 litros al día (zumos, sopas, evitar alcohol), excepto en casos de pacientes con restricciones hídricas (insuficiencia cardiaca, renal o hepática).

- Realizar ejercicio diariamente. Caminar, correr, nadar u otro tipo de ejercicio aeróbico, unos 30 minutos, idealmente todos los días.

 

RECUERDE            ➤ ➤ ➤ ➤ ➤

  • El sangrado rectal siempre necesita un diagnóstico de certeza. Precaución en los mayores de 50 años.
  • Los cuidados locales y el empleo de cremas hemorroidales durante cortos periodos de tiempo (5-7 días) solucionan la inmensa mayoría de los casos leves que aparecen.
  • En general, los estudios realizados con fibra muestran benéficos en el alivio de los síntomas y hemorragias, cuando se utiliza en el tratamiento sintomático de las

hemorroides.

 

  1. BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA Y RECOMENDADA
  • American Society of Colon and Rectal Surgeons. Practice parameters for the treatment of hemorrhoids. Arlington Heights (IL): American Society of Colon and Rectal Surgeons; 1993.

4 p.

  • Cataldo P, Ellis CN, Gregorcyk S, Hyman N, Buie WD, Church J, et al. Practice parameters for the management of hemorrhoids (revised). Dis Colon Rectum. 2005; 48: 189-94.
  • Alonso-Coello P, Mills E, Heels-Ansdell D, López-Yarto M, Zhou Q, Johanson JF, et al. Fiber for the treatment of hemorrhoids complications: a systematic review and meta-analysis. Am J Gastroenterol. 2006; 101: 181-8.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz