Comparte esta noticia

Hipercolesterolemia

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 12:07

Manual de Práctica Farmacéutica. Universidad de Navarra: Hipercolesterolemia. Acceda al documento completo

 

 

CONCEPTOS GENERALES                                  

 

Se considera Hipercolesterolemia al trastorno metabólico en el que los niveles de colesterol- total (tanto unido a LDL como a HDL) se sitúan por encima de los valores ideales (ver Tabla 1: “Niveles de referencia de lípidos y proteínas plasmáticas”).

Este trastorno es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular modificables.

Los niveles de colesterol son el resultado de factores hereditarios y ambientales, incluídos dieta y estrés. También pueden  ser modificados por ciertos fármacos (ACTH, esteroides anabólicos, bloqueantes b-adrenérgicos, corticosteroides,  epinefrina, anticonceptivos orales, fenitoína, sulfo- namidas, diuréticos tiazídicos, vitamina-D…).

El aporte diario de colesterol procede de 2 fuentes diferentes:

  • Dieta: El organismo humano necesita un aporte diario de 300 mg de colesterol en la dieta

(equivalente a 1 yema de huevo).

  • Células: También las células aportan colesterol al transformar el exceso de grasas de la ali- mentación.

 

Signos y síntomas. Diagnóstico

Los niveles altos de colesterol, no dan ningún síntoma que nos haga sospechar de su existen- cia. Su manifestación más frecuente, una vez elevado, es la arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) que puede manifestarse de muy diversas formas:

  • Trombosis
  • Angina de pecho
  • Infarto agudo de miocardio
  • Ictus
  • Hipertensión
  • Síndrome de claudicación intermitente.

El diagnóstico consiste en realizar un análisis lipídico de una muestra de sangre y comparar

 

los resultados del análisis con los niveles de referencia (ver Tabla 1: “Niveles de referencia de lípi- dos y proteínas plasmáticas”).

 

Tabla 1. Niveles de referencia de lípidos y proteínas plasmáticas

(Sociedad Española de Cardiología).

 

TRATAMIENTO                                                    

 

El tratamiento está orientado a reducir los niveles de colesterol mediante:

  1. Tratamiento no farmacológico
  • Dieta
  • Hábitos saludables y Ejercicio físico
  1. Tratamiento farmacológico hipocolesterolemiante

En primer lugar, hay que controlar la dieta y el estilo de vida, recurriendo a la medicación cuando la intervención dietética sea insuficiente para controlar las cifras elevadas.

 

 

TRATAMIENTO NO FARMACOLÓGICO

 

Dieta

La dieta debe ser basada en frutas, verduras y pescados, y deben evitarse los alimentos ricos en grasas saturadas como: bollería, leche entera y derivados, mantequilla, aceites  de coco y palma, embutidos, chocolates, pasteles y carnes rojas.

Dieta aconsejada

  • Frutas, hortalizas y verduras.
  • Legumbres (sin añadir ingredientes grasos como chorizo, tocino…).
  • Aceite de oliva, girasol y maíz.
  • Pescados azules (sardina, salmón, atún) o blancos.
  • Carnes sin grasa (pollo, pavo…). Reducir el consumo de carne en general.
  • Alimentos integrales: pan, pasta italiana, arroz, cereales.
  • Clara de huevo.
  • Lácteos desnatados (leche, yogures…).
  • Frutos secos (especialmente nueces y avellanas).
  • Alimentos naturales.
  • Técnicas culinarias recomendadas: vapor, hervido, escalfado, horno, plancha, parrilla, papillote.
  • Condimentos suaves: cebolla, ajo, laurel, tomillo, perejil, orégano…

 

Otras prácticas aconsejadas

  • Retirar la grasa de la carne (ternera, buey, cordero, pollo) antes de cocinarla.
  • Eliminar la capa superior de grasa de caldos y guisos una vez enfriado el producto.

 

Evitar o reducir

  • Carnes grasas y charcutería en general.
  • Yemas de huevo. No coma más de 3 yemas a la semana.
  • Vísceras (sesos, hígado, riñones…).
  • Platos precocinados (canelones, lasagna, guisos, pizzas…).
  • Alimentos desecados de comida rápida (sopas de sobre, espaguetis, purés, y cremas).
  • Aperitivos grasos (patatas fritas, croquetas, empanadillas, fritos, snacks…).
  • Pastelería y bollería comercial.
  • Productos preparados en general. Pueden contener grasas no visibles. Si en su etiqueta pone que contiene “grasas vegetales comestibles”; suelen ser de coco o de palma (perjudiciales).
  • Consumo de calorías: no debe ser alto, ya que también podría aumentar el nivel de colesterol.
  • Sal: moderar su consumo (para prevenir el desarrollo de hipertensión).
  • Técnicas culinarias: frituras, rebozados, empanados, rehogados, estofados, guisos.

 

Hábitos recomendados

  • Se aconseja hacer análisis de sangre antes de los 35 años en hombres, y antes de los 45 en mujeres. Si en su familia se dan estos niveles altos, hágase un análisis de sangre. (La herencia es un factor predisponente a tener unos niveles de colesterol elevados).
  • Se recomienda practicar ejercicio físico regularmente. Por ejemplo: correr, andar, saltar, patinar, esquiar… durante más de 30 minutos y más de 3 días a la semana. Hágalo de forma regular y progresiva. No realice ejercicios más intensos sin estar entrenado o sin consejo médico. Consulte acerca del ejercicio más adecuado en su caso.
  • Reduzca el consumo de alcohol.
  • Suprima el consumo de tabaco.
  • Controle su presión arterial.
  • Controle su peso. Si tiene sobrepeso, siga una dieta adecuada para llegar al peso adecuado. Si tomando las anteriores medidas higiénico-dietéticas el colesterol sigue elevado, se recurre a

los medicamentos indicados en este caso.

Debe ser el médico quien diagnostique la Hipercolesterolemia  y prescriba el tratamiento adecuado.

 

 

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

 

Los medicamentos indicados en esta enfermedad, son:

  • Estatinas (Inhibidores de la Hidroximetilglutaril-coA reductasa)
  • Fibratos (Derivados del ácido clofíbrico)
  • Adsorbentes del colesterol (Resinas de intercambio iónico)
  • Derivados del ácido nicotínico
  • Combinaciones de hipolipemiantes
  • Otros medicamentos

 

Se consideran tratamiento de primera línea los siguientes grupos de medicamentos:

  • Estatinas
  • Resinas de intercambio
  • Ácido nicotínico

De ellos, las estatinas son las de elección, por su alta potencia  hipolipemiante  y su baja incidencia de reacciones adversas. Las Resinas y el Ácido nicotínico son, en general, mal tole- rados.

 

  1. ESTANINAS (de elección)

 

Principios activos. Especialidades Farmacéuticas

  • Atorvastatina (Cardyl®, Prevencor®, Zarator®)
  • Fluvastatina (Digaril®, Lescol®, Lymetel®, Vaditon®)
  • Lovastatina (Aterkey®, Colesvir®, Lipofren®, Liposcler®,  Lovastatina EFG, Mevacor®, Mevasterol®, Nergadan®, Taucor®)
  • Pravastatina (Bristacol®, Lipemol®, Liplat®, Prareduct®, Pravastatina EFG)
  • Simvastatina (Arudel®, Belmalip®, Colemin®, Glutasey®, Histop®, Lipociden®, Pantok®, Simvastatina EFG, Zocor®)

 

Acción: producen una reducción rápida e intensa del colesterol y LDL, un descenso moderado de triglicéridos, y ligero ascenso de HDL.

Efectos secundarios posibles: aumento de transaminasas séricas, miositis. Consejos al paciente sobre Estatinas

  • Lovastatina: debe administrarse en 1 única dosis nocturna con alimento para aumentar su

absorción.

  • Simvastatina: puede ser causa de cólicos abdominales, náuseas, flatulencia y cefaleas.
  • Pravastatina: igual eficacia administrada en 1 sola dosis nocturna, que en 2 fracciones.
  • Generalmente se toman 1 vez/día, con o sin alimentos, preferentemente por la noche a la hora de acostarse con un vaso de agua (ver cada caso).
  • Realizar controles de la función hepática cada 6-12 meses (ya que pueden producir aumento de transaminasas séricas). El uso de estos medicamentos está contraindicado con enferme- dad hepática activa, y con el consumo de bebidas alcohólicas porque aumenta el riesgo de daño hepático.
  • Estos medicamentos no deben ser utilizados si está embarazada o en edad fértil, debien- do tomar, en este último caso, medidas anticonceptivas eficaces mientras está en trata- miento.
  • Avisar al médico si presenta síntomas musculares como dolor, debilidad, o calambres mus- culares (por la posibilidad de aparición de miositis).

 

  1. FIBRATOS O DERIVADOS DEL ÁCIDO CLOFÍBRICO

 

Principios activos. Especialidades Farmacéuticas

  • Bezafibrato (Difaterol®, Eulitop®, Reducterol®)
  • Binifibrato
  • Fenofibrato (Liparison®, Secalip®)
  • Gemfibrozilo (Decrelip®, Gemfibrozilo EFG, Lopid®, Pilder®, Trialmin®)

 

Acción: reducen fundamentalmente los niveles de triglicéridos. La acción sobre el colesterol  y

LDL es mucho menor, y variable según el fármaco.

 

  1. RESINAS DE INTERCAMBIO IÓNICO

 

  • Colestiramina (Lismol®)
  • Colestipol (Colestid®)
  • Detaxtrano (Dexide®)

Acción: actúan selectivamente captando el colesterol de los ácidos biliares en el tracto intestinal. Consejo: aumentar el contenido de fibra en las comidas para contrarrestar la tendencia al estre-

ñimiento.

 

Efectos secundarios posibles: tienen mala tolerancia digestiva, en general.

 

  1. DERIVADOS DEL ÁCIDO NICOTÍNICO

 

Principio activo

  • Pirifibrato

 

Consejo: administrar con comidas.

 

Efectos secundarios posibles: alta incidencia de efectos adversos.

 

  1. COMBINACIONES DE HIPOLIPEMIANTES

 

En caso de falta de respuesta ante los anteriores tratamientos. La combinación más frecuente es la de resinas de intercambio  y Estatinas.

 

  1. OTROS MEDICAMENTOS

 

- Heparinoides:  Sulodexida, ácido xilanpolisulfúrico

- Pantetina

- Sultosilato  de piperazina

- Ácidos grasos poliinsaturados: Aceites de pescado  (atún, salmón, sardina, caballa, y pes- cados grasos en general).

 

INTERVENCIÓN DEL FARMACÉUTICO              

 

  • Informar al paciente sobre su enfermedad.
  • Aconsejar sobre hábitos saludables y nocivos, dieta… (ver “Dieta” y “Hábitos” en el apartado de “Tratamiento no farmacológico”).
  • Informar al paciente acerca de los medicamentos que toma para reducir sus niveles de coles- terol (dar información verbal o escrita):

- finalidad de uso

- cómo tomarlo

- cómo actuar en caso de olvido de la dosis

- cómo utilizar en caso de situación fisiológica especial o en administración junto a otros medicamentos o con otras patologías agudas y crónicas referidas por el paciente

  • Resolver otras dudas o problemas relacionados con estos medicamentos.
  • Comprobar la compatibilidad de su tratamiento con otros tratamientos, enfermedades, aler- gias, hábitos o un estado fisiológico especial como embarazo o lactancia.
  • Derivar al médico cuando sea necesario.

 

El farmacéutico debe saber que…

  • Si fuera necesario ajustar dosis, debe hacerse a intervalos no inferiores a 4 semanas.
  • En el embarazo se suele dar un nivel de colesterol elevado; habrá que esperar hasta después de la lactancia para valorar los resultados.
  • La extirpación de los ovarios puede incrementar los niveles de colesterol.
  • Estatinas:

- Aconsejar los controles analíticos hepáticos por la posible elevación asintomática de enzi- mas hepáticos (GOT;GPT)  y de la CPK.

- En caso de debilidad muscular, dolores y/o calambres se puede sospechar de miositis (se han descrito casos graves en pacientes que tomaban Gemfibrozilo  y Ciclosporina,  o con alteraciones en la función hepática).

  • Ciertos medicamentos pueden incrementar la cantidad de colesterol:

- ACTH

- Esteroides anabólicos

- Agentes bloqueantes beta adrenérgicos

- Corticoesteroides

- Epinefrina

- Anticonceptivos orales

- Fenitoína

- Sulfonamidas

- Diuréticos tiazídicos

- Vitamina D

 

Preguntas a realizar

  • ¿Para quién es el medicamento?: Asegurarse de que la información acerca del medicamento llega a su destinatario final.
  • ¿Es la primera vez que lo toma?: Ofrecerle la información necesaria en cada caso.
  • ¿Sabe para qué se utiliza?
  • ¿Sabe cómo tomarlo?: Informar sobre la posología.
  • ¿Toma otros medicamentos?
  • ¿Tiene alguna otra enfermedad?
  • ¿Tiene alergias?
  • ¿El paciente conoce su enfermedad?

 

Consejos al paciente en tratamiento

Generales

  • Advierta siempre a su médico o farmacéutico de los medicamentos que toma.
  • El uso de este medicamento debe realizarse junto con ejercicio físico y medidas dietéticas

(reducir consumo de colesterol y grasas saturadas).

  • Si olvida una dosis, debe tomarla cuanto antes, u omitirla si la próxima toma está cerca. Nunca tome el doble.
  • No interrumpa el tratamiento sin el consentimiento de su médico.
  • No modifique la dosis que le han prescrito y siga con rigor las recomendaciones dietéticas de su médico. La dieta debe mantenerse incluso estando en tratamiento.

Específicos

  • Según el tratamiento prescrito en cada caso.

 

 

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN HIPERCOLESTEROLEMIA                                   

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Azanza JR. Farmacología Clínica para profesionales de la salud.  Eunate. Pamplona,

2000.

  • Dieta hipercolesterolemia. Panorama Actual del Medicamento, 1999; 23 (225); 536-537.
  • Hipercolesterolemia. Panorama Actual del Medicamento, Marzo 2001; 25 (241); 159-176.
  • Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. Guía práctica de Atención Farmacéutica en “Dispensación activa en Estatinas”. Plan Estratégico para el desarrollo de la Atención Farmacéutica.
  • Catálogo de Especialidades Farmacéuticas del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, 2004.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz