Comparte esta noticia

Pediculosis

DIARIOFARMA  |    23.02.2015 - 12:28

Manual de Práctica Farmacéutica. Universidad de Navarra: Pediculosis. Acceda al documento completo

 

 

CONCEPTOS GENERALES                                  

 

La pediculosis es una infestación cutánea producida por tres especies de ectoparásitos conocidos genéricamente como piojos,  y que produce complicaciones dermatológicas. Es muy frecuente entre la población infantil.

 

El piojo

El piojo es un artrópodo hematófago sin alas, de forma alargada y de unos 2-4 milímetros de longitud. Es claro cuando incuba y rojizo al alimentarse con sangre humana. La saliva que segrega tras picar causa hipersensibilidad dérmica e intensos picores, y el rascado subsecuente erosiona la piel y llega a causar infecciones bacterianas secundarias con sarpullidos, costras y supuraciones.

Existen dos especies, el pediculus humanus (que a su vez se divide en el piojo de la cabeza o capitis y el del cuerpo o corporis) y el pthirus pubis o ladilla, más pequeño y localizado en el vello genital.

Los piojos suelen acceder primero a la zona retroauricular (detrás de las orejas) y colonizan desde allí el resto de la cabeza. La hembra fecundada coloca sus huevos o liendres por separado, que se adhieren junto a la raíz del pelo (generalmente en las zonas de la nuca y retroauricular) gracias a una sustancia pegajosa y muy resistente.

Los piojos no vuelan ni saltan, pero pueden arrastrarse y pasearse por muebles y objetos personales. Un individuo contraerá la enfermedad por acercamiento directo con la cabeza de otra persona que tenga piojos. También puede transmitirse, si bien es menos frecuente, por el intercambio de gorros, peines u otros objetos de pelo con personas afectadas, y aún más raro, aunque posible, es el contagio por contacto con sábanas o muebles infestados, donde los piojos pueden sobrevivir varias horas.

 

 

Epidemiología

Cada comienzo de curso escolar va inequívocamente asociado con la presencia de piojos, sobre todo en colectivos infantiles, constituyendo una verdadera plaga. Se acumulan entre septiembre y octubre un 43% del total de los casos, decreciendo en los meses siguientes para incrementarse de nuevo en los meses de febrero y marzo.

El que sean los niños en edad escolar el grupo más afectado se debe a que los piojos encuentran en ellos el mecanismo de transmisión más favorable. Entre los 5 y 12 años se haya el grupo de edad más frecuentemente afectado.

La población femenina presenta índices de infestación más elevados que los niños, especialmente las niñas de 1 a 6 años. Esta diferencia no parece explicable simplemente por la mayor longitud del cabello, por lo que es muy probable que exista algún tipo de susceptibilidad de carácter fisiológico.

Tradicionalmente  estaban asociados con áreas de bajo nivel socioeconómico, sin embargo se constata que en la actualidad la infestación por piojos es un problema ampliamente distribuido en todas las clases sociales.

 

Signos y síntomas. Diagnóstico

Los síntomas más frecuentes son el picor en la nuca, detrás de las orejas y en la parte superior de la espalda. También pueden encontrarse los parásitos adultos en el cabello. El intenso rascado de la zona produce heridas que luego pueden sobreinfectarse y supurar.

Además, la piel aumenta su grosor  y cambia de color debido al rascado continuo. Con frecuencia se pueden observar “ganglios” en el cuero cabelludo, que son consecuencia de la inflamación producida por la infestación.

 

Reconocimiento de la infestación 

El piojo de la cabeza suele ser reconocido mediante un cepillado con un peine milpúas y posterior colocación de este sobre una superficie blanca.

Los piojos se observan como pequeñas motas de color rosa o marrón. Las liendres, por otro lado, se diferencian de la caspa en que quedan pegadas al pelo y producen un chasquido cuando se aplastan entre las uñas y una superficie dura.

 

 

 

TRATAMIENTO                                                    

 

PROFILAXIS

 

Para evitar infestaciones, es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Lavado frecuente del cabello, manos y uñas.
  • Aclarar el cabello con agua y vinagre (2:1) y pasar la liendrera para eliminar posibles piojos. El vinagre mantiene el pelo resbaladizo e impide que las liendres se adhieran.
  • Inspección periódica del cabello (una vez por semana) y peinado regular.
  • No emplear champús antipiojos como método preventivo porque pueden favorecer la aparición de resistencias.
  • Avisar al colegio o guardería en caso de detectar una infestación.
  • No intercambiar peines, gorros, toallas u otras prendas de riesgo con otras personas.
  • Las ropas hay que lavarlas en agua caliente y plancharlas con vapor, sin olvidar toallas, almohadas y otras prendas que haya utilizado el contagiado. Si los objetos se puedan mojar, sumergirlos en vinagre puro unos 15 minutos, y si no pueden mojarse (por ejemplo cascos), meterlos en bolsas de plástico cerradas herméticamente durante un mínimo de 48 horas
  • Realizar educación sanitaria para que los niños colaboren en mantener los piojos a raya.

 

TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO

 

Reaccionar con premura ante una pediculosis es esencial para evitar que los parásitos se extiendan a otras personas. Los pacientes recurren a menudo a la automedicación, salvo cuando surgen complicaciones, por lo que el farmacéutico es el único facultativo con quien tienen contacto. De ahí la importancia de su papel.

 

PERMETRINA (Primera elección)

 

Especiliadades Farmacéuticas: Permetrina 1,5%® (champú, gel-loción, crema, solución alcohólica), Permetrina 5% crema®, Sarcop 5% crema®.

 

Composición: Derivado de las permetrinas naturales.

 

Mecanismo de acción: Actúa sobre el sistema nervioso del insecto produciendo en primer lugar una fase de agitación seguida de una parálisis general.

 

Forma de utilización: Se emplea al 1% pudiendo asociarse al butóxido de piperonilo a concentraciones del 1,65% al 4% para potenciar de 2 a 12 veces la acción de la permetrina en el caso de los piojos de la cabeza.

 

Contraindicaciones:

  • Toxicidad nula frente al hombre, pero su capacidad alergénica es destacable en comparación con otros plaguicidas.
  • En niños menores de 2 años se debe realizar el tratamiento bajo vigilancia médica.
  • Parece seguro en embarazadas y es el tratamiento de elección en la lactancia, aunque no se sabe si se excreta en la leche materna.

 

Efectos secundarios: Puede aumentar el enrojecimiento, la inflamación, el ardor y las erupciones del cuero cabelludo, que con frecuencia acompañan a la propia infestación.

 

MALATIÓN (Tratamiento alternativo)

Especialidades Farmacéuticas: Filvit loción antiparasitario®, Para Plus spray antiparasitario®. Forma de utilización: Se utiliza en lociones al 0.5% en casos de resistencia o alergia a la per-

metrina. Hay que tener en cuenta que el cloro del agua de las piscinas lo inactiva, por lo que una

vez aplicada la loción hay que esperar al menos 72 horas antes de bañarse en ellas.

 

Precauciones: Evitar el contacto con las mucosas (respiratorias, digestivas y conjuntivales) por su efecto irritante  y posible absorción. Si se observa una dermatosis por rascado, remitir el paciente al médico, debido al riesgo de infecciones bacterianas secundarias.

 

Contraindicaciones: No recomendado en pacientes menores de 2 años.

 

Efectos secundarios: En tratamientos prolongados, irritaciones en la piel. En uso tópico, liberación de compuestos sulfidrilos malolientes en su hidrólisis.

 

FITOTERAPIA

Las esencias del árbol del té o de lavanda, la citronella o el geranio son productos de fitoterapia que se recomiendan, por su efecto repelente, para combatir los piojos.

No existen ensayos sobre toxicidad de estos productos, de tal forma que si son realmente eficaces no está contrastado,  y si no lo son no tiene sentido recomendarlos.

 

PRODUCTOS COMERCIALIZADOS

La mayoría de los preparados comerciales pediculicidas son productos de parafarmacia. Sólo Yacutin emulsión® (lindano 0,3% y benzoato de bencilo 3%) está registrado como especialidad farmacéutica publicitaria (EFP).

Aunque existen algunas otras especialidades farmacéuticas potencialmente útiles como pediculicidas, están sometidas a prescripción médica ya que se emplean selectivamente frente a la sarna.

 

PRODUCTOS EN DESUSO

Productos como el lindano, el DDT, y el carbaril han sido utilizados en el tratamiento de la pediculosis, aunque hoy por hoy están en desuso.

 

 

 

USO DE PEDICULICIDAS

 

Para aplicar las lociones, sprays, champúes o cremas pediculicidas hay que seguir ciertas pautas de actuación.

 

Loción

Es la forma de elección al estar más tiempo en contacto con el cuero cabelludo. El grado de penetración en huevos es superior por lo que tiene un mayor poder ovicida.

En el caso de lociones alcohólicas, restringir su uso en asmáticos debido al riesgo de desencadenar una crisis.

Algunas recomendaciones para su uso son las siguientes:

  • No lavar el cabello antes de aplicar la loción, ya que al hacerlo se elimina la grasa y con ella la capacidad de fijación del producto.
  • Aplicar por todo el cabello seco, principalmente en la nuca y detrás de las orejas.
  • Cubrir la cabeza con un gorro de plástico (no usar toallas porque absorberían el producto) y dejar actuar durante 6-8 horas.
  • Lavar la cabeza, preferentemente con un champú antiparasitario para completar la acción de la loción. Si se emplea dicho champú habrá que dejarlo que actúe durante unos minutos antes de aclarar.
  • Quitar el jabón con abundante agua y como aclarado final usar una solución de vinagre diluido con agua (proporción 1:2) para que las liendres se despeguen más fácilmente.
  • Secar el cabello al aire debido a que el calor de los secadores restaría poder residual a los pediculicidas.
  • Peinar el cabello con un peine milpúas (liendrera) para eliminar los piojos muertos y las liendres.
  • Si se observa una reinfestación repetir el tratamiento pasados 7 días.

 

Champú

Aplicar como un champú normal insistiendo en la nuca y detrás de las orejas, dejarlo actuar durante unos 10 minutos antes de aclararlo.

 

Crema

  • Lavar la cabeza con el champú habitual y secarla con una toalla.
  • Aplicar la crema y esperar 10 min. antes de enjuagar con agua.
  • Secar el cabello al aire libre.
  • Repetir el tratamiento, si fuera necesario, al cabo de una semana.

 

Liendreras

Estos peines con púas muy juntas se incluyen junto a numerosos productos para aumentar la efectividad del tratamiento químico, aunque también se pueden comprar por separado.

Deben utilizarse durante 5-10 minutos y cepillando repetidamente desde el cuero cabelludo hacia abajo, mechón a mechón.

Algunas corrientes recomiendan emplearlos como método único, ya que los tratamientos químicos son excesivamente agresivos para los niños, resultan más caros y cada vez se da un mayor número de resistencias. El tratamiento consistiría en peinar el cabello cada tres días durante la incubación para matar los piojos, aunque no parece la solución más adecuada como primera y única forma de tratamiento contra la pediculosis.

 

 

 

INTERVENCIÓN DEL FARMACÉUTICO              

 

  • Informar sobre las medidas preventivas.
  • Informar sobre el tratamiento más adecuado acompañado de los consejos de aplicación necesarios.
  • Valorar la remisión del paciente al médico (ver: “Casos de remisión al médico” y “Protocolo de actuación”).

 

Información adicional acerca de los piojos

  • No es cierto que los piojos se den sólo entre personas de bajo nivel social y mala higiene. Estos parásitos son altamente contagiosos y pueden afectar a cualquiera.
  • Los piojos prefieren los niños de 4-5 años, las mujeres a los hombres y el pelo largo antes que el corto.
  • Los piojos de la cabeza no transmiten otras enfermedades y raramente provocan dolor. Las molestias propias de la pediculosis son picor y pérdida de sueño.
  • Es difícil saber si se dan más piojos actualmente que hace unos años. Aunque han aumentado las resistencias, la mejor atención sanitaria puede explicar el incremento de casos detectados.
  • Los champús específicos pueden colaborar a que la reinfestación sea más difícil pero son insuficientes como tratamiento.
  • Los contagios suelen darse más en otoño y primavera pero, en general, aparecen por pequeños brotes que no tienen que coincidir exactamente de un año a otro.
  • A mayor dosis de pediculicida, mayor toxicidad, y en esta ecuación hay que intentar encontrar el equilibrio efectivo.
  • Son pacientes de riesgo aquéllos que presenten eccemas, erosiones o heridas post-quirúrgicas, así como niños con enfermedades neurológicas o con alguna inmunodeficiencia. En cuanto al riesgo de contagio, se puede dar más entre los niños que pasen más tiempo cerrados con otros niños, como los que comen en el colegio o los que viven en centros de acogida.
  • Nunca se puede tener la seguridad de que el tratamiento ha finalizado, ya que siempre es posible que se produzca un nuevo rebrote.

 

Consejos generales al paciente

  • No aplicar secador, puesto que anula la loción.
  • Las lociones hidroalcohólicas pueden provocar escozor si existen lesiones por rascado o dermatosis. (No son muy aconsejables en niños muy pequeños y deben evitarse en asmáticos). Aconsejamos, en estos casos, el uso de champú.
  • La ropa, toallas, ropa de cama…, deben lavarse con agua caliente.
  • Los peines, adornos de pelo…, pueden sumergirse en loción durante 10 minutos.
  • Los artículos que no pueden calentarse, se desinfectan guardándolos en una bolsa de plástico hermética durante 15 días.
  • Los sofás y alfombras deben ser aspirados.
  • Los piojos prefieren el cabello limpio para alcanzar mejor el cuero cabelludo y alimentarse.
  • Cuanto más corto es el pelo, más fácilmente se alimentan y depositan más huevos.
  • Los piojos no tienen alas ni patas para saltar.
  • Solamente son parásitos humanos, no de perros.
  • El contagio es por contacto directo: intercambio de peines, adornos de pelo, toallas…
  • Aclarar el cabello con vinagre, no previene ni mata; ayuda a desprender la liendre.

 

 

 

Casos de remisión al médico

  • Remitir inmediatamente al médico especialista siempre que el afectado tenga menos de 2 años. Los productos pediculicidas son altamente tóxicos y él sabrá qué dosis deben recomendarse.
  • Si existen heridas en la cabeza (producidas por el rascado o por otras causas) también se deberá enviar al paciente al médico, ya que la penetración del producto a través de las lesiones es mayor.
  • En el caso de niños, derivar también al médico si tienen alguna enfermedad neurológica o inmunodeficiente.

 

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

 

EN PEDICULOSIS                                               

 

TABLA:  PRODUCTOS PEDICULICIDAS

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia; Centro de infromación de medicamentos. Pediculosis. Argibideak. Vol. 10, nº 4. Septiembre
  •  Octubre 2000.
  • Colegio Oficial de Farmacéuticos de Bizkaia. Protocolos de actuación farmacéutica en

Pediculosis. Farmacia profesional, septiembre 2001.

  • Pediculosis. Piojos. Panorama Actual del Medicamento 2002; 26 (253): 469-474.
  • Protocolos de Correo Farmacéutico.   Atención farmacéutica:   piojos. Correo

Farmacéutico, 28 abril-4 mayo 2003.

  • Catálogo de Parafarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos,

2004.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz