Comparte esta noticia

"No puede haber circunstancias en las que un precio desorbitado impida el acceso"

JOSÉ MARÍA LÓPEZ ALEMANY  |    15.04.2015 - 15:05

Continuación de la entrevista a José Martínez Olmos ("Vamos hacia un sistema de salud 'Frankenstein' por no planificar") en relación a la publicación de su libro “La Sanidad del futuro a propósito de la Hepatitis C”.

 

P. Y entonces, ¿Cómo hubiera actuado en el asunto de la Hepatitis C Pepe Martínez Olmos si hubiera tenido la responsabilidad?

R. Como se tiene que actuar, con un plan estratégico.

P. Pero desde qué momento…

R. Tenía que haber sido inmediatamente después de 2011, cuando tuvimos los primeros medicamentos y ya sabíamos que iban a llegar más. Un plan estratégico en clave nacional y otro europeo. Porque eso nos da instrumentos de cara a conseguir un precio adecuado. Si no, incluso un planteamiento de rescate de la patente.

banner-newsletter-bajo-noticia2

P. ¿Tanto?

R. No ahora, en este momento, pero previamente sí. Este debate se va a dar. No puede ser que haya circunstancias en las que el precio impida el acceso. No se puede dar. Precios desorbitados como los hechos demuestran: pasar de 60.000 a 13.000, si me creo lo que dice el Gobierno y divido 727 millones entre 50.000 pacientes. De 60.000 a 13.000 hay algo ahí que no funciona. Se puede entender en un proceso de negociación, pero plantarse en que eso puede ser al final un problema de acceso, es un tema a considerar, y va a haber cada vez más voces en ese sentido. Por eso digo que la industria debe reaccionar y dejar claro que el modelo que se ha seguido con este fármaco no es el de la industria farmacéutica, pero eso no está claro.

P. Pero tras ese primer fármaco llegaron otros que han tenido también que bajar sus expectativas de precio

R. No es igual y la prueba es que han llegado a acuerdos mucho antes y con precios diferentes. Sin conocer los detalles porque el Gobierno se ha negado a darme la información, con datos de Janssen que me creo pero no puedo constatar, a partir del paciente 3.000 ellos pagarían el tratamiento. Por tanto, yo digo que ese modelo es un elemento condicionante junto con la estrechez de miras del Gobierno de ir primero a pocos pacientes. Yo creo que la industria debe aprender de lo que ha ocurrido porque ese modelo no es el de todos, pero la simplificación funciona. La industria farmacéutica ha salido perjudicada en todo este asunto. Es una paradoja que seas capaz de curar una enfermedad y sin embargo se te vuelve en contra.

P. ¿Qué otras cosas tiene que aprender la industria de este caso?

R. Los laboratorios que tengan el modelo de investigación e inversión si no se diferencian quedarían contaminados por el otro modelo. Esto sería como si los políticos no nos diferenciáramos de los que son corruptos. Aquí pasa lo mismo. Además, que los sistemas de salud tienen que ser sostenibles. No puede ser que te dé igual el coste de un medicamento para el sistema sanitario.

P. ¿Aunque sea un medicamento que cure una grave enfermedad?

R. Si. Si te centras en el valor, puedes hundir un sistema sanitario. ¿Cuánto vale salvar un paciente de hepatitis C? La sociedad diría que aunque 60.000 euros sea una barbaridad, se paguen. Y eso llevaría a pagar excesivamente por algo que tendría que en realidad tendría que tener otro precio.

P. ¿Pero no cree que, a lo mejor, por lo que se paga en exceso es por otros tratamientos crónicos y que al final se paga mucho más que en este caso?

R. Yo lo que digo es, ¿cuál es el argumento que da la compañía? Lo que invierte en investigación… pues busquemos un precio justo. Pero si el argumento es lo que cura y ahorra, debería ser en todo el mundo. ¿Todo el mundo debe pagar 60.000?

P. ¿Y cuál sería el modelo?

R. El modelo para todo el mundo desarrollado debe retribuir de manera justa y adecuada el esfuerzo inversor en innovación y no el valor del medicamento.

P. ¿Pero esa visión no es extraña desde un sistema sanitario?

R. Es que este planteamiento busca que la innovación no estrangule la viabilidad de los sistemas nacionales de salud. Ante peticiones de precios que pueden suponer gastos de 2.000 o 3.000 millones, el SNS se podía ver comprometido. Y ese no es el modelo de todas las compañías farmacéuticas

 

 

P. Pero con el modelo de solo mirar la inversión en innovación también te puedes ver comprometido sin obtener un beneficio sanitario

R. No. Lo que hay que hacer es incentivar la innovación, unas veces con precios justos otras con colaboración. Nos interesa que haya progreso para que los ciudadanos se beneficien. El sistema tiene que retribuir e incentivar la innovación. No puede ser un modelo alternativo que retribuya en función del valor del medicamento aunque eso conlleve que el sistema pierda equidad o ir a un modelo Frankenstein. Y como ese no es el modelo de la industria, tiene que diferenciarse de lo que no le conviene, que es que el sistema no sea sostenible. Los que no se diferencien se verán afectados por la imagen del resto.

P. Y alternativamente propone la posibilidad de expedir licencias obligatorias…

R. No expedirlas, pero sí decir que si esto no es así, a lo mejor hay que usarlo.

P. Pero lo haría porque el medicamento tiene un valor y no se puede pagar

R. No, no se puede pagar al precio que te piden.

P. Pero entonces se está yendo al otro modelo.

No, porque se pagaría el precio justo.

P. Si sale un medicamento muy bueno con precio alto en el que se ha invertido mucho y tiene un precio caro…

R. Pues tendrá el precio que tiene que tener. Hay dos modelos: el modelo del valor o el de la inversión. ¿Cómo se minimiza el impacto que te da un precio alto? Jugando con el espacio que te da la Unión Europea. Tenemos que tener políticas de precio europeas que, con un plan estratégico, ponga en valor el volumen para tener un coste por tratamiento menor.

P. Pero en este tema hubo una intentona por parte de Francia de hacer una acción europea

R. No, no hubo nada serio para hacer un plan estratégico. Solo para sumar fuerzas y tratar más barato. Hay que utilizar la planificación en la Sanidad, hay que hacer planes de salud en los que participen todos, pacientes, sociedades científicas, etc. Eso sí, todos tienen que tener declaraciones de conflictos de intereses.

P. ¿Y qué otras cuestiones habría que hacer?

R. Creo que el modelo de financiación de medicamentos tiene que cambiar. Para determinados productos que son caros o para medicamentos huérfanos, tendría que haber un presupuesto nacional para asegurar a las comunidades autónomas la financiación. Si la financiación de un medicamento tiene impacto económico, hay que ver de dónde sale el dinero. Además, hay que evaluar si da el resultado que se preveía y si nos cuesta lo que se pensaba y todo esto apoyado por un organismo tipo NICE.

P. Pero cuando estabas en el Gobierno decías que no era posible la financiación finalista…

R. No era posible para el total de la prestación, pero sí para algunos fármacos. Ya lo dije al final de nuestro mandato para algunos fármacos huérfanos y tratamientos muy caros. En esos casos una única decisión te puede crear un problema de financiación.

 

 

P. ¿Y qué implicaciones tiene que no se haya actualizado la financiación autonómica?

R. La financiación autonómica lleva desde 2009 sin modificarse, aunque el Gobierno dijo que lo iba a hacer este año y las decisiones que se han tomado desde entonces van perjudicando a las comunidades autónomas y eso explica el por qué se dejan de aplicar algunas de las medidas por parte de las autonomías y la resistencia a utilizar algunos tratamientos, que es mayor que cuando estábamos nosotros. Por tanto, si no se actualiza la financiación autonómica o no se ponen presupuestos finalistas, estamos condenados a que cuando aparezcan fármacos nuevos, sean buenos, malos o regulares, la resistencia autonómica esté servida.

P. En el informe del Defensor del Pueblo se da a conocer que la Comisión de Precios ha establecido un tope de coste/tratamiento/año de 50.000 euros para analizar más en profundidad lo que aportan esos tratamientos. ¿Qué te parece?

R. No estoy de acuerdo con eso si las consecuencias son dejar aparcado medicamentos que puedan aportar mucho. Habría que poner un límite de tiempo a eso. No me parece mal procurar el mejor precio posible, pero solo ese criterio sin tener en cuenta las consecuencias justificaría el tiempo perdido con el fármaco de la hepatitis C

 

Acceda a la primera parte de la entrevista: "Vamos hacia un sistema de salud 'Frankenstein' por no planificar"

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz