Comparte esta noticia

Innovación y sostenibilidad son dos de las claves del futuro del SNS

DIARIOFARMA  |    13.05.2015 - 21:28

Innovar en todos los aspectos de la Sanidad y hacer sostenible el sistema, especialmente con el incremento de la cronicidad como elemento principal, son dos de las claves del futuro del Sistema Nacional de Salud (SNS)  y al mismo tiempo, dos de los retos más importantes los que se enfrenta el sistema y a los que hay que dar respuesta coordinada por parte de sus gestores. Conscientes de la situación y con el objetivo de ofrecer una batería de propuestas para que los decisores puedan hacer uso de las mismas, la Escuela Nacional de Sanidad, Science & Innovation Link Office (SILO) y Celgene organizaron el pasado mes de julio en Santiago de Compostela el I Foro “Innovación y sostenibilidad. Construyendo la sanidad del siglo XXI”, del que ahora se han presentado sus conclusiones.

Treinta expertos de muy diferentes cualificaciones, desde gestores a clínicos, pasando por farmacéuticos, presidentes de sociedades científicas, investigadores o personal de la industria farmacéutica, se reunieron alrededor de una mesa para exponer sus ideas en relación a los aspectos que ellos consideraban que debían ser mejorados. Del mismo modo, intentaron abordar las claves sobre cuáles deben ser las bases para obtener mejores resultados con los recursos disponibles. El formato elegido trató de unas exposiciones y debates, dirigidos por Cristina Garmendia, ex ministra de Ciencia e Innovación, presidenta de COTEC (Fundación para la Innovación Tecnológica) y cofundadora de SILO, que contaron con la presencia en gran parte de la jornada de la, entonces, secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, y la consejera de Sanidad gallega, Rocío Mosquera.

 

Conclusiones del I Foro Innovación y Sostenibilidad: Construyendo la Sanidad del siglo XXI:

«Se debe fomentar  proactivamente la generación de  un entorno óptimo para que la  innovación genere resultados»

«Colaboración público privada,  es necesario generar un entorno  de confianza»

«La carencia de instrumentos  que permitan la medición de  resultados imposibilita la mejora  continua del sistema sanitario»

«La transparencia y publicidad  de los datos y resultados de la  sanidad es clave»

«Existe una carencia práctica de instrumentos facilitadores de  la transferencia de tecnología y  conocimiento»

«Es necesario cambiar el  concepto de la sanidad como  centro de coste hacia uno  relacionado con la generación  de recursos y conocimiento y, en  definitiva, pasar del concepto de  gasto al concepto  de inversión»

«Es vital una gestión de los  recursos humanos flexible y  protectora con los “talentos  generadores de conocimiento y  riqueza”»

«La inequidad territorial en el  acceso a las tecnologías y la  falta de un criterio consensuado  por todas las partes en la  evaluación de la tecnología»

 

Garmendia ha explicado en la presentación de las conclusiones del foro que, entre los retos que aborda actualmente el Sistema Nacional de Salud, se encuentra “atender a pacientes mejor informados y que reclaman un papel más activo, el debate sobre la sostenibilidad de ciertos servicios, o el reto del envejecimiento y de la cronicidad, inseparable de la necesaria apuesta por la prevención”. Según destaca la ex ministra, “se trata de retos que nos apremian y que ya estaban ahí cuando llegó la crisis, aunque ahora debemos además afrontarlos en un contexto de restricción del gasto público”.

Por su parte el vicepresidente y director general de Celgene en España y Portugal, Jordi Martí, ha explicado que Celgene está comprometido con el conocimiento del sector y la innovación a todos los niveles, incluyendo los procesos y por eso ha apostado “por este tipo de iniciativas con la absoluta confianza de que la visión y perspectiva de todos los actores del sector serán la principal vía para conseguir mejorar la sostenibilidad y eficiencia del sistema, facilitando así el acceso a la innovación y con ella la calidad de vida de los pacientes”. En este sentido, la compañía ya ha anunciado su intención de procurar la continuidad de este foro y ya ha avanzado que en los próximos meses tendrá lugar la segunda edición del mismo. Desde Celgene se considera que las aportaciones de un grupo tan heterogéneo como complementario y transversal pueden resultar de gran interés para el SNS y sus gestores a la búsqueda de innovación y sostenibilidad.

 

Pages from Innovación y sostenibilidad  Construyendo la sanidad del siglo XXI

 

A la presentación de las conclusiones también han acudido dos de los expertos que formaron parte del grupo. Se trata de los ex consejeros de Sanidad Rafael Bengoa, que tras dirigir la Sanidad vasca en la actualidad es director de Deusto Business School Health y Manuel Cervera, ex consejero valenciano y ex portavoz de Sanidad del Partido Popular en el Congreso de los Diputados.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Para Bengoa, “hemos pasado a otra era en la financiación y prestación de la Sanidad. Esa es la innovación más importante de esta década. Esa innovación aportará sostenibilidad al sector más que cualquier tecnología y terapia. Ni el sector público ni privado serán sostenibles con el modelo fragmentado e ineficiente actual en el que las organizaciones asistenciales ofrecen una trayectoria discontinua a los pacientes”. Por ese motivo, el ex consejero vasco considera que “el financiador/contratador exigirá a partir de ahora que esas organizaciones ofrezcan valor y no solo actividad". Según Bengoa, los financiadores exigirán ocuparse de la salud de la comunidad donde se insertan esos centros asistenciales y no solo servicios médicos clásicos. Estas innovaciones se están dando en otros países "con muy buenos resultados en salud y en eficiencia", explicó. A modo de ejemplo indicó que la asistencia habitual de los pacientes será en su propio entorno domiciliario y que será monitorizado por equipamiento tecnológico que será proveído gracias a acuerdos de colaboración público privado. El objetivo será evitar que el paciente tenga que acudir a Urgencias, el ámbito de actuación más caro dentro del sistema.

No obstante, estos cambios pueden tener numerosas resistencias dentro del sector. Según explicó el director general de Celgene, ya que los médicos podrían ser reticentes a dejar de ver habitualmente y de forma presencial al paciente, aunque el camino está claro y en él, la industria “debe dejar de ser un mero proveedor de medicamentos”, indicó.

 

Marta Moreno y Garmendia

Marta Moreno, directora de Registros y Acceso al Mercado de Celgene, junto a Cristina Garmendia, ex ministra de Ciencia e Innovación y presidenta de COTEC

 

El director de la cátedra de Deusto también apuntó que la financiación de la innovación del futuro deberá ser abordada, entre otros aspectos, tras la revisión de la terapéutica habitual, pruebas diagnósticas y procesos altamente ineficientes. Algo que podría superar “el 20% de la actividad actual”. Una actividad que trasladándola a dinero, podría ascender a más de 15.000 millones de euros. Por ello, reclamó hacer las cosas de una manera diferente para invertir mejor los recursos. Puso el ejemplo de la cirugía bariátrica para pacientes obesos, a la que se destinan muchos más recursos que a la promoción de estilos de vida que impidan la obesidad y, por tanto, prevengan la necesidad de tener que acudir a esta cirugía. “No se está creando el entorno adecuado para que la gente tenga un estilo de vida favorable”, explica este experto.

Por otro lado, el ex consejero vasco reclamó la integración efectiva de la Atención Primaria y los Servicios Sociales. De este modo, “se libera mucho dinero”, explicó. Eso sí, reclamó que esos recursos ahorrados “no tienen que ir a Hacienda, tiene que volver a Sanidad que se ha esforzado con eficiencia”. No obstante, todo ello no será suficiente en un futuro. Bengoa pronostica que “también habrá que subir un poco los impuestos” ya que la sanidad “ha perdido presupuesto y hay que recuperarlo, pero la solución es las ineficiencias”, remarcó.

 

Inequidad entre CCAA en el acceso a la innovación

El informe también pone de manifiesto que entre las distintas comunidades autónomas de España existen grandes diferencias de atención y de acceso, tanto a los fármacos innovadores como a la tecnología más avanzada. En cuestión de inversión, también existe una gran desigualdad, ya que la diferencia entre las CCAA que menos invierten per cápita en sanidad y las que más lo hacen, llega al 60%. A este respecto, Cervera indicó que “no hay un exceso de gasto sino un déficit de financiación”. Por este motivo, para el ex dirigente popular, “lo importante es la cohesión, que todos vayan en la misma dirección y sentido”. Por ello, los expertos afirman que deberían tomarse medidas que aseguren la cohesión y la equidad del SNS, de forma que todos los pacientes tengan las mismas oportunidades independientemente del lugar en el que residan. En este sentido, el ex consejero valenciano considera esencial la coordinación del Ministerio de Sanidad. Así, Cervera aboga por que la toma de decisiones sea “entre todos y que sea definitiva. No se puede revaluarse todo porque enlentece el proceso y no favorece”.

El ex consejero valenciano considera que “conseguir un SNS más sostenible y eficiente es un deber de todos” y por ello explicó que las conclusiones de este foro no buscan revolucionar la sanidad, pero sí ofrecer una serie de herramientas para que los futuros órganos de gobierno, tanto a nivel nacional como autonómico, puedan hacer uso de ellas para mejorar la sanidad española del futuro”, afirmó.

 

La innovación, clave en todos los ámbitos

Según los expertos, la innovación debe llevarse a todos los ámbitos del sistema sanitario, no solo fomentando el uso de las nuevas tecnologías y la introducción de avances terapéuticos, sino también en los recursos, en la gestión y en los procesos. En este punto, los especialistas destacan la importancia de medir los resultados que permitan comparar y determinar el mejor modelo de gestión para establecer unos estándares.

Una de las recomendaciones es decidir qué información es la que debe medirse, y conseguir que siempre se mida de la misma manera. Este sería, en opinión de los expertos, uno de los mayores retos a los que se enfrenta el sistema sanitario. La evaluación de los resultados en salud es difícil, aseguran, debido precisamente a que los mecanismos de sistematización de datos están poco desarrollados. En este sentido, el director general de Celgene explicó que lamentamente en nuestro país “no estamos acostumbrados a medir” y cuando lo hacemos, “lo hacemos mal”. Por ese motivo, instó no solo a que se conozcan los costes de los procesos sino también los resultados.

 

Propuestas concretas

Las medidas propuestas por el grupo de expertos se han agrupado en una serie de epígrafes que facilitan su localización. Son estos:

«Se debe fomentar proactivamente la generación de un entorno óptimo para que la innovación genere resultados»

«Colaboración público privada, es necesario generar un entorno de confianza»

«La carencia de instrumentos que permitan la medición de resultados imposibilita la mejora continua del sistema sanitario»

«La transparencia y publicidad de los datos y resultados de la sanidad es clave»

«Existe una carencia práctica de instrumentos facilitadores de la transferencia de tecnología y conocimiento»

«Es necesario cambiar el concepto de la sanidad como centro de coste hacia uno relacionado con la generación de recursos y conocimiento y, en definitiva, pasar del concepto de gasto al concepto de inversión»

«Es vital una gestión de los recursos humanos flexible y protectora con los “talentos generadores de conocimiento y riqueza”»

«La inequidad territorial en el acceso a las tecnologías y la falta de un criterio consensuado por todas las partes en la evaluación de la tecnología»

Una de las medidas concretas que plantea el documento es crear una partida nacional para los medicamentos que afectan a las enfermedades raras y ultrararas, que tienen un impacto en el presupuesto y que requieren autorizaciones especiales. Se trataría por tanto de priorizar aquellas innovaciones que son necesarias, de forma que los pacientes tengan a su disposición los tratamientos y la tecnología más eficiente de manera equitativa.

El documento recoge además que hacer públicos los resultados de las cirugías de los hospitales, los procesos de financiación de nuevas moléculas, o los procesos de evaluación e incorporación de innovaciones en las comunidades autónomas, podría contribuir a mejorar los resultados en sanidad. Además de la publicidad de los datos, la transparencia también es clave en este ámbito, según destacan los especialistas.

Los representantes de la industria sugirieron evaluar los nuevos fármacos en términos de coste-efectividad, de forma que se tenga en cuenta no solo el corto plazo, sino los costes globales asociados a la patología (indirectos, laborales y sociales) y los resultados en salud que aporta la innovación.

Otro de los aspectos que según el informe debe mejorarse es la colaboración público-privada. El documento recoge la apuesta por una mejor comunicación entre la industria y el sector productivo para determinar cuáles son las demandas y posibilidades que ofrece el sector público, y viceversa. Este nuevo entorno permitiría la generación de productos e ideas innovadoras.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz