Comparte esta noticia

Programa sanitario de Podemos para las Elecciones de la Comunidad Valenciana de 2015

DIARIOFARMA  |    15.05.2015 - 10:27

Extracto referido a Sanidad del programa del partido Podemos a a las elecciones autonómicas de Madrid en 2015. Ver programa completo

Candidato a la presidencia: Antonio Montiel

También puedes acceder a ver todos los programas de todas las CCAA de los partidos más relevantes: La página web de las elecciones autonómicas en Diariofarma

 

 

3. Salud y sanidad

¿Dónde estamos? La política de recortes y privatizaciones del Gobierno del PP, iniciada por el PSOE, ha debilitado el sistema sanitario público y ha deteriorado su calidad. Esto se ha traducido en la transformación de un derecho en un negocio para, en muchos casos, unas pocas empresas clientelares.

Esta política de agresión contra el sistema sanitario público se ha visto contestada por el conjunto de la población y de los profesionales. Las movilizaciones de la Marea Blanca han sido un hito clave en esta contestación.

¿Adónde queremos llegar?

Queremos un sistema sanitario público, gratuito y de calidad, de gestión eficaz y que tenga como objetivos mantener y mejorar la calidad de los servicios sanitarios; con una organización territorial descentralizada, participativa y con mecanismos de control de su eficacia y eficiencia; en el que se integren todos los servicios públicos de atención primaria, salud mental, atención especializada y salud pública; en cuyo ámbito se desarrollen las actividades de promoción de la prevención de la enfermedad, de curación, de tratamiento, de rehabilitación y de cuidados.

¿Cómo queremos y podemos conseguirlo?

183. Combatiendo la falta de igualdad en el acceso a la asistencia sanitaria incluyendo el derecho de todas las personas que viven en nuestro territorio a disponer de una única tarjeta sanitaria, incluyendo a aquellas con ingresos superiores a 100.000 euros. Solicitaremos la derogación del a la aplicación del Real Decreto-ley 16/2012.

184. Retirando los planes de medidas de garantías de la sostenibilidad del sistema sanitario que implican privatizaciones, y recuperando de manera inmediata los servicios externalizados como lavandería central, mantenimiento, donaciones de sangre, etcétera.

185. Reclamando la derogación de la Ley 15/1997 así como aquellas que han permitido la privatización de estos servicios.

186. Recuperando gradualmente los servicios privatizados, revisando los contratos, los conciertos y las concesiones administrativas.

187. Adecuando las plantillas a las necesidades, incrementándolas en las profesiones deficitarias e introduciendo nuevos perfiles profesionales. Este plan tendrá en cuenta un tiempo adecuado y suficiente de atención sanitaria integral a pacientes (reivindicando un mínimo de diez minutos por consulta); la estabilidad de las plantillas con oferta perió- dica de plazas, la supresión de los contratos basura y la actualización de conocimientos de forma independiente de la industria farmacéutica, adaptando, para ello, la Escuela Valenciana de Estudios de la Salud (EVES) a las necesidades actuales.

188. Estableciendo medidas para mejorar la calidad del sistema valenciano de atención sanitaria.

• Priorizando la atención primaria y comunitaria como eje central de toda la atención sanitaria.

• Combatiendo la deshumanización en la atención sanitaria.

• Transparencia en la gestión y el gasto sanitario de los departamentos de salud, y en la actividad de los servicios y centros sanitarios, haciendo especial hincapié en la disminución de las listas de espera. Dotación de recursos para atender operaciones sin derivación a la sanidad privada.

• Coordinación e integración sociosanitaria entre los diversos niveles de atención. Desarrollar la atención sociocomunitaría en salud mental.

• Formación continuada dentro del horario de trabajo.

• Estableciendo la dedicación exclusiva en las jefaturas de servicio y de equipo, fijando como objetivo general, en una segunda fase, la dedicación exclusiva en todos los puestos de trabajo de naturaleza sanitaria.

• Las funciones de las jefaturas de servicios y de equipos de atención primaria serán, especialmente, de coordinación, Estos puestos de trabajo tendrán una duración limitada (entre 2 y 4 años) y estarán sometidas a evaluación. Se regulará el acceso a los mismos y su forma de elección.

• Eliminando las barreras a la prescripción instauradas por la Conselleria de Sanitat.

• Regulando la prescripción por enfermería.

• Creación de una Comisión de Farmacia integrada por representantes de las comisiones de farmacia de los hospitales y en estrecha relación con las agencias evaluadoras, con el objetivo de mejorar la seguridad, la calidad y el coste de los medicamentos en los hospitales unificando criterios de las comisiones de farmacia de cada hospital, difundiendo buenas prácticas y contribuyendo a realizar economías de escala y mejorar los procedimientos de selección y compra centralizada de medicamentos. Impulso a fabricación de medicinas genéricas que ayude a los enfermos con tratamientos costosos (hepatitis C) y establezca líneas de cooperación especial con África y América Latina.

• Dotando de capacitación en competencia intercultural y concepciones ideológicas de la salud y prevención de la salud, de los cuidados, del tratamiento del cuerpo y concepción de la intimidad de otras culturas, desde una perspectiva socioantropológica.

• Promoviendo el acceso de las mujeres a información de patologías que les afectan de manera diferencial, atención especializada y formación del personal sanitario para eliminación de estereotipos. Detección precoz del cáncer de mama y ginecológico con cobertura universal.

• Estableciendo el derecho a una muerte digna, mediante la elaboración y ejecución de un Plan de Cuidados Paliativos, que reconozca y aborde el derecho a morir sin dolor, con dignidad y al no encarnizamiento terapéutico. Este plan potenciará la voluntad y autonomía del paciente y promoción activa del registro de instrucciones previas. En el marco del respeto y la defensa de las personas en su derecho a decidir qué asistencia sanitaria quiere recibir en el momento próximo a la muerte, se exigirá un registro de últimas voluntades, vinculante, que sea respetado por los profesionales sanitarios y que conste en la historia clínica.

• Dotación presupuestaria suficiente para la prevención del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la atención integral a las personas que viven con VIH en el sistema público de salud. Ayudas públicas a las asociaciones con tales fines.

• Elaboración de un plan autonómico de atención sociosanitaria a personas con Daño Cerebral Adquirido (DCA) y de formación de personal sanitario, social, y educación en colaboración con las asociaciones existentes. Asimismo, elaboración de un registro actualizado.

• Reforzando la colaboración y coordinación en investigación entre la red pública sanitaria y las universidades públicas.

• Fomento de la salud sexual, reproductiva y de igualdad de género.

• Revitalizando los servicios de planificación familiar y facilitar el acceso de las personas jóvenes a estos servicios.

• Dotando a la red sanitaria pública de los recursos suficientes para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo. Crear un órgano de control de estos servicios con participación de las asociaciones por la igualdad de género.

• Dotando a la red pública de los servicios necesarios para la atención a la identidad de género.

• Garantizando el acceso gratuito a la píldora del día después.

• Desarrollando programas de atención a las personas responsables del cuidado de dependientes y personas enfermas por el impacto en la salud física y psíquica que ello conlleva.

• Estableciendo medidas de protección a la mujer contra la violencia de género, teniendo en cuenta la especial vulnerabilidad de mujeres con discapacidad, inmigrantes, residentes en entornos rurales y ancianas.

• Creación de un plan de salud sexual desde la perspectiva de gé- nero y LGTBIQ que promueva en toda la ciudadanía, y en especial entre los más jóvenes —a través de su implementación en centros educativos—, la educación sexual desde una vertiente positiva y de prevención de violencias y enfermedades físicas y afectivas.

• Favoreciendo la lactancia materna y una atención al embarazo, parto y puerperio conforme a los principios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2001 y los derechos de la embarazada y el bebé de la Conferencia de Fortaleza (Brasil) de 1985. Respetar las decisiones de las mujeres en la atención al parto y posparto siempre que sea posible, devolviéndoles el protagonismo en estos procesos.

• Favoreciendo la participación de las mujeres en la elaboración de los protocolos médicos de atención a la mujer durante el embarazo, parto y puerperio aplicados en los hospitales y clínicas, permitiendo que en su diseño participen otras figuras profesionales que ayuden a una mayor consideración de los aspectos psicológicos y sociales del parto, atendiendo a los estudios acerca del nivel actual de medicalización del parto.

• Evaluando la atención, pública o privada, a los problemas de salud derivados de la menopausia, la terapia hormonal sustitutoria y los nuevos fármacos antiosteoporosis con criterios de la Agencia Nacional del Medicamento.

• Prevención de la discapacidad asociada al envejecimiento: centros de día, centros deportivos y piscinas accesibles a la población con menores recursos económicos.

• Creación de un Banco público de ADN y gratuidad en las pruebas para las personas afectadas por los casos de los llamados «bebés robados».

• Elaboración de protocolos sanitarios para casos de mujeres sometidas a ablación o a matrimonios forzados.

• Realización del diagnóstico de salud de la comunidad desde la perspectiva de género, con objetivos realistas y enfocados a la educación de la población.

• Informando y adecuando los servicios de salud al cambio de paradigma en la atención: «de la infección a la cronicidad».

• Estableciendo espacios de atención psicológica (incluyendo el acompañamiento de la mujer en caso de denuncia) y acceso a tratamiento médico y revisiones periódicas a víctimas de trata. Estos espacios dispondrán de personal traductor y mantendrán comunicación permanente con los organismos que proporcionen información acerca de los derechos y recursos de las víctimas de trata.

189. Atención a la Salud Mental.

• Recuperando para la sanidad pública la rehabilitación en salud mental.

• Estableciendo un modelo de atención comunitaria a la salud mental suprimiendo los servicios de tipo manicomial.

• Desarrollando una red de alojamientos con diversos niveles de apoyo o tutela.

• Desarrollando programas de empleo con apoyo, de ocio y otros que fomenten la integración y la socialización de las personas con problemas de salud mental.

• Estableciendo una estrategia de promoción de la salud mental en la escuela.

• Incorporando la figura especifica del psiquiatra infantil en salud mental.

• Incorporando la figura del psicólogo o psicóloga en atención primaria.

• Reclamando la competencia de atención sanitaria a las personas enfermas de salud mental internadas en centros psiquiátricos penitenciarios.

190. Más participación igual a más democracia. Desarrollar los Consejos de Salud como órgano de participación y control con tres niveles: de zona integral de salud, de departamento de salud o comarca y autonómico. En estos consejos estarán representados todos los actores que intervienen en la atención sanitaria del área de influencia correspondiente. Los consejos aprobarán los planes de salud del área, determinarán las prioridades en su ejecución y realizarán el seguimiento de su cumplimiento. Habrá una rendición de cuentas anual por parte de los responsables de los distintos centros y servicios sanitarios.

191. Dotar de una financiación suficiente al sistema sanitario público y auditar la gestión y gastos de la Conselleria. Revisar gastos en conciertos, compras o concesiones administrativas con identificación, en su caso, de responsables de adjudicaciones que hayan vulnerado la ley. Reclamar la diferencia, por menos, de financiación sanitaria por habitante que desde hace años viene sufriendo nuestro territorio en relación con la media española.

192. Por una política pública del medicamento y de la tecnología sanitaria:

• Promover una política del medicamento que contemple el control sobre la producción y los precios de los medicamentos, que incluya la creación de una agencia evaluadora pública independiente, con participación ciudadana que controle la autorización de nuevos medicamentos y tecnología desde la perspectiva de la salud y no desde los intereses privados de la industria farmacéutica. La investigación, la producción de vacunas y medicamentos esenciales requieren el desarrollo de una industria pública del medicamento que rompa con el monopolio de la «big pharma» y nos permita reorientar nuestro papel como compradores y compradoras de medicamentos genéricos.

• Promover una política tecnológica que contemple el impulso de una industria pública local de tecnología sanitaria y la incorporación de la alta tecnología, adecuadamente acreditada por la agencia evaluadora, a la red sanitaria pública.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz