Comparte esta noticia

Programa sanitario de Podemos para las Elecciones de Aragón de 2015

DIARIOFARMA  |    27.05.2015 - 17:37

Extracto referido a Sanidad del programa del partido Podemos a las elecciones autonómicas de Aragón en 2015. Ver programa completo

 

También puedes acceder a ver todos los programas de todas las CCAA de los partidos más relevantes: La página web de las elecciones autonómicas en Diariofarma

 

  1. FIN DE LA EMERGENCIA SANITARIA En su componente de atención a la salud, el Plan de Rescate Ciudadano de Aragón integrará las siguientes medidas prioritarias:

 

  1. Atención sanitaria para todas las personas que vivan en la Comunidad Autónoma de Aragón sin ninguna excepción por su procedencia o situación administrativa, lo que supone la derogación inmediata del Real Decreto 576/2013, que condena a las personas en situación irregular al abono de  entre 720 € y 1.884 € al año para poder acceder a la Sanidad pública; cantidad a todas luces desproporcionada, que provocará que un importante número de ellas quede excluida de la atención primaria, con todo lo que ello supone, y que contradice las recomendaciones efectuadas por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, que aconseja que «el acceso a la atención sanitaria necesaria debe facilitarse a los inmigrantes irregulares con arreglo a los mismo criterios que los nacionales, aplicando idénticas normas en materia de pago de honorarios y exenciones».

 

  1. Plan urgente para optimizar la utilización de recursos humanos y materiales dirigidos a la reducción y desaparición de las listas de espera, tanto para pruebas diagnósticas como para tratamiento.

 

  1. Eliminación inmediata del copago farmacéutico para las rentas más bajas, en especial para los mayores con pensiones más bajas y parados de larga duración. En una primera fase se eliminaría para las pensiones inferiores a 1,5 veces el Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

 

  1. Garantizar el acceso gratuito y universal a todas las prestaciones de la sanidad pública y a la cobertura farmacéutica, en igualdad de condiciones, de todos los ciudadanos, sea cual sea su procedencia o situación jurídica, según criterios éticos, económicos y de eficiencia.

Articular las medidas necesarias en nuestra Comunidad Autónoma para que todas las personas tengan derecho a la tarjeta sanitaria.

Se logrará así el cumplimiento del artículo 14 de nuestro Estatuto de Autonomía, y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Esta propuesta se complementa con las que se relacionan en el área de Sanidad, donde se desarrolla más extensamente.

El bienestar y los derechos sociales son el eje central de la sociedad justa e igualitaria que Podemos aspira a construir. Nuestras reivindicaciones son las que las mareas ciudadanas y las de los profesionales de la sanidad, la educación, la atención a personas dependientes y, en general, la ciudadanía movilizada, nos han trasladado y persiguen el cumplimiento de los derechos que la Constitución establece y que los dos grandes partidos se han empeñado en relegar al cajón de las últimas prioridades. Es la hora de cambiar esta nefasta e inhumana agenda de prioridades que la modificación del artículo 135 de la Constitución, pactada por el bipartidismo, solo consagró de manera oficial, pero que ya venía anunciándose desde los albores de la crisis. Nuestra propuesta quiere recuperar el sentido mismo de la política: quiere servir a la gente, y de entre ella, a aquellos que más lo necesitan.

 

  1. HACIA LA GARANTÍA DE UNA ATENCIÓN SANITARIA INTEGRAL, INCLUSIVA Y DE CALIDAD La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 25) establece que «toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, enfermedad, invalidez, viudez, vejez u otros casos de pérdida de sus medios de subsistencia por circunstancias independientes de su voluntad». Recogiendo este concepto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que «el goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano».

 

28 Lamentablemente, en España las políticas neoliberales en el ámbito de la sanidad están convirtiendo el derecho a la salud y a una asistencia sanitaria pública y de calidad, en un negocio orientado a facilitar el máximo beneficio de las grandes corporaciones sanitarias privadas y de la industria farmacéutica. Este beneficio se consigue, como hemos visto recientemente y con especial crudeza en el caso de los enfermos de hepatitis C, a costa de la salud de los ciudadanos, a pesar de que son estos, con sus propios impuestos, los que financian el sistema de salud público. Denunciamos la externalización de servicios a empresas privadas, servicios que podrían ofrecerse en centros públicos, poniendo en peligro la universalidad y la equidad en el acceso a los servicios de salud y reduciendo el impacto social de los recursos e inversiones públicos.

 

Aragón soporta una de las poblaciones con la media de edad más alta de todo el mundo y en un territorio con población muy dispersa, con múltiples núcleos de población de pequeño tamaño, lo que encarece y dificulta la asistencia sanitaria.

 

Por ello, la política de Podemos en materia de salud en nuestra Comunidad estará orientada hacia la superación de los profundos desequilibrios territoriales y sociales que padecemos y se dirigirá prioritariamente a los colectivos más vulnerables, como medio de corrección de las desigualdades que el propio sistema económico ha introducido con carácter estructural en nuestra sociedad.

 

Recogemos el testigo de la Marea Blanca. Los profesionales y usuarios del Sistema Aragonés de Salud nos han marcado la senda que se debe seguir, con sus reivindicaciones, sus movilizaciones y su trabajo propositivo. Proponemos construir un modelo que recupere el sistema sanitario público universal y gratuito y que ponga fin al negocio en el que la casta económica y política ha convertido la sanidad pública, con total opacidad en la gestión del dinero público.

 

Al mismo tiempo, queremos que esta recuperación se desarrolle desde un enfoque integral y multidisciplinar que abarque todos los determinantes sociales, culturales, ecológicos y económicos de la salud.

 

Medidas sobre sanidad

  1. Acometer un proceso auditor, evaluador y que sirva de diagnóstico general, con la participación de los profesionales de la salud y los usuarios de los servicios. Un proceso que analice, además de las cuentas y procesos contractuales vigentes, la capacidad de atención sanitaria real actual de nuestro sistema y sus necesidades de personal, infraestructuras, servicios y materiales, de manera que se asegure un sistema sanitario de calidad, eficaz, eficiente, sostenible y solidario.

 

  1. Elaborar un Plan Autonómico de Salud sobre la base del anterior diagnóstico evaluador, para establecer los objetivos de la sanidad aragonesa, y una planificación orientada a disminuir las desigualdades en salud. Este Plan contendrá un Plan de Recursos Humanos para conseguir unas plantillas de la mayor cualificación en los diferentes ámbitos (gerencial, clínico, asistencial e investigativo) que aseguren la calidad de la atención y una distribución racional de las cargas de trabajo, a fin de reordenar los puestos de libre designación; se eliminarán los nombramientos discrecionales realizados por la Administración. Se dotará, asimismo, de un sistema de formación continua para todos los trabajadores sanitarios, así como de un sistema de evaluación continua de la calidad de la atención sanitaria, fortalecido por las políticas de transparencia y participación de la nueva Administración Pública aragonesa. El Plan contemplará el incremento de personal directivo y gestor y la mejora de las condiciones laborales y salariales de la plantilla del Servicio Aragonés de Salud. Todo trabajador o trabajadora que desempeñe sus funciones en un centro sanitario será considerado personal sanitario. Se promoverá la estabilidad en el empleo con la conversión de los eventuales de más de dos años en interinos, con convocatorias periódicas de ofertas de empleo Público. Asimismo, el Plan Autonómico de Salud integrará un Plan de Salud Mental que garantice la atención integrada en la red socio-sanitaria de cada Área o Sector. Se dotará, por último, de un Plan de prevención de la contaminación y de actuación frente a los riesgos laborales.

 

  1. Se promoverá la formulación y aprobación de una nueva Ley de Salud autonómica que siente las bases reguladoras de un modelo sanitario público, de cobertura universal y orientado hacia los cuidados integrales de la población.

 

  1. Los centros de salud desarrollarán, de forma integrada y mediante el trabajo en equipo, todas las actividades encaminadas a la promoción, prevención, curación y rehabilitación de la salud, tanto individual como colectiva, de los habitantes de cada zona básica de salud.

Para cumplir este objetivo se dotará a los centros de salud de los medios personales y materiales que sean precisos. Cada Área de Salud estará vinculada o dispondrá, al menos, de un hospital general, con los servicios que aconseje la población de referencia, su estructura y sus problemas de salud. La Coordinación General Sanitaria incluirá el establecimiento, con carácter general, de índices o criterios mínimos básicos y comunes para evaluar las necesidades de personal, centros o servicios sanitarios; el inventario definitivo de recursos institucionales y de personal sanitario y los mapas sanitarios; el marco de actuaciones y prioridades para alcanzar un sistema sanitario coherente, armónico y solidario, así como el establecimiento, con carácter general, de criterios mínimos básicos y comunes de evaluación de la eficacia y rendimiento de los programas, centros o servicios sanitarios.

 

  1. Las administraciones públicas sanitarias, en el ámbito de sus respectivas competencias, podrán establecer conciertos para la prestación de servicios sanitarios con medios ajenos a ellas. A tales efectos, las distintas administraciones públicas tendrán en cuenta, con carácter previo, la utilización óptima de sus recursos sanitarios propios y fijarán los requisitos y las condiciones mínimas, básicas y comunes, aplicables a los conciertos con los servicios ajenos.

 

  1. Se garantizará la planificación familiar, la salud sexual y reproductiva, la interrupción voluntaria del embarazo y el acceso a técnicas de reproducción asistida dentro de la sanidad pública.

 

  1. Se regulará la presencia de la industria farmacéutica en los centros sanitarios públicos y se implementará un sistema de compras centralizado, que permita la provisión gratuita (sin copago) tanto de fármacos y biotecnología, (que serán financiados con fondos públicos cuando cuenten con los informes preceptivos de las agencias evaluadoras. como de ortesis y prótesis. Se garantizará la independencia de las agencias evaluadoras y la ausencia de conflictos de intereses.

 

  1. Desde el Sistema Aragonés de Salud se respetará el derecho a morir sin dolor y con dignidad, y se evitará cualquier medida de encarnizamiento terapéutico, potenciando la voluntad y autonomía del paciente en todo momento. Se promoverá activamente el Registro de voluntades anticipadas y su inclusión en los datos informatizados de la historia clínica para que sea vinculante.

 

  1. Se promoverá la recuperación de las competencias municipales de salud y la derogación de la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local. Por otro lado, se dotará de forma suficiente a los entes locales para que lleven a cabo la gestión de las políticas municipales en materia de salud pública y comunitaria, en prevención y promoción de la salud y lucha contra las drogodependencias. Se favorecerá la coordinación con el resto de niveles y recursos del sistema de atención primaria.

 

  1. La investigación en salud e innovación sanitaria constituirán instrumentos fundamentales para incrementar el bienestar socioeconómico, garantizar la sostenibilidad de los sistemas de protección social y mejorar la calidad y expectativa de vida de la ciudadanía. Se dará prioridad a la investigación pública para orientarla a aquello que tenga un impacto positivo en la salud de la población, y se la dotará de recursos suficientes. La política aragonesa de salud facilitará la generación y el desarrollo de las ideas innovadoras que puedan emerger, en cualquier momento y con la participación de cualquier profesional sanitario en el ámbito de los procesos clínicos o de provisión de servicios. Se facilitará y promoverá el reconocimiento, la difusión y la implementación de las mejores prácticas clínicas.

 

16.2. Medidas relacionadas con el acceso a la sanidad

 

  1. Garantizar la atención primaria y el servicio de urgencias en todos los centros de salud del medio rural. Impulsaremos la reapertura de aquellos que fueron clausurados.

 

  1. Crear centros de especialidades, según las necesidades de la población, en aquellas comarcas o ámbitos territoriales cuya distancia media al hospital más próximo sea superior a una hora de desplazamiento. Disponer de un servicio de UVI-móvil en cada capital de comarca.

 

  1. Utilizar criterios de proximidad geográfica para el servicio de atención hospitalaria, incluida la especializada. En el caso de que el servicio más próximo se localice en una Comunidad Autónoma limítrofe a la residencial, se establecerán convenios sanitarios que garanticen la asistencia a la población.

 

 

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz