Comparte esta noticia

Las farmacias coruñesas informarán a la población sobre protección solar

DIARIOFARMA  |    16.06.2015 - 20:48

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Coruña (COFC) ha presentado su campaña de fotoprotección, que este año lleva un mensaje dirigido de un modo especial a la población del interior gallego, y a las medidas de protección solar en cualquier circunstancia, no solo en la playa o la piscina. La iniciativa pretende concienciar a la población de todas las edades de la necesidad de usar un fotoprotector, y de adoptar hábitos saludables en las exposiciones al sol, sea en la playa, la piscina, o por la calle, sentados en una terraza o dando un paseo por el campo, hábito que tienen cada vez más mayores.

En ediciones anteriores se centraba la recomendación en el hecho de que, aun estando nublado, es necesario protegerse ya que la radiación UV puede atravesar las nubes en más de un 90 por ciento; un año más tampoco se quiere dejar de lado este consejo.

Para esta presentación y para aclarar dudas hemos contado con la presencia de Héctor Castro, presidente del Colegio de Farmacéuticos de La Coruña, con Marga Muñoz, vicepresidenta, y con Antonio Torres, vocal de Dermofarmacia. En esta edición se ha querido contar además con la presencia de X.A. Touriñán y Marcos Pereiro, más conocidos como “Mucha y Nucha”, como prescriptores de este mensaje que aspira a llegar a todos los rincones de Galicia.

Desde las farmacias la percepción es que los ciudadanos tienen cada vez más conocimiento de los riesgos del sol pero la protección está bastante centrada en el entorno de la playa o la piscina, dejando de lado los paseos o estancias al aire libre en el campo o la ciudad. Los mayores son además bastante reacios a protegerse y descuidan estas recomendaciones por costumbre.

Preocupan las quemaduras, pero no los efectos de la radiación a largo plazo, y los profesionales de la salud recuerdan cada año que éstos son acumulativos, progresivos e irreversibles. De hecho, la exposición solar sin protección es causante del envejecimiento prematuro, enrojecimiento o quemaduras, alergias solares y tiene un efecto cancerígeno. También puede provocar la aparición de manchas de pigmentación, son una cuestión estética pero se pueden prevenir.

banner-newsletter-bajo-noticia2

 

Efectos y tipos de radiación solar

El sol emite diferentes tipos de radiaciones entre las que hay que destacar los rayos ultravioleta y los infrarrojos, responsables de efectos beneficiosos y perjudiciales para la piel. Los UVB son responsables del eritema o enrojecimiento, quemaduras, cáncer de piel y desencadenan el proceso verdadero de bronceado.

Los UVA son responsables de la aparición de la pigmentación inmediata, juegan un papel esencial en el desencadenamiento de las alergias solares, de las reacciones fototóxicas y a largo plazo del fotoenvejecimiento y cáncer de piel. Las IR (infrarrojas) que producen un efecto calórico y parece que pueden potenciar los efectos negativos de las UVB y UVA.

 

Los protectores solares

Son productos cosméticos que contienen filtros que previenen los daños ocasionados por las radiaciones solares. Los filtros por su modo de acción se clasifican en físicos, químicos, biológicos y organominerales. Todos los productos que se pueden encontrar en la farmacia han demostrado su eficacia a través de numerosos estudios clínicos y la mayoría incorporan protección frente a los rayos UVB, UVA e infrarrojos (IR).

Además de los ingredientes, el laboratorio fabricante, las indicaciones para tipo de piel o acerca de la forma en que se presenta (spray, leche, loción, etc.) incorporan un número que es el factor de protección. Este nos indica el número de veces que el fotoprotector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel frente al eritema o enrojecimiento previo a la quemadura, por lo que nos está dando información sobre la protección frente a las radiaciones ultravioleta B (UVB).

De acuerdo con esto, podemos encontrar la siguiente clasificación numérica según el método COLIPA, el más utilizado: Protección baja: 6-10; protección media: 15-20-25; protección alta: 30-50; protección muy alta: 50+

Estos factores de protección son adecuados en las condiciones óptimas, pero pueden verse modificados por factores ajenos como la transpiración, la incorrecta aplicación del producto, la intensidad de las radiaciones, el lugar de exposición al sol, etc.

Para elegir el fotoprotector adecuado a nuestro fototipo y características lo más adecuado es consultar en la farmacia. Hay personas con tendencia a manchas que requieren preparados específicos, o que toman anticonceptivos orales y han de cuidar la protección solar. Hay propiedades como water resistant que implica que no pierde su capacidad protectora después de 40 minutos de inmersión en el agua. O waterproof que indican que el preparado resiste 80 minutos de inmersión en el agua. También es importante comprobar que nuestro fotoprotector cuenta con todos requerimientos anteriormente detallados y con los filtros necesarios.

 

Consejos de uso

Como productos sanitarios los fotoprotectores llevan unos consejos de uso que debemos tener en cuenta:

  • Se debe aplicar media hora antes de la exposición solar y renovar después de cada baño.
  • Hay que tener en cuenta que no por echarnos más producto estaremos más protegidos, para ello deberíamos usar protección muy alta.
  • Algunos envases traen un símbolo en forma de tarro abierto. Esto indica el tiempo después de su apertura que puede ser usado sin riesgos. Hay que tener en cuenta que no es recomendable usar fotoprotectores de años anteriores, ya que pueden haber perdido sus propiedades.
  • Se debe emplear un factor más alto de protección en las primeras exposiciones y nunca menor de 15.
  • No hay que olvidar aplicarse producto en zonas más sensibles como cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. Para los labios o el pelo hay productos específicos.

 

Otros consejos

  • Como norma general deberíamos evitar la exposición al sol en las horas de mayor radiación (entre las 12 y las 16 horas).
  • Es conveniente alternar con ratos a la sombra.
  • Es importante beber líquidos para evitar la deshidratación.
  • Algunos medicamentos pueden causar fotosensibilidad al exponernos al sol. Podemos consultar en la farmacia de qué tratamientos se trata.
  • Se aconseja usar protección adicional como sombrero o gafas, incluso camiseta. Esto es especialmente importante en el caso de los niños.
  • Tras tomar el sol podemos usar productos tipo aftersun que hidratan la piel.
  • Es importante consultar al médico si aparecen ampollas, heridas o enrojecimiento.

 

 

 

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz