Comparte esta noticia

El no cumplimiento del calendario vacunal rompe la inmunidad colectiva

DIARIOFARMA  |    18.06.2015 - 18:58

La Real Academia de Farmacia de Cataluña en el encuentro informativo realizado esta mañana, ha resaltado la importancia de una continuidad en los programas de vacunaciones recordando que muchas de las enfermedades que se encuentran controladas pueden surgir si se olvida la prevención.

“La vacunación es la estrategia preventiva más beneficiosa que existe en salud pública. Por ello, es esencial que los programas de vacunación tengan unas altas tasas de cobertura para inmunizar a todos los grupos de población y evitar el resurgimiento de enfermedades que están controladas, como el sarampión o la tos ferina. El último ejemplo lo hemos tenido con la difteria”, recuerda Jaume Piulats, Presidente de la Comisión Científica de la Real Academia de Farmacia de Cataluña (RAFC).

Todos los participantes han insistido en que si el muro de contención de muchas de las enfermedades que están olvidadas se rompe, los problemas sanitarios pueden ser graves. Esta preocupación surge días después de que se conociese la noticia del niño de Olot enfermo de difteria.

La Real Academia de Farmacia de Cataluña ha querido alertar de que “la disminución de las coberturas vacunales dificulta la inmunidad colectiva, siendo necesaria la plena estabilidad y continuidad de los programas de vacunaciones”.

Una de las asistentes, Ángela Domínguez, del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Barcelona, ha señalado que el problema es que “no hay una sensación de riesgo o de miedo a contraer este tipo de enfermedades y, por el contrario, existe una gran preocupación por la seguridad de las vacunas y sus posibles efectos adversos”. Pero la doctora advierte que es la vacunación la que ha conseguido que muchas enfermedades no sean tan frecuentes. “La vacunación ejerce de barrera transitoria, no permanente, de ahí la necesidad de los calendarios vacunales”, apunta Domínguez.

banner-newsletter-bajo-noticia2

El no cumplimiento del calendario vacunal, en muchos casos debido a la preocupación por los efectos adversos, podría hacer que resurgiesen enfermedades como el sarampión, la varicela o la tos ferina, que estaban prácticamente controladas.

En los últimos años España ha registrado una tendencia en la que familias prescinden de la vacunación por situaciones económicas desfavorables o por miedo a posibles reacciones adversas. Pero la vacunación además de protección a los vacunados, producen un efecto indirecto en las poblaciones llamado “inmunidad colectiva o de grupo”.

“Como cualquier otro método profiláctico o terapéutico, pueden tener efectos secundarios no deseados aunque, en general, son benignos y de escasa trascendencia clínica y, lo que es más importante, siempre son muy inferiores a los males ocasionados por las enfermedades naturales que previenen. Lo más importante es educar a la población, ofrecerle una buena información para que sea consciente de sus beneficios, no sólo para el individuo sino también para el colectivo, para la sociedad en general”, ha concluido Domínguez.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz