Comparte esta noticia

El PSOE reclama instaurar fondos centralizados en farmacia

DIARIOFARMA  |    23.09.2015 - 19:15

El caso de la hepatitis C ha puesto de manifiesto los riesgos a los que se puede enfrentar el Sistema Nacional de Salud (SNS) en numerosas ocasiones a cuenta de la llegada de una nueva innovación terapéutica que cambie radicalmente el curso de una enfermedad grave. Ante una situación así, la máxima preocupación de los gobernantes debe ser que todos los pacientes que necesiten el tratamiento puedan acceder a él y que este acceso se produzca sin diferencias entre las comunidades autónomas. “El Gobierno debe anticipar el dinero o incluso pagar el tratamiento para no trasladar el problema a las comunidades autónomas ya que eso da lugar a problemas de equidad” explicó el portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso de los DiputadosJosé Martínez Olmos , durante la presentación del libro “La Sanidad del futuro a propósito de la hepatitis C”, que ha escrito para exponer su visión sobre el futuro del SNS y su viabilidad. Acto, que se celebró en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC), contó con la participación del presidente de la institución, Juan José Rodríguez Sendín, así como el presidente de la Junta de ExtremaduraGuillermo Fernández Vara.

Martínez Olmos abogó por que el Gobierno adelante el dinero correspondiente a innovaciones terapéuticas y medicamentos huérfanos 'a cuenta del siguiente sistema de financiación de las comunidades autónomas” ya que tiene una “preocupación muy profunda por la falta de equidad en la Sanidad española”. El caso de la hepatitis no es único, según el portavoz socialista, algunos medicamentos huérfanos, por su precio, “tienen dificultades para ser aplicados en algunos hospitales” por ello, explicó que son estos casos los que se deben financiar por el gobierno “para evitar inequidades”. Eso sí, matizó que el conjunto de los fármacos para enfermedades raras “no debe costar más de 200-300 millones de euros”, cifra pequeña si se compara con los 70.000 millones de gasto sanitario. El objetivo de todo es impedir que el SNS se convierta en un “sistema Frankenstein en el que se trata muy bien una patología a costa de otras”.

Por su parte, el presidente de Extremadura fue mucho más allá. Fernández Vara reclamó incluso la devolución de competencias de gestión farmacéutica al Ministerio de Sanidad. “Creo que si el ministerio tiene la capacidad sobre el medicamento, el vademécum y su precio, no veo por qué no va a poder negociar el Gobierno y hacerse cargo de todo lo del medicamento”, explicó. Según él, sería algo similar “a lo que ocurrió con la vacuna de la gripe A”.

Toda esta cuestión vino a cuento de que en el caso de la hepatitis C, el Gobierno “todavía no ha articulado el préstamo, por lo que las comunidades autónomas tienen que dejar de hacer otras cosas”, explicó Martínez Olmos. En cualquier caso, y a pesar de que según él todo el asunto de la hepatitis C “se ha desarrollado de una manera impropia a lo que un sistema maduro como era el español merecía”, la solución que se ha dado al problema “es parecida a la que se ha dado” por el Gobierno. Eso sí, “ha llegado tarde”, remachó.

En cualquier caso, el responsable socialista abogó por reformar la sanidad del futuro buscando un “nuevo marco de relación con el sector privado” ya que hacerlo de otro modo “no tiene sentido”. Además, consideró que sería necesario abordar los retos sanitarios con un Pacto, “de forma parecida a como se abordó el tema de las pensiones”. Eso sí, según explicó “es imprescindible que el gobierno diga qué quiere hacer”.

banner-newsletter-bajo-noticia2

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz