Comparte esta noticia

CEOE y Cepyme: 15 Reformas para consolidar la recuperación

DIARIOFARMA  |    09.10.2015 - 11:45

Extracto referido a SANIDAD Y SOCIOSANITARIO: COLABORACIÓN PUBLICO-PRIVADA, INTEGRACION SOCIO-SANITARIA Y SISTEMA DE DEPENDENCIA
15_reformas_para_consolidar_la_recuperacion_CEOE-CEPYME__Page_1Sanidad

 

Despolitización de la sanidad: Pacto por la Sanidad para evitar la toma de decisiones por motivos políticos o electorales sin tener en cuenta las necesidades reales autonómicas ni su influencia en el conjunto del Estado. Las organizaciones empresariales apoyamos un sistema sanitario público, universal y equitativo, de financiación pública y cuya planificación, control y evaluación sean competencia de las Administraciones Públicas. El Sistema Nacional de Salud (SNS) es un sistema eficaz en la gestión asistencial y muy valorado tanto interna como internacionalmente, con un alto grado de profesionalidad y alta tecnología innovadora.

Promover la cohesión y la equidad del sistema a través de medidas sanitarias y de política farmacéutica adoptadas por las Comunidades Autónomas que sean conformes a la normativa estatal y comunitaria vigente, y no impliquen desigualdades interterritoriales ni amenazas a la unidad de mercado y a la suficiencia y sostenibilidad del SNS. Mayor seguridad jurídica para operadores/proveedores. Mayor coordinación del MSSSI y del Consejo Interterritorial. Desarrollo de las Estrategias de Salud.

Necesidad de Revisión de los Presupuestos y del Gasto sanitario: que se igualen al coste real, evitando la morosidad e impagos de las Administraciones con las empresas proveedoras y prestadoras de servicios dentro del SNS.

Apuesta decidida por las fórmulas de colaboración público-privada. El sector sanitario privado en España es reconocido interna e internacionalmente por su alta calidad y eficiencia, que coexiste, complementa y colabora con el sistema público. La interacción entre ambos ámbitos es deseable y necesaria para la sostenibilidad del sistema sanitario público a través de las distintas fórmulas de colaboración público-privada – conciertos, convenios, encomiendas de gestión, mutualismo,… que han permitido demostrar la alta capacidad de los gestores privados, basada en criterios de eficacia y eficiencia a través de una gestión de calidad más racional de los recursos existentes con una alta satisfacción de los pacientes. Los modelos de colaboración público-privada no significan una “privatización” de la sanidad ni disminuyen los derechos de los ciudadanos, ya que la titularidad de los centros hospitalarios sigue siendo de titularidad pública. Poner en valor del sector empresarial como activo importante, generador de empleo y de riqueza. Son necesarios unos marcos de actuación estables y flexibles.

Puesta en valor del medicamento, del producto sanitario y de la prestación farmacéutica. Especial análisis en cuanto a dispensación hospitalaria, calendario vacunal y dispensación de vacunas. En cuanto a la oficina de farmacia, es necesario garantizar el margen operativo real para asegurar la sostenibilidad de la misma. La demostrada eficiencia y eficacia del actual modelo de oficina de farmacia hace necesario mantenerlo para una mayor garantía del paciente, ya que asegura la capilaridad de la red y el acceso de medicamentos a toda la ciudadanía, pudiendo asumir este sector mayores atribuciones como pueden ser las relacionadas con la prevención, el cribaje y/o el seguimiento de pacientes y medicamentos (atención farmacéutica).

Finalización del proceso de Transformación digital del Sistema Sanitario tanto a nivel nacional como europeo, con la necesaria interoperabilidad entre las Comunidades Autónomas, destacando la implantación de la e-salud (interconexión de centros, historia clínica electrónica, prescripción y receta electrónica, seguimiento remoto de pacientes crónicos o dependientes, gestión de laboratorios…).

Promover que las decisiones de uso y financiación de recursos en el SNS se fundamenten en el valor añadido terapéutico de los medicamentos y en el potencial valor diagnóstico y/o organizativo inherente a los productos sanitarios.

Garantizar el acceso de los pacientes a las mejores y más eficaces tecnologías sanitarias disponibles en el tiempo más corto posible y en condiciones de igualdad en todo el territorio, siempre que redunden en un aumento de la eficiencia y de la calidad del Sistema Nacional de Salud y, en una mejora en la atención de los pacientes. El procedimiento de revisión y evaluación de las nuevas tecnologías para su incorporación al SNS debe ser ágil y transparente teniendo en cuenta todos los estudios disponibles y experiencias del uso de estas tecnologías en otros países.

En relación con la cadena del medicamento, gran parte de la misma apoya la eliminación de la limitación del 10% en el descuento que las compañías podían hacer, con varias finalidades: mejorar la competitividad (marco más liberal, añadiendo una dosis de competitividad); mayor margen de maniobra a la farmacia y la distribución pues están en una situación económica complicada; alinearnos con las políticas de la Unión Europea; y no tiene ninguna repercusión en el paciente pues la prescripción es del médico pero los genéricos son todos bioequivalentes y actualmente no tienen mecanismos de competencia.

Importancia de incluir iniciativas de Transparencia sobre resultados en salud, tanto a nivel del SNS como de centros sanitarios e instituciones individuales. Esta es una demanda de la población que en la actualidad desconoce, y de hecho no tiene donde encontrar qué nivel de calidad puede esperar cuando acude a tratarse en cualquier centro del SNS.

 

Cartera básica de servicios definida por el MSSSI. Objetivos:

P    Aumentar la cohesión del Sistema Nacional de Salud.

Mejorar la equidad en el acceso a las prestaciones de la cartera de servicios común y garantizar la igualdad de derechos sanitarios en todas la Comunidades Autónomas. Promover la integración asistencial entre primaria y especializada. Conseguir la sostenibilidad del sistema nacional de salud. Converger con Europa en la regulación de los derechos de asistencia sanitaria. Promover el desarrollo de los profesionales.

P      Incentivación, con beneficios fiscales o subvenciones a las empresas, de los seguros colectivos de asistencia sanitaria a favor de sus empleados. Introducción en el IRPF de una deducción en la cuota para los seguros de asistencia sanitaria.

P      Avanzar en la superación de las incompatibilidades del profesional sanitario.

P    Apoyo y desarrollo del turismo de salud.

P    Apoyo a la internacionalización del sector salud.

 

Integración socio-sanitaria

Integración socio sanitaria: Abordar la cronicidad, como reto principal del Sistema Sanitario diseñado y estructurado para pacientes agudos, que actualmente debe proveer asistencia sanitaria a una población cada vez más envejecida y con un número creciente de pacientes crónicos/pluripatológicos y complejos: se deben articular medidas y recursos que permitan abordar esta necesidad de manera eficaz y eficiente, introduciendo las reformas necesarias respecto a los métodos conocidos de provisión de salud. Insistir en el papel que las nuevas tecnologías pueden jugar en el manejo de estos pacientes con el consiguiente retorno en menor frecuentación hospitalaria y uso de recursos innecesarios. Mayor desarrollo e incentivo del aseguramiento privado.

 

 Siste m a  d e  d e p e n d e n c ia:  r evis ió n  d e  la  im p lan tac ió n   d e l   Siste m a

 

Necesaria revisión de la financiación de la dependencia: financiación actual insuficiente y falta de información real de gasto.

Cohesión y Equidad: Unificación de indicadores y ratios entre Comunidades Autónomas, así como criterios de inspección.

Necesidad de requisitos comunes de Acreditación de centros socio sanitarios en cumplimiento de la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado.

 

Profesionalización de la ayuda a domicilio.

Revisión  y finalización de los sistemas de valoración y Baremo.

 

Revisión y actualización de la cartera de servicios: financiación real del coste de los servicios.

 

Fiscalidad: Equiparación del tipo de IVA aplicable a los servicios, sin diferenciación del titular del mismo.

 

Mejora y mayor estabilidad de los procedimientos de contratación pública.

 

Necesidad de impulsar e incentivar el seguro privado (p.e. no computando su coste en la determinación de la capacidad económica del beneficiario; articular una exención de la prestación percibida por el dependiente de su seguro privado de dependencia de riesgo; fomentar los seguros privados de dependencia también a las personas que en la actualidad ya son dependientes o que puedan serlo en un futuro sin haber tenido previamente un seguro privado de cobertura…).

 

Acceder al documento completo en pdf

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz