Comparte esta noticia

Avance hacia la financiación de los fármacos en función de su aportación

MARÍA GRANJO  |    26.11.2015 - 16:48

El sistema para establecer la financiación de cada uno de los fármacos avanza hacia su vinculación con los resultados en salud, según se puso de manifiesto en la jornada celebrada el 24 de noviembre por el Instituto Roche, bajo el título “Hacia un sistema sanitario basado en la creación de valor: un nuevo marco para la financiación de medicamentos”.

Durante el encuentro, se expusieron diversas experiencias de éxito, entre ellas, la desarrollada en Baleares, donde se ha creado una Comisión Farmacoterapéutica Autonómica que evalúa todos los fármacos que se van incluyendo en el catálogo de prestaciones del Servicio Balear de Salud. Esta iniciativa persigue homogeneizar las condiciones de uso de estos tratamientos, protocolizar los procesos de seguimiento de resultados y establecer un objetivo común a conseguir en cada una de las enfermedades.

Muestra de que en esta misma comunidad autónoma se avanza en la implantación de modelos personalizados de reembolso es el desarrollo, con la colaboración de Roche, del proyecto Talaiot MPR, en pacientes oncohematológicos. Consiste en una base de datos que contiene la información de la historia clínica electrónica de cada paciente, así como un modelo personalizado de resultados, con variables relacionadas con la caracterización del paciente, de la enfermedad, del tratamiento y de los resultados en salud.

“Este proyecto permite la unificación de protocolos, el registro de datos, la visualización de variables on line y facilitar la parametrización, lo que ayuda al seguimiento”, subrayó durante su intervención la Dra. Olga Delgado, jefe de Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Son Espases (Palma de Mallorca). No obstante, considera que hay que dar más pasos para lograr que la efectividad en la práctica clínica sea mayor que la eficacia documentada en ensayos clínicos y conseguir una equidad, no solo de recursos sino también de resultados.

Pago por resultados en Cataluña

banner-newsletter-bajo-noticia2

Otra de las experiencias expuestas durante la jornada fue la del pago por resultados en Cataluña, que cuenta con 17 acuerdos de riesgo compartido firmados entre el Servicio Catalán de Salud y la industria farmacéutica. La mayoría corresponden a Oncología y Reumatología y hay implicados 28 hospitales y 9 medicamentos.

Según destacó Antoni Gilabert, gerente de Farmacia y del Medicamento del Servicio Catalán de Salud, la idea es “medir resultados y compartir riesgos con la industria farmacéutica, y para eso se ha adoptado una visión estratégica e introducido la metodología pertinente, basada en la claridad, el rigor, la transparencia, la participación y la predictibilidad”.

Dentro del Plan de Salud de Cataluña, se ha configurado un registro de pacientes que integra información acerca de 80.000 personas, 110.000 tratamientos y 133 medicamentos. Este proyecto ha logrado armonizar y homogeneizar los distintos datos y registros que tenían los centros hospitalarios, lo que permite registrar, medir y evaluar los resultados, así como facilitar la toma de decisiones, explicó Gilabert.

La importancia de crear valor

La jornada contó con otros expertos, entre ellos clínicos, investigadores, gestores y autoridades sanitarias, que destacaron la importancia de adaptar el valor de la innovación a cada paciente, de modo que se tenga en cuenta la respuesta terapéutica de manera individualizada. Tal como se puso de manifiesto, conseguir este objetivo aporta calidad, coste-efectividad, equidad y sostenibilidad al sistema.

“Este valor se basa en la posibilidad de ofrecer un mayor beneficio al paciente, con mejores resultados en salud, un menor riesgo de experimentar efectos secundarios y a un coste aceptable”, apuntó el Dr. Julio Mayol, director de Innovación del Hospital Clínico San Carlos, de Madrid. En concreto, se han revisado los beneficios y la viabilidad de la medición de resultados en salud desde la perspectiva clínica y farmacéutica, así como su implantación actual en el ámbito europeo, teniendo como referencia el marco legal de nuestro entorno sobre el uso de los registros de pacientes.

Para Mayol, “si realmente queremos centrarnos en el paciente, es indispensable traer a nuestro sistema sanitario el concepto de creación de valor”.  En este sentido, insiste en la necesidad de dejar de medir indicadores de procesos y de servicios, que ha sido hasta el momento el objetivo prioritario de las estrategias seguidas por las autoridades sanitarias, para dar un salto hacia adelante y centrarse especialmente en la evaluación de los beneficios para la salud de cada uno de los pacientes que se deriva de una determinada prueba o tratamiento, analizando también su impacto monetario. En su opinión, “si no hacemos esta necesaria transformación, será imposible que el sistema sanitario español sea sostenible”.

La creación de valor es un concepto íntimamente unido al de medicina personalizada, ya que se pretende adecuar y evaluar el impacto que tiene cada una de las intervenciones que se hacen en salud en una persona concreta, tal como expresó Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche. “Es un paso definitivo hacia un sistema de gran calidad basado en el paciente, fundamentado no solo en el coste o la efectividad sino también en los resultados en salud”, añadió.

Miguel Ángel Calleja, jefe del Servicio de Farmacia del Hospital Virgen de las Nieves (Granada), comparte esta visión. “El futuro está en pagar por los resultados generados y no por cajas de medicamento compradas”, señala. En opinión del recién nombrado presidente de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), hay que adaptar el valor de la innovación a la respuesta terapéutica de cada paciente, individualizando el valor generado en cada caso, de la misma manera que se trata de personalizar la selección de cada medicamento según sus necesidades. En este proceso, asegura el Dr. Calleja, “la aportación del farmacéutico de hospital es esencial, por su participación en la mejora de la adherencia y, por tanto, en la mejora de la efectividad de cada tratamiento y en el mantenimiento de la sostenibilidad del sistema sanitario”.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz