Comparte esta noticia

Acuerdo PSOE-C’s: Sin sorpresas desagradables y bastante equilibrado

DIARIOFARMA  |    24.02.2016 - 19:35

Artículo de opinión de José María López Alemany, director de Diariofarma

chema_foto

Este miércoles los máximos dirigentes de PSOE, Pedro Sánchez, y Ciudadanos, Albert Rivera, han escenificado el acuerdo alcanzado entre ambos partidos para un hipotético Gobierno. Además, han hecho público un documento que incorpora las líneas generales de su política, en el que destaca un amplio apartado dedicado a la Sanidad y la la prestación farmacéutica.

Con este ya serían tres los documentos del PSOE que podemos encontrar desde hace menos de tres meses: el programa electoral, el documento del 8 de febrero ‘Programa para un gobierno progresista y reformista’ y, por último, el documento del Acuerdo para un Gobierno reformista y de Progreso firmado con Ciudadanos.

Lo que más me ha llamado la atención de estos tres documentos es su evolución en el ámbito farmacéutico. Me voy a parar en tres cuestiones concretas: Subastas, copago y modelo de farmacia.

 

Subastas de medicamentos

Las subastas han ido evolucionando en cada uno de estos textos hasta, finalmente desaparecer en el último de ellos. En el programa electoral el PSOE anunciaba un sistema de selección pública para medicamentos y productos sanitarios sin patente. No concretaba si se trataba de los Precios Seleccionados del Real Decreto-ley 9/2011 que ideó José Martínez Olmos en su etapa de secretario general de Sanidad, o si se trataba de unas subastas a la andaluza. Eso sí, en algún mitin Sánchez explicó claramente que prefería las subastas para que se pudiera quitar el copago: “¿Por qué nosotros los socialistas defendemos la subasta de medicamentos y no los copagos farmacéuticos que defiende la derecha de Rivera y de Rajoy? Porque nosotros, a quienes estamos exigiendo que se apriete el cinturón es a las compañías farmacéuticas y no a los pacientes”.

El segundo de los documentos incluía exactamente la misma redacción en relación a esas posibles subastas: “un sistema de selección pública para medicamentos y productos sanitarios sin patente”. Por último, el tercer documento, el firmado con Ciudadanos, omite totalmente hablar de subastas o de selección pública a pesar de que el apartado a eficiencia del gasto farmacéutico es más amplio en esta ocasión. En este sentido cabe destacar que Ciudadanos se ha opuesto de forma contundente a las subastas en Andalucía, por lo que parece lógico que esa cuestión haya desaparecido de las intenciones del PSOE.

 

Copago farmacéutico

En relación al copago farmacéutico ha sido el propio partido socialista el que ha ido matizando su idea inicial, incluso en el programa electoral. En ese documento el PSOE explicaba que pretendía “revisar el copago farmacéutico para tener en cuenta criterios de necesidad y cronicidad para evitar que siga siendo una barrera de acceso, en especial para pensionistas, parados y colectivos en situación de riesgo socioeconómico. En el ámbito de esa revisión, contemplar el establecimiento de topes”. En el documento del 8 de febrero pasó a “garantizar que el copago farmacéutico no sea una barrera de acceso, en especial para pensionistas”, redacción que se ha mantenido en el acuerdo con Ciudadanos.

En este aspecto cabe recordar que la primera Proposición No de Ley del PSOE en la legislatura reclamaba cambios en el Real Decreto-ley 16/2012 en el ámbito de la universalidad de la prestación, pero no decía ni una coma de la derogación o cambio del copago.

Es cierto que Pedro Sánchez en la rueda de prensa posterior a la firma del acuerdo con Rivera ha anunciado que iban a eliminar el copago a los pensionistas, pero eso no es lo que pone en el documento. Igualmente, el secretario general del PSOE ha explicado que se iba a derogar la reforma laboral, aspecto que tampoco está incluido en el documento. Yo espero que los documentos y los actos tengan más peso que las palabras y que a estas, en este caso, se las lleve el viento.

Modelo de Farmacia

Por último, otro aspecto que querría destacar es el apoyo explícito que se hace del modelo español de farmacia y el impulso a las actividades de la farmacia comunitaria a la que se han comprometido ambos partidos. Ya en la campaña electoral se vio claramente el apoyo al modelo por parte de PSOE, Ciudadanos y PP. Ahora se vuelve a reiterar de forma exacta la propuesta de los socialistas en el programa electoral, aunque la propuesta de Ciudadanos iba en algunos aspectos mucho más allá, como por ejemplo, al apostar por la financiación de Servicios Farmacéuticos Profesionales.

A la vista de todos estos aspectos, creo que no hay sorpresas en lo que se refiere a las propuestas sanitarias y farmacéuticas que un hipotético gobierno de coalición del PSOE y Ciudadanos podría llevar a efecto. Y de haber sorpresas, desde mi punto de vista serían más por lo que no se dice que por lo que aparece.

Es cierto que una vez en el Gobierno podrían poner subastas, quitar el copago y no contar con la farmacia, pero la realidad es que lo fácil hubiera sido decirlo y subirse a esa ola de la opinión pública que considera que todo lo que vaya contra el sector farmacéutico es bueno para ellos. Pero no, ambos partidos han demostrado en este caso una importante madurez en las propuestas, entre las que además destacaría la búsqueda de cohesión, evaluación y análisis o el olvido de las siempre nombradas monodosis. Esperemos que sigan así, especialmente si finalmente son los encargados de llevar el timón de este país.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz