Comparte esta noticia

Ni fin al copago ni subastas en el acuerdo de Gobierno de PSOE y C’s

CARLOS ARGANDA  |    24.02.2016 - 13:25

PSOE y Ciudadanos han alcanzado un acuerdo de Gobierno que sienta las bases de actuación del próximo ejecutivo que pretenden poner en marcha en caso de prosperar la investidura de Pedro Sánchez. A lo largo de un documento de 66 páginas (acceder al documento) se detallan las políticas a desarrollar en diversos ámbitos, entre los que destaca el establecimiento de un Pacto Sanitario con importantes implicaciones para el sector (ver tabla en pdf).

Aunque es importante lo que aparece en el documento, también lo es y en muchos casos más si cabe, destacar lo que no aparece. El acuerdo firmado por Pedro Sánchez y Albert Rivera no reclama el fin al modelo actual de copago farmacéutico. Al igual que hiciera el PSOE en su ‘Programa para un gobierno progresista y reformista’ del pasado 8 de febrero se limita a “garantizar que el copago farmacéutico no sea una barrera de acceso, en especial para personas en situación de especial vulnerabilidad”. Eso sí, a diferencia del mencionado documento a pesar de ser este último mucho más extenso, se olvida de las subastas (o selección) de medicamentos, así como de las monodosis y de la “negociación inmediata sobre el precio de terapias de hepatitis C” como se recogía en ese documento inicial. De este modo se despejarían algunas de las dudas y miedos del sector de los últimos meses.

Entre las cuestiones a destacar del acuerdo, aparecen el desarrollo de una política de eficiencia y ahorro del gasto farmacéutico, que se sustentaría sobre cuatro pilares básicos. En primer lugar establece el desarrollo de una política de eficiencia en el gasto farmacéutico “incorporando diferentes procedimientos en el seno del Consejo Interterritorial del SNS que garanticen la equidad en el acceso a medicamentos huérfanos y de uso compasivo y mejorar los tiempos de acceso a medicamentos”. Además, establece que “en aquellos casos con evidencia científica de su eficacia terapéutica pero que supongan un alto impacto económico” sobre los Presupuestos Generales del Estado de los Estados Miembro de la Unión Europea, se promoverá una negociación conjunta con la industria farmacéutica en el marco del Consejo de Ministros de Sanidad de la Unión Europea.

El papel que se establece para la farmacia asistencial y el apoyo explícito al modelo mediterráneo también ocupan un lugar destacado en el documento. El texto expone que “desde el apoyo al actual modelo de farmacia que permite el acceso de la población a los medicamentos, trabajaremos para ampliar la posibilidad de que las farmacias participen en programas preventivos y de salud pública potenciando la actual colaboración del sector con el SNS”, lo que abre, sin duda, un importante abanico de desarrollo para la farmacia comunitaria.

El ámbito del medicamento tiene otras menciones de interés en ese acuerdo de PSOE y Ciudadanos, como por ejemplo en el impulso que se quiere dar a las compras centralizadas, o a los procesos de evaluación independiente ya que establecen la creación de un portal de transparencia en el que “se recogerán  datos  e  indicadores  de  calidad  asistencial,  terapéutica  y  eficiencia  de  los servicios  en  toda  la  red  de  centros  de  utilización  pública  para  permitir  la  toma  de decisiones de gestión y planificación”. Del mismo modo, se buscará “aumentar  la  eficiencia  del  gasto”  impulsando  un  Plan  Estratégico  de  Tecnología Sanitarias mediante un acuerdo con las comunidades autónomas y la implantación de un Plan Nacional de Big Data en Salud que proporcione “indicadores y datos estadísticos comparados que permitan detectar disfunciones y diseñar una correcta asignación de recursos, una renovación tecnológica con criterios de evidencia científica y criterios de calidad y eficacia así como la identificación y eventual selección de los procesos que resulten más eficientes”.

banner-newsletter-bajo-noticia2

 

Impulso a la cohesión

También caben resaltar algunos aspectos relacionados con la cohesión del sistema. En este sentido, los partidos firmantes se proponen “reforzar el papel del Consejo Interterritorial, para lograr una eficaz codecisión y una mayor coordinación con las comunidades autónomas” así como “converger   hacia   una   cartera   común   de   servicios”   para   toda   la   ciudadanía,  en coordinación con las CCAA en el seno del Consejo Interterritorial del SNS, que “garantice el acceso en condiciones de igualdad efectiva a toda la ciudadanía y la preservación de la salud pública guiada por criterios científicos epidemiológicos”.

Además de estas cuestiones y, como parecía claro desde el principio, el restablecimiento de la universalidad de la cobertura del SNS o la recuperación de la tarjeta sanitaria en los plazos anteriores al Real Decreto-ley 16/2012, se encuentran recogidos en el Pacto Sanitario que avanza.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz