Comparte esta noticia

Murcia también se apunta a la integración de la Farmacia en el SNS

CARLOS ARGANDA  |    22.03.2016 - 14:26

La Región de Murcia será la segunda que se sume, tras Madrid, al impulso de las actividades de la farmacia en colaboración con el Sistema Nacional de Salud de una forma reglada y coordinada. La Consejería de Sanidad de la región ha firmado un convenio con el Colegio de Farmacéuticos de la Región de Murcia (COFRM), por el que se establecen las líneas generales de actuación en materia de atención y prestación farmacéutica, que incluyen la realización de una serie de servicios, más allá de la custodia y dispensación de medicamentos, a la búsqueda de mejorar la salud de los pacientes.

El convenio, firmado entre la consejera de Sanidad, Encarna Guillén y la presidenta del COFRM, Isabel Tovar, “pone a las 567 farmacias de la región al servicio de diferentes proyectos de información, prevención de la enfermedad y promoción de la salud,  ayudando a  mejorar la sostenibilidad del sistema y la calidad asistencial, correspondiéndose a una integración de las farmacias en el SNS” según las palabras de la presidenta colegial.

Por su parte, para Guillén, esta firma “facilita y potencia las vías de colaboración y comunicación coordinadas con la Atención Primaria, nivel asistencial desde el que, por su accesibilidad, se puede dar solución a los pacientes”. Según ella, la consecuencia es “una máxima implicación e integración de las farmacias en la Atención Primaria, mediante programas y protocolos de trabajo consensuados, que nos permitan incidir en la prevención de la enfermedad y el fomento de la vida saludable”, añadió.

convenio_farmaceuticos-1000

Entre los objetivos explícitos del convenio se encuentra desarrollar e impulsar la prestación farmacéutica que se ofrece en las oficinas de farmacia, mediante una asistencia integral de calidad en beneficio de los ciudadanos y considerando que la actuación de los profesionales farmacéuticos constituye un eslabón esencial del sistema sanitario. Además, se busca establecer líneas de colaboración para el fomento y desarrollo de las actividades de formación, investigación y promoción de la profesión farmacéutica, así como garantizar la asistencia farmacéutica a la población en el ámbito de la atención primaria y promover los mecanismos de coordinación necesarios entre los distintos niveles de asistencia, de modo que se ofrezca a la población una prestación farmacéutica integral.

Entre las cuestiones más concretas, cabe destacar que se impulsará la realización de servicios destinados a los pacientes de manera que, voluntariamente, las farmacias puedan adherirse a su realización. Entre ellos, la presidenta del COF destacó los Sistemas personalizados de dosificación (SPD), el soporte en el tratamiento de inicio, el seguimiento farmacoterapéutico, o el autocontrol y verificación de parámetros biológicos. Además, se potenciarán los servicios de Salud Pública como los relacionados con la identificación de factores de riesgo cardiovascular, la identificación precoz de patologías, como Programa de cribado de cáncer de colon y recto o los programas de Dispensación de Sustitutivos de Opiáceos en Farmacias.

Por otro lado, se establece la creación de una Red Interna de alerta farmacéutica con el objetivo de potenciar la farmacovigilancia, de forma que a través de dichos establecimientos se comuniquen formalmente a la Consejería de Sanidad las reacciones adversas detectadas. Del mismo modo, esta red permitirá la inmediata difusión a las oficinas de farmacia de actuaciones e informaciones derivadas de una situación de riesgo imprevisto e inmediato, ya sea de tipo epidemiológico o de cualquier otro relacionado con la Salud.

Tovar quiso destacar igualmente que para todos los Programas o Convenios específicos que se elaboren en aplicación del convenio, “se concretarán las condiciones económicas y los procedimientos a seguir para su realización, así como los requisitos humanos, técnicos, de formación, responsabilidad, seguimiento y supervisión del contenido al que se refieran”. El propio convenio establece que los programas específicos podrá “prever el reconocimiento profesional y/o económico que hayan de recibir las oficinas de farmacia que se adscriban a los mismos”. Esta es una de las diferencias con el convenio firmado en Madrid que, según resaltó el propio consejero, Jesús Sánchez Martos, no iba a suponer desembolso alguno a la región.

La consejera también ha estimado que gracias a este convenio “se regulan cuestiones que tenemos previstas y que marcan nuestra forma de entender y desarrollar la colaboración con el Colegio de Farmacéuticos, con la consideración del farmacéutico como pilar fundamental en el sistema sanitario y clave en la educación para la salud”.

 

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz