Comparte esta noticia

“La formulación magistral es clave en los desabastecimientos”

SAMSUNG CAMERA PICTURES

MARÍA GRANJO  |    11.04.2016 - 10:06

José Antonio Sánchez-Brunete, vocal de Formulación Magistral del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, explica a Diariofarma la utilidad de esta actividad y qué habría que hacer para darle un impulso.

Pregunta.- ¿Se puede sacar rentabilidad a la formulación magistral?

Respuesta.- A mi entender, hay dos tipos de rentabilidad, la económica y otra más profesional o emocional. En cuanto a la primera, el problema es que la formulación magistral tiene un gasto fijo, porque una parte de tu local lo tienes que destinar a la elaboración de las fórmulas, lo que supone que estás dejando de dedicarlo a otras actividades como la parafarmacia. La rentabilidad económica dependerá de la demanda de fórmulas y de ser capaz de compensar el espacio que tienes reservado para eso.

P.- ¿Y respecto a la rentabilidad emocional?

R.- Desde el punto de vista de la satisfacción personal, la rentabilidad es inmensa. De hecho, cuando elaboro fórmulas me siento cien por cien farmacéutico. Además, te ayuda a fidelizar a los pacientes y, si la fórmula la ha elaborado uno mismo, da prestigio profesional, a parte de la sensación de realizar una labor social.

banner-newsletter-bajo-noticia2

P.- ¿La formulación está bien remunerada?

R.- En el último Concierto que el COFM ha firmado con la Consejería de Sanidad, se ha producido un aumento considerable de la remuneración de las fórmulas. A pesar de esto, considero que continúan estando por debajo de su valor, dados los recursos que invierte el farmacéutico en esta actividad.

P.- ¿Qué papel juega la formulación respecto a los desabastecimientos de medicamentos?

R.- Es una herramienta básica ante situaciones de falta de suministro de especialidades que se han suplido con la formulación. Por poner un ejemplo, ha sido clave ante la falta de abastecimiento de la dexametasona, que ha estado meses de baja, para el tratamiento de los síntomas de pacientes oncológicos. Esta importante labor se realiza de manera cada vez más habitual, porque aumentan los problemas de falta de suministro.

P.- ¿Cómo podría potenciarse esta función de la formulación ante las faltas de suministro?

R.- Desde el COFM pensamos que sería positivo que, cuando la Agencia Española del Medicamento publicara una nota informativa notificando la falta de una especialidad, a parte de las alternativas que ofrece, contemple la posibilidad de que el fármaco pueda ser elaborado como fórmula magistral. Habitualmente, la opción que se apunta es la de obtener el medicamento a través del servicio de medicamentos extranjeros de las comunidades autónomas; cuando la formulación magistral evitaría a los pacientes tener que desplazarse a estos servicios a por su medicación, pudiendo disponer de ella en su farmacia. Otra de las alternativas que se proponen es que el médico sopese posibles cambios de tratamiento, mediante la prescripción de otras moléculas, teniendo la respuesta en la oficina de farmacia. Además, económicamente no se dan tantos casos de faltas de suministro como para que el uso de la formulación tenga un efecto lesivo sobre la tesorería de las comunidades autónomas que deben financiarlo.

P.- ¿La prescripción médica aumenta?

Respecto a la prescripción pública, depende de cada comunidad autónoma, mientras que la privada sí va en aumento.

P.- ¿Cuáles son los motivos de este incremento?

R.- Uno de ellos es que, paulatinamente, los médicos van ampliando su formación sobre formulación. Aquí las asociaciones están haciendo una gran labor, en el sentido de que organizan cursos de formulación magistral en centros de salud. Este tipo de iniciativas ayuda a aumentar el conocimiento sobre la formulación y ha contribuido al aumento de prescripciones de fórmulas. Por otro lado, éstas son una respuesta a la retirada del mercado de especialidades que, a pesar de ser eficaces, han dejado de comercializarse pero que son vistas por el médico como una opción adecuada, prescribiéndolas como fórmulas.

P.- ¿Es posible realizar prescripciones electrónicas de formulaciones?

También en este punto depende de cada comunidad autónoma. En algunas de ellas no están incluidas en el sistema electrónico de prescripción. En Madrid, están incorporadas en el módulo de receta electrónica 117 fórmulas, que cubren una proporción muy importante de las prescripciones. En el COFM nos gustaría incrementar este número, manteniendo siempre la posibilidad de que el médico pueda prescribir en papel las que aún no están incorporadas en la receta electrónica.

P.- Que la formulación esté incluida en el sistema electrónico de prescripción, ¿cómo le afecta al médico?

R.- Uno de los aspectos por los que consideramos que es un acierto que puedan prescribir mediante la receta electrónica es que les da seguridad. Para recetar una fórmula, el médico debe cumplimentar muchos datos, como la concentración del principio activo o la cantidad a elaborar, mientras que, a través del sistema de prescripción electrónica, pueden disponer de esta información y otra como si cuenta con la financiación pública.

P.- ¿Qué áreas terapéuticas despuntan en la actualidad?

R.- Tradicionalmente, en el ámbito hospitalario sobresale la pediatría y en oficina de farmacia la dermatología. En la farmacia de hospital sigue siendo así, mientras que en la comunitaria cada vez se está introduciendo más la pediatría. Hay otros campos que despuntan como la geriatría y la oftalmología, y también empiezan a ser más habituales los casos de psiquiatría. En general, la formulación magistral está aumentando en variedad y cantidad.

P.- ¿Cómo puede promocionarse esta actividad en la oficina de farmacia?

R.- Por un lado, desde el Colegio de Farmacéuticos de Madrid, intentamos dar las máximas facilidades para que, quien quiera formular, lo haga correctamente y según la legislación. Desde el año 2014, ofrecemos, a través de nuestra sociedad COFM Servicios 31 SLU, un servicio de certificación del laboratorio de formulación magistral, a través del que ponemos a su disposición profesionales que acuden a la farmacia para comprobar si cumple con la legislación vigente, indicando en su caso las posibles medida a implantar para la adecuación a la norma. El servicio incluye además la gestión de la certificación ante la Administración.

P.- ¿De qué otro modo puede darse un impulso a la formulación?

R.- A través de la formación. En el último año hemos hecho cursos conjuntos con farmacéuticos, podólogos y dermatólogos, con el objetivo de que todos conozcan las posibilidades que tenemos con esta alternativa terapéutica. Este tipo de promoción de la actividad se está realizando desde los colegios profesionales y desde las asociaciones.

P.- ¿Las herramientas online suponen una aportación importante?

R.- Efectivamente. Están surgiendo foros, blogs y páginas de consulta en los últimos años, la mayoría de acceso libre, que están suponiendo una ayuda muy destacada para el farmacéutico que formula. Existes nuevos recursos bibliográficos a través de internet y webs con mucha información de calidad, de colegios, asociaciones profesionales y proveedores, así como bases de datos internacionales, que son de gran utilidad.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz