Comparte esta noticia

Las farmacias ayudan contra las reacciones indeseadas a un cosmético

ALBERTO LÓPEZ GARCÍA  |    03.05.2016 - 18:57

La cosmetovigilancia está cada vez está más extendida y por ello, la Vocalía Nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) ha impulsado una acción sanitaria por la que los ciudadanos recibirán formación sobre cómo actuar ante una reacción indeseada por parte de un producto de cosmética.

Esta nueva campaña tiene un doble objetivo. Por un lado, pretende seguir formando a los farmacéuticos y por otro, conseguir hacer que la población se haga consciente de la necesidad de informar a sus farmacéuticos sobre posibles reacciones adversas. Para lograrlo, el CGCOF ha habilitado sendas zonas en su página web dirigidas bien a ciudadanos o a farmacéuticos para resolver sus dudas.

 

Qué es la cosmetovigilancia

"La cosmetovigilancia es el conjunto de actividades y métodos que tienen por objeto estudiar, identificar y valorar los efectos adversos causados por productos cosméticos después de su puesta en el mercado, independientemente de su canal de distribución", según la han definido desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

La recepción y transmisión de efectos graves no deseados de medicamentos es un tarea que lleva a cabo la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). Con el sistema de cosmetovigilancia se pretende conseguir una notificación ordenada y más estudiada de la reacciones indeseadas de los cosméticos.

“Una reacción adversa para la salud humana atribuible a la utilización normal o razonablemente previsible de un producto cosmético”. Así ha definido a efecto no deseado la Aemps por medio del Reglamento (CE) nº 1223/2009.

Consejos para la utilización de cosméticos

  • Cualquier producto cosmético puede producir intolerancia o alergias
  • Las sustancias o compuestos que provocan mayor número de reacciones o alergias son las fragancias y los conservantes
  • Los cosméticos naturales no tienen por qué ser más seguros
  • Es muy importante leer las etiquetas de todos los cosméticos
  • Algunas patologías como la insuficiencia renal o la diabetes o el tratamiento con algunos fármacos pueden hacernos más vulnerables a la sensibilidad cutánea

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz