Comparte esta noticia

La farmacia asistencial representada en algunos proyectos de éxito

ALBERTO LÓPEZ GARCÍA  |    23.05.2016 - 23:42

El segundo día de las V Jornadas Farmacéuticas Andaluzas comenzó con un repaso por los proyectos de farmacia asistencial de mayor éxito en diferentes provincias españolas. La primero de las mesas del día, "La Farmacia Asistencial Consolidada", ha contado con las intervenciones de Montserrat Gironés, vocal de ortopedia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona, Pedro Rivero, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Álava, Ignacio José Romeo, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Guadalajara y Fernando Martínez, director de ConSIGUE y vocal de investigación y docencia en el Cacof y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Granada.

Monserrat Gironés ha explicado el proyecto "Radars" del Ayuntamiento de Barcelona "que contempla diferentes actividades con la finalidad de detectar e identificar a personas mayores en riesgo de aislamiento". La representante del COF barcelonés ha insistido en que no se trata de personas cuya calidad de vida haya empeorado, sino que pueden ser personas con una buena posición económica que se encierran en sus casas tras enviudar. En este sentido, "Radars" ofrece a estas personas actividades de manera que lleven una vejez activa. El COF de Barcelona ha entrado dentro de este proyecto para ser los encargados de la vertiente sanitaria del mismo y así, "planteamos al Ayuntamiento tres niveles de farmacia. Un primero como radar básico, otro como espacio de mediación y un último, donde están la mayoría de las farmacias, como radar especializado".

Quienes están como radar básico son aquellas farmacias que se unen para, sobre todo, comunicar el caso de personas que es estén en situación de riesgo por aislamiento en sus casas. En el caso de las farmacias como espacio de mediación es el propio farmacéutico el que ofrece su oficina como espacio para que los servicios sociales puedan dialogar con la persona en riesgo. El hecho es que muchas de estas personas mayores no abren sus puertas a desconocidos por lo que es el propio farmacéutico "de cabecera" de esta persona el que se ofrece para hablar con ella y conseguir que atienda a los servicios sociales, sino en su casa en la oficina del farmacéutico. También ha insistido en lo que ya se ha hecho durante toda la Jornada, la necesidad de ocuparse del envejecimiento la población. "Ese necesario que haya más relación entre los servicios sanitarios y lo servicios sociales!, ha asegurado Monserrat Gironés.

Por su parte, Pedro Rivero ha presentado el ya conocido "Programa de cribado del VIH en oficina de farmacia" que, como el mismo ha comentado, "se basa en la buena relación entre la farmacia y el departamento de salud del País Vasco". Ha asegurado que la prueba para detectar el VIH no está todavía bien vista y por ello, son muchos los que se quedan sin recibir esta prueba que, por otro lado, puede ser muy necesaria. "Abordar un cribado necesita mucha seguridad. Solo se puede aplicar en enfermedades bien definidas con un periodo en el que sus latencia pueda detectarse y donde el tratamiento en la fase presintomática sea más efectivo que durante la enfermedad. El presidente del COF de Álava ha centrado su intervención en cómo debe implantarse un programa de cribado y la serie de procesos que deben llevarse a cabo.

"Lo primero es dotar al cribado de un marco legal que defina las responsabilidades de cada actor además de ofrecer los recursos tanto para la puesta en marcha como para la continuidad del programa de cribado", ha afirmado Pedro Rivero.

Desde Guadalajara, ha ofrecido su experiencia Ignacio José Romeo, presidente del COF de la misma ciudad, que junto a "La obra social La Caixa" ha impulsado un proyecto de SPD en las farmacias de la provincia de Guadalajara. "Se trata de un servicio que debe ofrecerse junto a otro de seguimiento farmacoterapéutico y debe centrarse en mejorar los resultados de los medicamentos", ha asegurado el presidente. Los pacientes están muy agradecidos a este servicio de posdispensación, pero no puede hacerse de forma altruista porque sino perdería calidad el servicio. "No podemos pagar servicios de calidad a coste cero", ha asegurado Ignacio José Romeo.

El convenio que se creó con La Caixa lleva desde el año pasado en vigor y, en concreto, a Caixabank le gustó la idea de los servicios SPD y desde entonces aquellos pacientes que no pueden costearse esos servicios, pueden recibirlos gracias a La Obra Social La Caixa.

Por último, Fernando Martínez ha hablado del proyecto ConSIGUE un estudio con más de 1.600 pacientes mayores polimedicados que han participadopara evaluar el impacto económico y en la salud del servicio de Seguimiento Farmacoterapéutico en las farmacias.

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz