Comparte esta noticia

Resistencias y desconfianza por no conocer la labor del farmacéutico

DIARIOFARMA  |    26.05.2016 - 20:34

El farmacéutico tiene que vencer algunas resistencias y esforzarse para dar a conocer su trabajo, que se le valore y que el sistema sanitario requiera de sus servicios para mejorar la salud de los pacientes, tal y como quedó claro en la mesa Estrategia integral en cronicidad que, moderada por Ana Molinero, vicepresidenta segunda de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), y patrocinada por Esteve, se ha celebrado en el marco del VII Congreso Nacional de SEFAC.

A lo largo de la mesa, las opiniones del director Gerente del Servicio Aragonés de Salud, Javier Marión, cayeron como un jarro de agua fría sobre el auditorio. El gestor explicó que "si algo no genera valor al sistema no va a encajar en él". Por este motivo, instó a los farmacéuticos a "demostrar su valor para que sea posible su integración" en el sistema sanitario.

Pero Marión fue aún más allá y denunció la existencia de conflictos de intereses en los farmacéuticos. "En algún momento hay que decirle al paciente que tiene que dejar los suplementos vitamínicos o la homeopatía". Según explicó, hay que poner todo ello encima de la mesa "porque si no, no será fácil imbricar a la farmacia en el sistema sanitario". En el mismo saco metió también a la industria farmacéutica de la que indicó que "tenemos mala experiencia" y los medios de comunicación que en algunos casos tratan la publicidad como noticias. 

En relación a los servicios que puede prestar en un futuro la farmacia, Marión señaló que "no veo valor en la atención farmacéutica domiciliaria. No acabo de entender el valor, a lo mejor es que no conozco el proyecto", unas afirmaciones que fueron encendiendo el ánimo del público, especialmente al asegurar que Cruz Roja también hace ese servicio y que, en su caso, sí podría tener un valor "porque lo hace de forma gratuita al ser voluntarios".

La propia moderadora de la mesa intervino para defender al colectivo farmacéutico. "Creo que nos estás viendo como meros tenderos. Creo que somos profesionales sanitarios y hay que desterrar esa sensación de que vendemos solo productos sin evidencia científica", señaló.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Pero las palabras de gerente del Salud también recibieron pronta respuesta por parte del público. Por un lado, el catedrático de Farmacia de la Universidad de Barcelona, Eduardo L. Mariño, que señaló que "el farmacéutico es un experto del medicamento" y consideró que la opinión del gerente del Salud sobre la farmacia "es pobre y se podría decir lo mismo de los médicos". Eso sí reconoció que "hay farmacéuticos, malos, regulares y buenos", igual que médicos. Por otro, el presidente de SEFAC, Jesús C. Gómez, también en el público, quiso rebatir la afirmación del conflicto de interés del farmacéutico con los resultados del estudio iValor, que señala que uno de cada tres pacientes que entran en la farmacia solo reciben consejo farmacéutico y no una dispensación. Para Gómez esa es una buena prueba de la profesionalidad y ausencia de conflicto de interés del farmacéutico.

El farmacéutico comunitario en Lorca (Murcia) y miembro de la Comisión de Cronicidad de SEFAC, José Miguel Ruiz también rechazó el argumento del conflicto de interés. "Yo conflictos de interés, cero. Mi único interés es que el paciente vaya mejor", explicó. 

La industria estaba representada por el director de Relaciones Institucionales de Esteve y vocal de industria del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Eugeni Sedano, quien también puso encima de la mesa el importante esfuerzo inversor que hace la industria para investigar en enfermedades que no tienen cura. Por ello se mostró en desacuerdo para que por "cuestiones concretas se puede dejar de lado el enorme esfuerzo que se realiza con el ámbito sanitario".

Además, Sedano explicó que la industria puede colaborar mucho más con el sistema y con el farmacéutico. "Podemos apoyar a la farmacia para que el paciente cumpla con el tratamiento, formación con uso de tratamientos complejos, proveer de páginas web, etc", explicó. Y es que, según él, "la industria es no sólo un proveedor de medicamentos, sino de servicios vinculados a los mismos con el objetivo de mejorar los resultados en salud. Unos servicios que pueden definirse entre todos".

En la mesa también se encontraba la vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SemFYC), María Fernández, quien señaló que hace falta avanzar en la relación entre médicos y farmacéuticos para desterrar la "desconfianza" que según ella existe. Según indicó, "hay que mejorar la comunicación, establecer protocolos, colaboración entre sociedades científicas. Debe haber rigor científico. Eso generará una mayor confianza para los médicos".

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz