Comparte esta noticia

Arnés: “Si encontramos puntos de fuga en este código, se taparán”

CARLOS ARGANDA  |    01.06.2016 - 20:17

La industria farmacéutica innovadora tiene claro que la transparencia y avanzar de forma continua en ella es un objetivo irrenunciable. Por ese motivo, ante cualquier situación que pueda poner en riesgo el fin último del código, Farmaindustria actuará y modificará la regulación para avanzar, nunca dar pasos hacia atrás, en transparencia.

De este modo, el director general de la patronal, Humberto Arnés, explicó en un encuentro con periodistas para profundizar en el sistema que dará lugar a la publicación individualizada de todas las transferencias de valor a los profesionales sanitarios que “si encontramos puntos de fuga en este código se taparan”. Lo que está claro para él es que no es posible “hacernos trampas” ya que en ese caso “el que lo hace bien queda en situación de inferioridad”.

Así se expresó Arnés cuando a preguntas de Diariofarma se incidió en la posibilidad de que las transferencias de valor individualizadas se asignaran a sociedades mercantiles en vez de aparecer el nombre del profesional que realiza un trabajo. Ante esta situación, el responsable de la Unidad de Supervisión Deontológica (USD) de la patronal, José Zamarriego, señaló que sería algo totalmente legal y normal que algunas de las transferencias de valor se realizaran a nombre de empresas que pertenezcan a algún profesional, aunque dudó que ese caso fuera muy generalizado. En cualquier caso, “si todas las transferencias individualizadas se corresponden a sociedades actuaríamos”, explicó Arnés, “no permitiremos que se enmascare” la información, señaló.

Cuando se trate de organizaciones profesionales este caso no se dará ya que cuando entidades terceras actúen en nombre de una organización sanitaria, como por ejemplo las secretarías técnicas de los congresos, lo que habrá que exponer es el nombre de la organización responsable del evento, no de la secretaría técnica.

Tal y como reiteró en diversas ocasiones Arnés, “el objetivo principal es que no se cuestione la formación de los médicos y su acceso a la mejor información”, por eso, y dado que la opacidad “genera dudas”, y que la relación entre compañías farmacéuticas y profesionales “es necesaria”, la patronal busca “eliminar las dudas sobre las mismas” y generar “confianza en que la relación no está viciada”.

Por ello, Arnés señaló de forma taxativa que “el qué, no se negocia; podemos negociar el cómo o el cuándo para evitar problemas” y en este sentido, consideró que los siete meses que restan de año son suficientes para informar a todos los profesionales de que todas las transferencias de valor realizadas a partir del 1 de enero de 2017 serán transparentadas, de forma individualizada, desde el 1 de enero de 2018.

 

¿Cómo será el procedimiento?

A partir del 1 de enero de 2017 cada relación de una compañía farmacéutica con un profesional o entidad sanitaria deberá ir acompañada de la comunicación de que sus transferencias de valor serán transparentadas. Esa información será publicada en las páginas web de cada compañía en la zona habilitada al efecto y tendrá que estar accesible entre 6 meses y un año desde que se ejecutó.

Cabe señalar que la información personal que aparecerá, de forma, general, será el DNI, con algunos dígitos omitidos para cifrarlo, el nombre y apellidos, así como el lugar de ejercicio profesional. Además, se expondrán cada una de las actividades que ha dado lugar a una transferencia de valor agrupadas por cada concepto.

Además, es necesario cumplir con dos obligaciones que se han establecido en el informe de la Agencia Española de Protección de Datos para avalar la publicación de las transferencias de valor de forma individualizada. Por un lado compañías deben asegurarse de que exponen la información de tal manera que no sea indexable por los motores de búsqueda. Por otro, debe existir un disclaimer que informe de que no se autoriza el uso de la información expuesta para un fin distinto al de transparencia.

La patronal trabaja ya en una propuesta de disclaimer para facilitar la labor a cada una de las compañías. También han puesto mucho interés en la nota metodológica que debe acompañar a cada web de cada compañía en la que se debe describir correctamente los datos que se exponen de forma que sean fácilmente entendibles.

En cualquier caso, esto no será realidad hasta el uno de enero de 2018. Eso sí, a partir del próximo 27 de junio y hasta el 30, todas las compañías asociadas a Farmaindustria y/o Efpia, deberán publicar en sus páginas web los datos correspondientes a 2015. Unos datos que podrán mostrarse agrupados o individualizados, en función del consentimiento ofrecido por el profesional.

La compañía que no los publique o que no lo haga correctamente, se enfrenta a sanciones por conceptos hasta muy graves, tipificados en el código de la patronal con hasta 360.000 euros que irían destinados a la Fundación Farmaindustria.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz