Comparte esta noticia

Farmacéuticos asturianos se forman para identificar la artritis psoriásica

DIARIOFARMA  |    05.06.2016 - 23:59

Acción Psoriasis y el Colegio de Farmacéuticos de Asturias, impulsan la campaña “Impacto Doble” con el fin de poner a disposición de los farmacéuticos herramientas que les ayuden a asesorar a los pacientes sobre la relación que existe entre la afectación de la piel y la que puede existir en las articulaciones de pacientes con artritis psoriásica (APs).

El objetivo de esta iniciativa, que se ha puesto en marcha con la colaboración de AbbVie, es que las personas con psoriasis no pasen por alto, al no relacionarlos con su enfermedad cutánea, los síntomas articulares de la APs.

Cualquier persona puede plantear sus dudas y seguir la iniciativa en twitter bajo el hashtag #ImpactoDoblePsoriasis.

Se estima que uno de cada tres pacientes con psoriasis podría desarrollar APs. Sin embargo, muchos de ellos no relacionan la psoriasis con la artritis. Por ello, ignoran los síntomas como la inflamación o dolor de las articulaciones por desconocer que éstos podrían estar relacionados con su enfermedad y tratarse en realidad de una APs.

De hecho, existe una media de 5 años desde el inicio de los síntomas articulares hasta que se diagnostica al paciente.

banner-newsletter-bajo-noticia2

“Impacto Doble”, nace con el fin de ayudar a estos pacientes a reconocer los síntomas articulares para que, ante un posible indicio de APs acudan a tiempo al especialista. “Es importante que el diagnóstico se haga en el menor tiempo posible porque esto ayuda a establecer el tratamiento adecuado en fases tempranas y por lo tanto contribuye considerablemente a detener el avance de la enfermedad y mejora el pronóstico. De hecho, según algunos estudios, un retraso de 6 meses en el diagnóstico de la APs puede suponer un daño articular permanente”, explica el Dr. Rubén Queiro, reumatólogo del Hospital Universitario Central de Asturias.

 

Cerca del paciente

El farmacéutico juega un papel muy importante en el asesoramiento a pacientes con psoriasis, “muchos de los pacientes con psoriasis, que acuden habitualmente a la farmacia, pueden tener algún síntoma articular que no relacionen con su enfermedad. Por ello, es importante que los farmacéuticos cuenten con las herramientas necesarias para poder asesorarles y ayudarles a identificar esos síntomas y aconsejarles que acudan al especialista para que puedan recibir un diagnóstico cuanto antes y tratar la enfermedad de la manera más adecuada”, declara Carlos Checa, secretario del Colegio de Farmacéuticos de Asturias.

La iniciativa “Impacto Doble”, desarrollada con el asesoramiento científico de líderes de opinión internacionales (el Dr. Philip Helliwell, consultor senior en reumatología del Hospital Chapel Allerton en Leeds (Reino Unido); el Dr. Juan Cañete, consultor senior en reumatología y reumatólogo del hospital Clínic de Barcelona y la Dra. Laura Savage, investigadora clínica en dermato-reumatología de la Universidad de Leeds), pone a disposición de los pacientes un cuestionario que les ayudará a identificar los síntomas articulares.

 

Cribado con PEST

El cuestionario validado de cribado PEST está diseñado para ayudar a distinguir la APs de otros tipos de artritis. Las cinco preguntas que lo componen predicen de forma significativa la posibilidad de APs en los pacientes con psoriasis.

Si el paciente ha sido diagnosticado de psoriasis o tiene placas escamosas rojas en la piel y además contesta “sí” a tres o más preguntas del cuestionario PEST, se debería considerar la derivación a un reumatólogo que pueda evaluar esos síntomas y hacer un diagnóstico.  Este cuestionario está disponible en la página web de la campaña  www.ImpactoDoble.es.

“Los pacientes de psoriasis, a menudo, no sabemos que si nos duele la rodilla, los tobillos o cualquier articulación, estos síntomas puedan tener relación con la psoriasis y por ello, a veces, podemos pasarlos por alto y nos darles la importancia que tienen. Es por este motivo que desde Acción Psoriasis informamos al paciente, le aconsejamos que esté alerta ante determinadas molestias para que acuda lo antes posible a su especialista. La detección precoz es clave para controlar la enfermedad y conseguir una buena calidad de vida”, comenta David Trigos, delegado de Acción Psoriasis en Asturias.

 Manejo conjunto

Cuando un paciente con psoriasis presenta síntomas articulares su dermatólogo debería derivarlo al reumatólogo para que éste confirme o descarte la posibilidad de APs, y en función de la clínica dominante, entre ambos decidan cuál es la mejor estrategia de tratamiento, y de esta manera conseguir conjuntamente el control de la enfermedad. En este proceso, es importante también que el paciente participe activamente en el tratamiento de su enfermedad y que prepare sus consultas, de tal modo que comparta con su médico cualquier duda, dolencia o preocupación.

Según afirma el doctor Pablo Coto, dermatólogo del Hospital Universitario Central de Asturias, “es importante que el paciente no pase por alto los síntomas articulares. De este modo, su dermatólogo le derivará lo antes posible al reumatólogo y entre ambas especialidades se decidirá el mejor tratamiento y manejo de la enfermedad. Una buena comunicación entre pacientes y especialista mejora notablemente el control de la enfermedad”.

Sobre la artritis psoriásica

Es una enfermedad que afecta a la piel (“por fuera”) a través de placas rojas con escamas en la piel que causan picor y a las articulaciones (“por dentro”) (inflamación articular, rigidez y dolor), por eso se trata de una enfermedad que tiene un “doble impacto”. Afecta a cada persona de forma diferente, ya que hay personas que tienen APs leve, con tan solo algunas articulaciones afectadas y de forma ocasional algunos brotes que pueden hacer que empeoren sus síntomas, y en otros casos, la enfermedad puede ser más severa y con el paso del tiempo las articulaciones podrían verse afectadas sufriendo un daño permanente. Por ello, es importante que los pacientes acudan al especialista ante cualquier indicio, ya que el diagnóstico temprano mejora notablemente el pronóstico de la enfermedad.

Los primeros signos de APs suelen aparecer entre los 30 y los 50 años, aunque pueden aparecer a cualquier edad. Afecta por igual a hombres y a mujeres. Aproximadamente cuatro de cada cinco personas con APs desarrollan síntomas en la piel antes que en las articulaciones.

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz