Comparte esta noticia

Biológicos y biosimilares, vistos por los especialistas en Aparato Digestivo

DIARIOFARMA  |    14.06.2016 - 11:41

La Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) considera que la experiencia de los últimos años avala los biosimilares como medicamentos igual de eficaces y seguros que los biológicos de referencia, con el matiz de que siempre deben emplearse bajo prescripción médica y de acuerdo con los pacientes.

En palabras de Joaquín Hinojosa, experto de la SEPD, “el fármaco original y su biosimilar poseen una caracterización estructural y funcional similares, por lo que la prescripción como primera opción de tratamiento de uno u otro no es un problema”.

En caso de sustitución de uno por otro, la SEPD valora en un comunicado difundido hoy que “debe realizarse de forma controlada, exclusivamente en manos del especialista: “Al tratarse de medicamentos diferentes, los clínicos debemos controlar qué producto estamos prescribiendo a nuestros pacientes en cada momento, ya que no podemos sustituir aleatoriamente uno por otro. Debemos en todo momento controlar la trazabilidad del fármaco empleado en previsión de posibles reacciones adversas y siempre a favor de la seguridad del paciente”, añade.

A su modo de ver, este procedimiento facilita la observación de posibles reacciones de sensibilidad, aparición de infecciones oportunistas o pérdida de eficacia del fármaco. Además, la decisión de cambiar un medicamento por otro no debe estar sujeta a motivos económicos, sino que debe combinar las necesidades personales e individualizadas, las preferencias del paciente y la experiencia del profesional.

 

Menor incertidumbre

Para Manuel Barreiro (SEPD), la publicación de nuevos estudios en series de pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal permitirá muy pronto reducir la incertidumbre sobre el manejo de los biosimilares actuales. Este especialista apunta que “los éxitos obtenidos en el tratamiento de la enfermedad inflamatoria intestinal más grave con terapias biológicas y una posible reducción de los costes directos abren la puerta a la aparición de una segunda generación de biosimilares”.

banner-newsletter-bajo-noticia2

“En muy poco tiempo tendremos a nuestra disposición nuevos fármacos, nuevas moléculas casi idénticas, lo que requerirá un nuevo esfuerzo en investigación y tiempo para ver la evolución de estos fármacos”, añade.

Biológicos y biosimilares se emplean para tratar a pacientes con enfermedad inflamatoria intestinal, que engloba entre otras dolencias la colitis ulcerosa, y que afecta al intestino grueso y al colon, y la enfermedad de Crohn, que cursa con inflamación en cualquier área del tracto intestinal. Es una enfermedad crónica.

Éstas y otras consideraciones serán debatidas a partir del 17 de junio en el marco de la Semana de las Enfermedades Digestivas, en Santiago de Compostela.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz