Comparte esta noticia

Las farmacias británicas, claves en la detección del cáncer

MARÍA GRANJO  |    30.06.2016 - 18:21

El cáncer es la segunda causa de muerte en Reino Unido, con tasas de supervivencia a cinco años inferiores a la media europea. Por este motivo, en este país cobran especial importancia las campañas públicas para mejorar el diagnóstico precoz del cáncer, que cuentan con las farmacias comunitarias como un elemento clave en la detección de la enfermedad.

El próximo mes de julio, la agencia de salud pública británica (Public Health England) pone en marcha una nueva campaña nacional de la serie “Be Clear on Cancer”, a través de la que las farmacias animarán a la población a acudir al médico en caso de que se presenten síntomas respiratorios que puedan levantar sospecha. Entre éstos, se encuentran el quedarse sin aliento realizando una actividad que anteriormente se hacía sin problemas o tener tos durante tres semanas o más.

Con esta iniciativa, se busca mejorar la detección del cáncer de pulmón y la EPOC. “Los farmacéuticos han jugado un papel importante en las campañas anteriores, con la derivación de pacientes sintomáticos a la atención primaria y la concienciación sobre los síntomas”, apuntan desde la Royal Pharmaceutical Society.

Esta institución apoya diversas campañas a lo largo del año para promover el papel de los farmacéuticos en la detección temprana del cáncer. El pasado mes de abril, se desarrolló la de detección del cáncer de colon, la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer en el Reino Unido, después del cáncer de pulmón. En las primeras etapas de la enfermedad, muchos pacientes se automedican ante síntomas como cambios en los hábitos intestinales, por lo que la farmacia comunitaria se encuentra en una posición ideal para ayudar a detectar la enfermedad, según apuntan desde la Royal Pharmaceutical Society. Las oficinas de farmacia también participan activamente en otras campañas que tienen como objetivo mejorar el diagnóstico precoz, como en la del cáncer de ovario y el gastroesofágico.

La apuesta del gobierno británico por la farmacia comunitaria como punto clave para la detección del cáncer se basa en argumentos como los plasmados en las conclusiones de un estudio publicado por el International Journal of Pharmacy Practice el pasado mes de febrero, que analiza los resultados de una campaña de cáncer de piel desarrollada en farmacias de Gales.

Se partía de la idea que la incidencia del cáncer está estrechamente relacionada con el nivel de pobreza y marginación de la población, por lo que las farmacias pueden contribuir a la mejora de la prevención del cáncer de piel en los grupos de mayor riesgo, especialmente en zonas de población desfavorecidas. A través del estudio, se realizaron encuestas a 5.739 usuarios de 714 farmacias de Gales durante mayo de 2014. Los comportamientos de riesgo en cuanto a fotoprotección fueron más elevados en las zonas más desfavorecidas, donde los conocimientos acerca de las medidas de prevención eran menores. Por otro lado, tres de cada cuatro encuestados respondieron que las farmacias comunitarias son lugares adecuados para el desarrollo de campañas de detección del cáncer de piel.

Por lo tanto, el estudio concluye que la asociación entre conductas de alto riesgo frente a la exposición a los rayos solares y las zonas geográficamente deprimidas aconseja la realización de campañas de información y sensibilización sobre el cáncer de piel, a desarrollar desde las oficinas de farmacia.

 

¿Y en España?

En España, la mayor muestra de implicación de las farmacias en la mejora del diagnóstico precoz del cáncer es el programa de test para la detección del cáncer de colon, desarrollado en Cataluña, Islas Baleares y Murcia, en colaboración con las Consejerías de Sanidad.

Una acción reciente en cuanto a detección del cáncer desde las farmacias es la colaboración del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos con la campaña Euromelanoma, para detectar el cáncer de piel, puesta en marcha por la Academia Española de Dermatología y Veneorología (AEDV), a través de la que colegios de farmacéuticos se suman a esta iniciativa.

En la misma línea, el Colegio de Farmacéuticos de Barcelona ha desarrollado, del 23 de mayo (Día Mundial del Melanoma) al 13 de junio (Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel), una campaña para detectar los riesgos de sufrir este cáncer. En coordinación con la Unidad de Melanoma del Hospital Clínico de Barcelona, participaron 280 farmacias de Barcelona que, más allá de facilitar el consejo sanitario, realizaron por primera vez una evaluación inicial de los factores de riesgo, derivando a los usuarios al médico en caso necesario. De este modo, los farmacéuticos, que recibieron una formación, realizaban un cuestionario a los participantes, así como una comprobación de si tenían más de 10 lesiones pigmentadas en un brazo.

Otra campaña en la que participan las oficinas de farmacia es la realizada con motivo del Día contra el Cáncer de Mama. A través de la información elaborada por el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, se pone a disposición de los colegios material para actualizar los conocimientos de los farmacéuticos e informar a la población sobre esta enfermedad, su tratamiento y el papel del farmacéutico en todos estos aspectos.

Hay iniciativas que surgen de entidades de ayuda a los pacientes y asociaciones empresariales, como es el caso de la campaña realizada desde la Asociación de Farmacias de Barcelona y la fundación de ayuda oncológica Oncolliga, que, con el apoyo de Janssen y Fedefarma, promueven que desde las farmacias de Barcelona se informe a los usuarios sobre el cáncer de mama y de próstata, así como los factores de riesgo y medidas de prevención.

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz