Comparte esta noticia

Andalucía explica su modelo de PPA, subastas y ATEs en Europa

DIARIOFARMA  |    14.07.2016 - 20:02

Aquilino Alonso

El consejero de Salud de Andalucía, Aquilino Alonso, ha intervenido en el evento ‘Opciones de la Unión Europea para mejorar el acceso a los medicamentos’ organizado la eurodiputada socialista Soledad Cabezón, en el seno de la Comisión de Medioambiente y Salud Pública y Seguridad Alimentaria en el Parlamento Europeo. El objetivo de la participación de Alonso ha sido exponer las medidas implantadas en este ámbito en los últimos años y contribuir con su experiencia a mejorar esta accesibilidad en el conjunto de países miembros de la Unión Europea. Durante su intervención ha desgranado las principales “políticas innovadoras” puestas en marcha por la región en los últimos años, entre las que destacan la prescripción por principio activo (PPA), las subastas de medicamentos y la utilización de Alternativas Terapéuticas Equivalentes (ATEs).

Según explica la Junta de Andalucía en un comunicado, “Andalucía es referente en Europa por las políticas innovadoras para mejorar la calidad y la equidad en el acceso a los medicamentos” tal y como “ha quedado refrendado” con la participación de Alonso en el Parlamento Europeo con el objetivo de “exponer las medidas implantadas en este ámbito en los últimos años y contribuir con su experiencia a mejorar esta accesibilidad en el conjunto de países miembros de la Unión Europea”.

Durante su intervención ha señalado que el objetivo de las medidas ha sido “garantizar la calidad y los derechos ciudadanos y muy centradas en mejorar la accesibilidad para alcanzar la equidad sin incrementar los costes para los pacientes”. El consejero ha señalado que para ello “ha sido fundamental la implicación de los profesionales del sistema sanitario público andaluz, así como la colaboración permanente con la corporación farmacéutica”.

En relación a la PPA, Alonso ha explicado que la medida se implantó en 2001 y que ya alcanza el 93% de las prescripciones. Gracias a esta medida ha sido posible la implantación de la otra medida clave de la política farmacéutica andaluza: la selección pública de medicamentos. Una iniciativa que, según Alonso, ha permitido obtener un importante ahorro económico para la administración sanitaria andaluza, “sin tocar más los bolsillos de la población, que ya financia el Sistema con sus impuestos”.

Alonso también ha puesto encima de la mesa el “uso de alternativas terapéuticas equivalentes más eficientes, en atención primaria y en hospitales, que busca incentivar la selección eficiente de aquellos medicamentos ‘exclusivos’ (bajo patente y por tanto sin genéricos) con resultados equivalentes para un mismo proceso de salud”.

El consejero también ha explicado la puesta “en marcha la Comisión Central para la Optimización y Armonización Farmacoterapéutica como órgano para garantizar, en todos los centros del Servicio Andaluz de Salud, la selección y utilización de los medicamentos más adecuada, más eficiente y homogénea posible, conforme a la evidencia científica disponible”.

Por otra parte, en el ámbito de la gestión, existe una Comisión Central de Farmacia Hospitalaria que se encarga de optimizar la gestión de medicamentos a través de las Comisiones Provinciales de Compras y Suministros Farmacéuticos. “Tanto la gestión como la calidad de la prestación farmacéutica constituyen una prioridad para el Gobierno de Andalucía, al igual que garantizar el acceso a la innovación”, ha subrayado Aquilino Alonso.

El consejero ha recordado también que Andalucía fue una de las primeras comunidades autónomas en mejorar la “accesibilidad, calidad y seguridad en la prestación farmacéutica” a través de la receta electrónica. En la actualidad, el 100% de la población andaluza tiene acceso a ella y cada año se emiten 156 millones de recetas electrónicas, el 97,5% de las recetas prescritas. Este sistema, según el consejero, “mejora la accesibilidad de pacientes crónicos a la prestación farmacéutica, disminuye la frecuentación sanitaria y optimiza la gestión económica, así como el control de la dispensación de medicamento”. Además, permite la incorporación directa de prescripciones realizadas en hospitales, consultas externas o urgencias de los centros sanitarios andaluces; y suma un control de seguridad en el momento de la dispensación.

Alonso también ha puesto en valor el modelo mediterráneo de farmacia, que en Andalucía garantiza, con 3.800 farmacias distribuidas en todo el territorio, que todos los pueblos dispongan al menos de una oficina de farmacia. De hecho, una de cada cuatro farmacias en la comunidad se encuentra en una zona rural, contribuyendo a la accesibilidad de la prestación farmacéutica, a la que la Consejería de Salud destina el 26,6% de su presupuesto.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz