Comparte esta noticia

Medicamentos de prescripción y sus recetas, todo (i)legal, a golpe de click

CARLOS ARGANDA  |    03.09.2016 - 18:33

Hace poco más de un año la actividad de la web recetamedicaonline.com alertaba a todo el sector por el hecho de expedir recetas médicas a través de la web sin realizar una visita presencial. Tras el revuelo formado, los procedimientos actuales de la empresa son muy diferentes a los que presentaron entonces. Pero el ingenio no cesa y siguen llegando a España otras páginas web que explotan las posibilidades de las tecnologías de la información y buscan resquicios en la legislación del espacio económico europeo para, además de expedir la receta médica, permitir la compra y el envío de medicamentos que requieren de una prescripción facultativa.

Es el caso de dokteronline.com, una web que quiere hacer ver que toda su actividad es legal, poniendo como aval las legislaciones de diferentes países europeos y la libre circulación de mercancías en la Unión Europea, envía medicamentos con receta a compradores de toda Europa Occidental, incluida España, a pesar de que muchas de las legislaciones nacionales, entre otras la nuestra, impiden esa posibilidad.

Por este motivo, la Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac), ha denunciado la existencia de esta web ante el Departamento de Salud de Cataluña, “al considerar que vulnera la legislación relativa a la venta a distancia de medicamentos (Real Decreto 870/2013)”.

Para Fefac, la mencionada web incurre al menos en dos conductas prohibidas en España. Por un lado, la venta de medicamentos que requieren de prescripción médica; y, por otro, la actuación de dokteronline.com como intermediario en la transacción, algo que también estaría prohibido en nuestro país.

A pesar de ello, la web se encuentra accesible totalmente en idioma español y pone a disposición de sus clientes un teléfono de consulta (91.187.15.21) situado en Madrid, por lo que no hay duda de que se dirige a público ubicado en nuestro país, entre otros como Reino Unido, Francia, Polonia, Alemania, Holanda y Suecia.

banner-newsletter-bajo-noticia2

 

¿Cómo funciona?

La web dispone un vademécum formado por los medicamentos de receta que más habitualmente se venden por internet: disfunción eréctil, acné, adelgazamiento, deshabituación tabáquica… pero también incluye otros como asma, gripe, dolor e inflamación, antibióticos o productos de viaje.

La propia web señala que para los medicamentos que requieren receta “es necesario añadir el coste de la consulta médica al del producto”. Una consulta que supuestamente se realiza a través de un médico británico de su equipo de “más de ocho médicos”. Tal y como señalan, amparándose en la regulación de asistencia transfronteriza y la libre circulación de servicios, “un cliente tiene todo el derecho a consultar a un médico del Reino Unido. Y, conforme a la legislación británica, el médico puede atender la consulta a través de Internet y recetar un tratamiento cuando sea necesario”. La consulta consistirá en preguntar por “sus síntomas, los medicamentos que toma, su historial médico. Deberá responder con exactitud, para que los médicos puedan aconsejarle de forma segura”.
Dokteronline

Tras esta receta online, el sistema remite la prescripción a una farmacia colaboradora que se encarga del envío a los pacientes. En este sentido, dokteronline.com asegura que “todas las farmacias con las que trabajamos y a las que se puede acceder a través de nuestra web cumplen todos los requisitos del sector farmacéutico en sus respectivos países”. Además, la propia web reconoce que en algunos países comunitarios “aún está prohibido el envío postal de medicamentos”, por lo que “dokteronline.com trabaja únicamente con profesionales (como las farmacias) de países donde está permitido el envío”. En este sentido, menciona como farmacias colaboradoras a dos del Reino Unido y una de Luxemburgo, farmacias que supuestamente poseen los certificados legales que les autorizan a dispensar por internet.

A pesar de todo ello, la web trata de descargar el cumplimiento de la legalidad sobre el usuario, tal y como reza el disclaimer existente a pie de página: “El cumplimiento de la legislación y reglamentos nacionales es su responsabilidad. Usted manifiesta consultar este sitio web por iniciativa propia”.

 

Pero, ¿puede ser legal en España?

A lo largo de diferentes textos dokteronline.com realiza múltiples afirmaciones sobre aspectos legales que, en ningún momento, confirman la legalidad de su actividad para España. Se limita a asegurar que cumple con legislaciones nacionales y comunitarias y hace referencia a normas legales. Eso sí, no siempre de forma acertada. Un ejemplo es cuando asegura que “dentro de la UE está permitido importar medicamentos autorizados de otro país comunitario si son para consumo personal (véase la Directiva UE 2001/83/CE, artículo 30)”. Resulta que el artículo 30 de la citada directiva hace referencia a las solicitudes de autorización de comercialización nacional…

En cualquier caso, parece fuera de toda duda que en España no es legal la venta telemática de medicamentos que requieren receta, por lo que a pesar de que las regulaciones nacionales de algunos Estados Miembro lo permitan y, por otro lado, exista una libre circulación de servicios y mercancías, los medicamentos estarían excluidos de esa libertad, por lo que la venta desde farmacias de otros países también estaría prohibida.

Otra de las incongruencias detectadas se refiere a la definición de qué es dokteronline.com. En la home especifica que “Dokteronline.com es un servicio de venta de medicinas online fácil y seguro. Es lo que popularmente se conoce como una farmacia online o farmacia en internet”. Sin embargo, en el disclaimer de pie de página indica: “Dokteronline.com no es una farmacia (por internet) y no se ocupa de ofrecer, vender, suministrar o trasmitir de ningún otro modo productos (medicinales)”.

Por si todo esto no fuera suficiente, la sede social de la empresa no se encuentra en territorio español, ni siquiera europeo. Dokteronline está radicada en Curaçao, un territorio autónomo de los Países Bajos antiguamente perteneciente a las Antillas Holandesas y situado en el Mar Caribe, frente a Venezuela.

 

Mucho más caro

Más allá de la legalidad y la seguridad del procedimiento, la compra de estos medicamentos por internet resulta, además, mucho más cara que lo que supondría hacerlo en cualquier farmacia de nuestro país.

En este sentido, cabe señalar que el coste de una receta más el de gestión que se lleva la plataforma puede rondar los 50 euros para un único pedido, aunque se hacen descuentos por cantidad. Algunos ejemplos: Tramadol 50 mg 20 cáps. Cuesta a través de dokteronline.com 59,00 euros (consulta médica incluida), cuando en cualquier farmacia española el coste de este medicamento es de 2,5 euros (PVP-IVA);  Champix Paquete iniciación 0.5 mg 11 comp. y 1 mg 14 comp. tendría un coste de 100,00 euros a través de esta web, mientras que en una farmacia española su precio es de 57,99 euros; Propecia 1 mg 28 comp. Costaría 100,50 frente a los 48,82 euros del precio oficial en España.

 

Información incompleta

Además, a pesar de que para cada medicamento que un paciente adquiera se le adjunta el prospecto del mismo en español, resulta que esa información no está actualizada y, por tanto, puede ser incompleta. Un caso es el prospecto de Propecia 1 mg, que en dokteronline.com ofrecen una versión de fecha marzo de 2004, mientras que en el Centro del Información Medicamentos de la Agencia Española de Medicamentos, la versión existente en la actualidad corresponde a mayo de 2015, once años después.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz