Comparte esta noticia

La oposición a las subastas andaluzas se hará oír en Bruselas

BELÉN DIEGO  |    04.09.2016 - 23:59

Tras la reciente intervención del consejero de Sanidad andaluz, Aquilino Alonso, en el Parlamento Europeo, donde habló de las bondades que a su modo de ver entrañan las subastas de medicamentos, Jesús Aguirre, senador y coordinador de Sanidad del PP andaluz, así como representantes de farmacéuticos y pacientes encabezados por Teresa Martín, presidenta de la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (Afaran), van a hacerse oír ante la Defensora del Pueblo española y poco después en Bruselas, donde quieren desmontar la “información torticera” ofrecida por Alonso a los europarlamentarios.

Ha sido un 'comienzo de curso' particularmente activo para los opositores a las subastas de medicamentos. El pasado 29 de agosto celebraron un encuentro en Córdoba; el viernes 2 de septiembre, en Málaga. En ambos señalaban que “de los 10.000 medicamentos recogidos en el vademécum español, la subasta impuesta por la Junta en la comunidad andaluza sólo deja acceso a 400, de los cuales un 46% tienen problemas de abastecimiento”.

De acuerdo con la información proporcionada por los distribuidores, Ranbaxy sólo hizo llegar a las farmacias andaluzas 28.622 unidades de fármacos de las 83.688 comprometidas. Vir sirvió 27.358 de 59.625.

En cuanto a los ahorros estimados por la Junta, que ha utilizado en numerosas ocasiones la “cifra mágica” de 200 millones de euros –recordaba Aguirre-, no se ha podido constatar cuál es la cantidad que ha revertido a las arcas públicas el empleo de las subastas en la región, un dato que se ha solicitado repetidamente sin respuesta por parte de las autoridades regionales, explica el coordinador de Sanidad del PP.

En el encuentro de Málaga, además de Aguirre y Martínez, han participado representantes del Foro Andaluz del Paciente, de la Asociación Lupus Málaga y Autoinmunes y de distribuidores de medicamentos, entre otros.

banner-newsletter-bajo-noticia2

“Queremos que la distribución de medicamento sea apartada de la confrontación política porque lo más importante es la salud de los pacientes, y no es justo que los andaluces estén en desigualdad respecto al resto de españoles por una política fracasada de la Junta de Andalucía”, declaraba Aguirre al término del encuentro.

Aguirre ha hecho hincapié en el perjuicio que las subastas causan en pacientes crónicos y polimedicados –un 80% del total- ya que el desabastecimiento obliga a cambiar sus medicamentos constantemente: “Esto solo pasa en Andalucía, porque en cualquier otra comunidad, si el médico  prescribe un medicamento, el paciente siempre va a tener el mismo”. Martín añadía que “las subastas han hecho de Andalucía un gueto sanitario”.

Por todo ello, argumentan que es necesario acabar con las subastas, “implantadas por criterios economicistas y no de salud”.

 

A Europa pasando por Madrid

El motivo de plantear los problemas derivados de las subastas, primero ante la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, y después ante las autoridades europeas (empezando por el Defensor del Pueblo Europeo), es, en palabras de Teresa Martín, que se ha creado una situación de alerta sanitaria.

El problema –explicaba- afecta a los pacientes, que les acompañarán en ambas comparecencias, así como a los médicos –cuya capacidad de prescripción está limitada-. Los farmacéuticos, por su sentido de la responsabilidad ofrecen a los pacientes medicamentos alternativos, pero el reembolso de éstos se retrasa considerablemente y, según han confirmado fuentes profesionales, a veces simplemente no llegan.

 

Alternativas 

Según ha recordado Aguirre en una conversación con Diariofarma, los mecanismos de precios de referencia y las agrupaciones homogéneas regulados por el Real Decreto 177/2014, son mucho más eficientes para el ahorro público que las subastas, como ponen de manifiesto los análisis económicos realizados.

Así, recordaba que el gasto farmacéutico público a través de receta ha disminuido un 16% a nivel nacional en 2014 respecto a 2011, mientras en Andalucía sólo lo ha hecho en  un 10%.

Añadía que sumarse a políticas como la central de compras y central de precios de medicamentos y productos sanitarios, por valor de más de 1.700 millones de euros en lentes intraoculares, epoetinas, factor VIII recombinante, inmunosupresores, antirretrovirales, vacunas, etc., sería económicamente más rentable para la Junta de Andalucía “y con esta estrategia se beneficiaría todo el SNS”.

Por el contrario, considera que las subastas no han repercutido en beneficio de la atención sanitaria en Andalucía, sino que han creado una situación de desventaja para los andaluces. De hecho, se muestra convencido de que “el mayor perjuicio que produce el sistema de subastas es la ruptura de la equidad en el acceso a los medicamentos”, y tampoco han servido para reducir el coste de los fármacos para los ciudadanos. “No es innovador ni es responsable discriminar a los pacientes andaluces en el acceso a los medicamentos”: asegura.

A favor del ahorro y la eficiencia, matiza que nunca deben buscarse “a costa de dificultar el acceso de los pacientes a los medicamentos en una comunidad autónoma”.

Respuesta de la Junta

La respuesta de la Junta de Andalucía ha llegado por parte de la Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta en Málaga, que ha calificado de “irresponsabilidad” y “manipulación” las palabras del senador del PP al pretender “confundir a la ciudadanía”. Según explican, con las subastas “no se produce ningún perjuicio para la ciudadanía”.

lineagris-494

Comentarios

2 Comentarios on "La oposición a las subastas andaluzas se hará oír en Bruselas"

avatar
Juan Romero Candau
Juan Romero Candau
Bernardo es evidente que ya no conoces la realidad de la farmacia comunitaria. Como sabes, yo trabajo en una pequeña farmacia de barrio y mi visión es absolutamente distinta. De 32 faltas recurrentes 16 son medicamentos de subasta que nos vemos obligados a cambiar. Nunca he vivido esta situación, es deprimente tener que luchar todos los dias con pacientes que no quieren y no deberian cambiar de medicación. En Andalucía pasamos del sistema más beneficioso (precios maximos) para pacientes y también para las farmacias (es verdad y hay que reconocerlo) por el más injusto y discriminatorio frente a españoles de… Read more »
Bernardo Santos Ramos
Bernardo Santos Ramos
Lo que dicen Teresa Martín y Jesús Aguirre es falso. * La diferencia entre los 400 y los 10.000 son marcas no medicamentos. Los andaluces tienen acceso a todos los medicamentos disponibles. No hay ningún problema con la equidad. Es más, los andaluces no están expuestos a la falta de equidad que existe en otras comunidades cuando se utiliza la prescripción por marca para favorecer intereses de laboratorios, farmacias o prescriptores. * Lo de los desabastecimientos es una realidad, pero de todos los laboratorios, los de la subasta y los que no. Trabajo en un hospital y en este momento… Read more »
wpDiscuz