Comparte esta noticia

“Pensamos que BioSpain 2016 ha sido representativo del sector a nivel mundial”

Ion Arocena, director general de Asebio.

FRAN ROSA  |    02.10.2016 - 23:59

Ion Arocena, director de la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), hace balance para Diariofarma de lo que ha sido BioSpain 2016, la octava edición del encuentro biotecnológico de referencia en España.

Pregunta. ¿Qué balance hacen de BioSpain 2016? 

Respuesta. Muy contentos con el nivel de asistencia, casi 1.500 asistentes y 700 entidades, y también con la calidad de la asistencia y las dinámicas que se han generado en torno al Congreso.  La configuración del espacio ha generado el cruce de personas, generando encuentros y reuniones, y yo creo que eso también ha funcionado muy bien.

P. ¿Cuál ha sido el feedback de inversores, por un lado, y empresas, por otro?

información jornada PostISPOR

R. Las compañías me han transmitido que han venido un número interesante de inversores, gente relevante dentro de los fondos y que está implicada en la toma de decisiones de esos fondos, y que han percibido un mayor interés en las biotecnológicas españolas, quizás por los casos de éxito que ya hemos tenido. Desde la perspectiva del inversor, hemos intentado fomentar mucho la relación inversión nacional-inversión internacional. Creemos que es fundamental generar relación de confianza entre ambos para atraer inversiones, y hemos tratado de crear los espacios para ello.

P. Una de mis conclusiones es que hay que ir 'a la caza' del inversor americano. Allí está el dinero y la confianza en la biotecnología... 

R. Eso es cierto, pero es difícil. La realidad es que la mayoría de las rondas de biotech españolas han sido con inversores europeos. Hay espacio para ir trabajando más la captación de inversión europea y, a medida que vayamos generando experiencias de éxito en el entorno más cercano, ser capaces de atraer esas inversiones americanas más a medio plazo.

P. También se ha podido percibir la importancia de la colaboración con las big pharma, ¿no?

R. Este sector siempre se ha prestado a la colaboración público-privada y también a la relación biotech-big pharma. Creo que nos necesitamos mutuamente, las biotech descubren y desarrollan nuevas tecnologías de alto riesgo y las big pharma tienen el know how regulatorio y el final del desarrollo clínico para que esos proyectos lleguen al mercado.

P. Si importante es la industria para llevar esos proyectos al mercado, no parece menos la inyección de ideas innovadoras que salen de la academia, ¿no?

R. Esto no deja de ser una cadena, y cada eslabón aporta su labor. La academia está al principio, las biotech a continuación, incluso a veces llegan hasta el final y las empresas farmacéuticas son las que suelen terminar los proyectos. Todos estos eslabones han estado bien representados en BioSpain 2016, a nivel nacional e internacional. Ha sido muy representativo del sector a nivel global.

P. ¿Cómo esperan que evolucione el sector en función de lo que se ha visto aquí? 

R. Pese a las dificultades de los últimos años, el sector ha seguido implicado con la innovación, con el desarrollo de ciencia de calidad y generando salud y valor. Ahora que parece que las cosas que parecen ir mejor, esperamos que la Administración recupere el compromiso con la I+D+i y que los inversores internacionales, tras fomentar su relación con los nacionales, apuesten más por el sector español. Todo esto va a ayudar a la consolidación de la biotecnología como puntal de la economía española del futuro.

P. Al final esta cadena se compone de cinco puntos, incluyendo a Administración e inversores. ¿Qué le piden, además de dinero, a la Administración?

R. Pues necesitamos políticas coherentes, a todos los niveles, que den lugar a un entorno favorable para la generación de innovación.

P. Con todos estos conocimientos acumulados en la edición de este año, ¿qué esperan de 2018?

R. Además de aumentar los niveles de asistencia, como es lógico, queremos crecer en calidad, que sea un evento cada vez más relevante, y que seamos capaces de generar dinámicas constructivas para que las empresas biotecnológicas se puedan aprovechar de ello. La idea que hemos recogido de este BioSpain ha sido que todos los espacios que sirvan para potenciar la parte humana de las relaciones es fundamental, y lo vamos a intentar fomentar, porque son las relaciones que se producen en un clima más íntimo las que son más fructíferas.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz