Comparte esta noticia

Inspección fiscal en la farmacia y prescripción

¿Quieres saber lo último de...

DIARIOFARMA  |    04.11.2016 - 11:00

Artículo de opinión del experto en fiscalidad Juan Antonio Sanchez, Socio Director de TAXFARMA

JoseAntonioSanchez_foto

Si ya resulta inoportuno recibir una comunicación (o personación) del inicio de una inspección fiscal, más aún resulta cuando nos comunican que van a investigarnos un hecho acaecido hace cinco años.

Se sabe que la memoria retiene “lo bueno”, aunque, en las relaciones con el fisco, no abunda esta percepción, puesto que tendemos a olvidar o dejar un segundo plano lo que no nos complace.

¿Y por qué Hacienda suele llamarnos cuando un año está “casi” prescrito?

Por un lado, a pesar de que los últimos gobiernos de nuestro país han proclamado en sus programas que incrementarían el número de efectivos dentro del cuerpo de inspectores tributarios, este hecho no se ha producido. Mientras, el número de empresas y casuísticas sigue creciendo. Sí que conocemos procesos de oposición al cuerpo de subinspectores, pero las actas finalmente son firmadas por el actuario inspector. Es decir, es un problema de “volumen de trabajo”.

Por otro lado, nuestra Agencia Tributaria dispone de un sistema informático cada vez más avanzado y elogiado, sobre todo, por su capacidad de interrelación entre contribuyentes. Dicho sistema se encarga de detectar operaciones que, desde el punto de vista de la inspección, serían comprobables. Evidentemente, la oficina de farmacia, como empresa que es, se encuentra dentro del bombo de dicha selección de operaciones.

Hacienda inspeccionará este año hechos ocurridos en 2012

Para verlo de forma muy práctica, durante el año 2016 y hasta el 30 de junio de 2017, la inspección de Hacienda se centrará en investigaciones tributarias de hechos ocurridos en 2012. Por esta razón, no debe extrañarnos que, en el terreno por ejemplo de las compraventas de farmacias, sea durante el periodo antes analizado cuando el farmacéutico pueda recibir la comunicación de inicio de comprobación.

Es factible que comprueben ejercicios posteriores a 2012, pero, siendo rigurosos, si en el 2012 ha existido una operación importante, esta será la razón de posibles ampliaciones futuras de actuación, dentro de la misma inspección.

No relegar el tema fiscal al último plano

Así, siempre recomendamos que, ante una compraventa de farmacia, el tema fiscal no se relegue al último plano. Suelen preocupar cuestiones más inmediatas, relacionadas con el precio establecido, los medios de pago, los empleados subrogados o el local de la farmacia; sin embargo, es básico disponer de un expediente con toda la documentación referente a dicha operación. Tengamos presente que toda la complejidad de la venta de la farmacia se resume finalmente en cuatro casillas de la declaración de renta correspondiente.

Además, si la inspección nos llama por este asunto, querrá conocer (cito de forma textual) “la justificación acreditativa y aclaratoria de los importes consignados en la determinación de la ganancia patrimonial derivada de la transmisión de la oficina de farmacia”.

Un elemento a tener en cuenta es que la inspección últimamente suele requerir en este tipo de comunicaciones que toda la documentación solicitada sea aportada en soporte informático.

Por tanto, si ha transmitido su farmacia en 2012 o años posteriores, añada al expediente físico antes citado una buena copia escaneada y guárdela a buen recaudo, porque puede que lo necesite.

No hay que olvidar que, en este tipo de investigaciones, son solicitados también los Libros de Diario y Cuentas anuales correspondientes al ejercicio en el que se transmite la farmacia. Esto es de sentido común, ya que valores como el valor de adquisición se refrendan directamente en dichos documentos.

Para tranquilidad del lector, numerosas de estas comprobaciones resultan conformes, sin ninguna cuota ni sanción derivada.

En conclusión, prepárese siempre como si Hacienda lo fuera a llamar, ya que esto mejorará la calidad de su protocolo y le evitará, al menos, búsquedas más o menos infructuosas de algo que puede que casi ni recuerde. Pero el fisco sí, es su trabajo.


 

Juan Antonio Sánchez.

Economista Asesor Fiscal. Colegiado 7654.

Socio Director TAXFARMA. www.taxfarma.com

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz