Comparte esta noticia

La farmacia, una fuente fiable de consulta durante el embarazo

Modesta Cassinello, Inma Riu, Gema Herrerías, Sofía Fournier y Marian García, en la presentación del libro 'Las 100 preguntas del embarazo'.

FRAN ROSA  |    16.11.2016 - 12:25

Las farmacéuticas Inma Riu, Gema Herrerías, Marián García y Modesta Cassinello presentaron ayer en Madrid, junto a la ginecóloga Sofía Fournier, el libro 'Las 100 preguntas del embarazo', una especie de enciclopedia con consejos, en forma de preguntas y respuestas, sobre estilos de vida, nutrición, cuidado de la piel y uso de medicamentos, además de las relacionadas con el propio embarazo, parto y posparto, que pueden ayudar a las futuras mamás a tener un proceso de gestación más saludable.

La idea, que se ha materializado con el apoyo de Avene, surge de una forma muy ilustrativa, como contó Inma Riu: "Una noche, de madrugada, dándole el biberón a mi bebé, entré en Facebook y vi a Sofía (ginecóloga y coatura del libro) dando consejos técnicos a sus seguidores. Y yo pensé: ¿Por qué no extrapolar los conocimientos desde la farmacia a nuestros pacientes?".

A partir de ahí, la farmacéutica catalana se lanzó a la búsqueda de colaboradoras y pensó en Marián García, más conocida como 'Boticaria García', por su famoso blog, para el capítulo del buen uso de los medicamentos. Lo primero que hace García es alertar del mar de información del que hoy disponen las futuras madres cuando acceden a internet, "en el que hay peces buenos y otros no tan buenos". De ahí este libro, "con el que tratamos de responder a las preguntas, aderezándolo con humor y con un lenguaje menos técnico, como el que manejamos tras el mostrador de la oficina de farmacia".

Sobre el uso de los medicamentos, lo primero que hace es recomendar a los farmacéuticos que conozcan bien el arsenal disponible, y, por ejemplo, ya que se sabe que la embarazado se va a resfriar, "tener en cuenta que pueden usar sueros hipertónicos, los grandes olvidados que funcionan muy bien, ya que algunos antigripales no están indicados". Asimismo, lanza otras recomendaciones como la de vacunarse contra la gripe, ya que el embarazo entra dentro de los grupos de riesgo de gripe. Para el verano, y ahora que existe la amenaza del zika, dice que hay que "tener en cuenta que a veces los antimosquitos naturales no están testados". También están las hemorroides, prosigue, para las que tenemos soluciones en la farmacia. "A veces somos los profesionales los que no recomendamos por un principio de precaución mal entendido", culmina.

Cuidado de la piel y nutrición 

Riu también tenía claro que otras de las preocupaciones habituales tienen que ver con el cuidado de la piel, y Gema Herrerías es una experta en ofrecer soluciones desde la farmacia. Ésta incide en su capítulo sobre dermatología, y en las recomendaciones que hace tras el mostrador, en la importancia de la prevención, y señala las manchas, las estrías, la celulitis, las alteraciones vasculares, incluidas varices, así como las dermatológicas (dermatitis seborréica, acné o psoriasis) y bucodentales como los efectos más frecuentes del embarazo en la piel.

Para prevenir las manchas, por ejemplo, aconseja siempre una buena fotoproteción/fotoevitación. Y, en este sentido, llama "a aplicar la crema adecuada, con la frecuencia adecuada, para mantener la efectividad". También cita la posibilidad de utilizar productos para pieles sensibles que se pueden conseguir en la farmacia. "O el famoso antiestrías, que se suele aplicar una vez al día cuando lo ideal es hacerlo dos veces", culmina.

Las respuestas a las cuestiones sobre alimentación son responsabilidad de Modesta Cassinello, que además de farmacéutica es diplomada en Nutrición. Tanto en el libro como en su día a día trabaja con un idea muy clara: se puede seguir comiendo como antes si antes se hacía de forma saludable, y cita ahí las variantes que ofrece la dieta mediterránea. "Está claro que hay alimentos a evitar y moderar. Pero teniendo en cuenta eso, se puede seguir comiendo", explica.

Entre los que hay que evitar están los alimentos crudos o poco cocinados, los embutidos que no hayan sido congelados a -22 ºC, los quesos blandos, el paté y derivados, los huevos poco cocinados, frutas y verduras que no estén bien lavadas, pescados grandes, como el pez espada o el atún, las bebidas alcohólicas y energéticas. Tampoco se recomiendan los edulcorantes, por lo que "es mejor que algunos caprichos se sustituyan por alternativas saludables".

Dicho esto, Cassinello lanza como idea que el embarazo, en caso de que no estuviera haciendo antes, es "un buen momento para cambiar de hábitos de alimentación", con vistas a mantener esa forma de comer una vez que pase el parto, y piensa con ello tanto en la salud de las madres como en la de sus hijos. "Cuando llegan los bebés, hay que comenzar a establecer pautas saludables. Los bebés tienen que ver que no hay comida en bolsa, que hay fruta y verdura fresca, hay plato de cuchara. Eso lo van a replicar", culmina.

Objetivo del lanzamiento del libro

Una vez mostrada toda la riqueza que contiene 'Las 100 preguntas del embarazo', Rosa María Valls, directora de Avene, recordó que el objetivo del libro "es llegar a las mamás, pero también mostrar cómo la farmacia puede dar consejos que muchas veces tenemos asociados al médico". Para ello, como en el caso de la nutrición, con el componente añadido de una formación adicional específica. Y esto es así, explicó, "porque la farmacia es un punto de salud que se mantiene en contacto continuo con el paciente, y el farmacéutico, en muchos casos, el profesional sanitario más próximo.

 

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz