Comparte esta noticia

Teleconsulta y envío a domicilio para facilitar la vida al paciente controlado

Luis Margusino, junto a compañeras del Servicio de Farmacia del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña.

FRAN ROSA  |    25.11.2016 - 11:20

"Hace dos años que pusimos en marcha este proyecto, tras ver los buenos resultados que habían obtenido en el Clínico de Barcelona. Queremos sondear a los pacientes, para conocer su nivel de satisfacción, aunque el feedback recibido hasta ahora está siendo muy positivo". Así explica Luis Margusino, responsable Atención Farmacéutica Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, la puesta en marcha y la percepción de los pacientes sobre el proyecto de teleconsulta farmacéutica y envío a domicilio de medicamentos implantado en este hospital.

Lo primero que aclara Margusino es que en este programa no están incluidos todos los pacientes. "Lo usamos con aquellos que llevan más de seis meses en tratamiento, que han demostrado estar bien controlados y que han demostrado una buena adherencia", explica. Hasta ahora, además, sólo en aquellos afectados por VIH, hepatitis C y hepatitis B, así como los transplantados, que en el caso del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña son muy numerosos.

La intervención del farmacéutico se produce por la vía telefónica tras concertar una cita con el paciente. "Dentro de nuestra actividad diaria en Atención Farmacéutica, ya sabemos que una parte la tenemos que dedicar a ‘Teleconsulta’, con las horas fijadas previamente", prosigue.  Y aclara: "En la conversación telefónica preguntamos al paciente por posibles efectos adversos, posibles cambios de tratamiento en primaria por si hubiera que tener en cuenta interacciones, etc. También preguntamos por restos de medicamento, de modo que podamos calcular la adherencia".

Una vez realizada la consulta, se fija la próxima cita, se elabora el pedido y se envía a través de un servicio de reparto subcontratado (Servimóvil). Un aspecto muy que tienen muy en cuenta en lo que respecta al envío es mantener la la confidencialidad del tratamiento. "Esto es especialmente relevante por la inclusión de pacientes VIH, por ejemplo, teniendo en cuenta la estigmatización que sufren aún", argumenta Margusino.

La comodidad, principal beneficio

En lo que respecta a los beneficios que ofrece esta forma de operar, este farmacéutico hospitalario señala "la comodidad que aporta a los pacientes, que no se tienen que  desplazar al hospital a por su medicación". Este Complejo Hospitalario da servicio a un radio muy amplio y el desplazamiento, dice, "no siempre es compatible con la vida laboral". "Imagina un paciente que tiene que ausentarse toda la mañana de su trabajo dos veces al mes. En ocasiones les implica tener que coger un autobús o un tren si no disponen de vehículo propio", matiza.

banner-newsletter-bajo-noticia2

Vistos los beneficios, sólo queda preguntar por las incidencias y los riesgos. Y, a este respecto, señala que el único problema que encuentran es el de aquellos pacientes que no responden a la llamada del Servicio de Farmacia a la hora acordada. "En esos casos, insistimos, y si no ellos posteriormente nos devuelven la llamada. Nunca, en estos dos años, hemos tenido ninguna incidencia, ningún problema con este sistema", asegura.

En general, la satisfacción de los pacientes con la atención farmacéutica de este hospital, muy extendida en pacientes externos, es de 4,5 sobre 5. En lo que respecta a la teleconsulta y el envío a domicilio, en particular, queda pendiente la realización de una encuesta de satisfacción, aunque todas las opiniones recibidas hasta ahora "han sido siempre muy positivas". De ahí que ya tengan todo preparado para dar el siguiente paso, consistente en extender el programa de teleconsulta y envío a domicilio a pacientes respiratorios bien controlados y con buena adherencia a sus tratamientos.

lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz