Comparte esta noticia

Convenio: la negociación sigue, pero la legitimación de UGT plantea dudas

FRAN ROSA  |    16.12.2016 - 12:35

El pasado miércoles, 14 de diciembre, UGT, FEFE y Fenofar celebraron una nueva reunión para avanzar en la negociación del XV Convenio de Farmacia. En la reunión, volvieron a ponerse de manifiesto las diferencias entre el único sindicato representado y una parte de la patronal, concretamente Fenofar, la cual estaría manteniendo una posición bastante rígida (parecen negarse a ceder en su negativa de subir salarios y siguen firmes en el aumento de la jornada laboral) y estaría dificultando el acuerdo entre las partes. Gracia Álvarez, secretaria de Sanidad de UGT, afirma a Diariofarma que este sindicato "no va a firmar un 0% cuando la ultra actividad garantiza un 2%". Y añade: "Si firmamos por debajo de ese 2% será a cambio de obtener otros beneficios en las condiciones laborales. Tampoco vamos a aceptar una subida de horas ni la desprotección de los trabajadores con la creación de la figura del farmacéutico autónomo dependiente. No vamos a firmar en solitario un convenio peor para los trabajadores".

No obstante, preguntada por el nivel de aplicabilidad del Convenio en caso de que finalmente UTF, CCOO y Fetrafa permanezcan excluidos de la negociación, Álvarez reconoce sus dudas al respecto. Y es que, pese a que el juez de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional reconoció la legalidad de la constitución de la mesa, quedando "acreditado que CCOO y UTF se negaron a acudir el 4-07-2016", abría la puerta a que se emprendiera la reclamación por la vía de la legitimación, cuando decía: "Sin perjuicio de las acciones que pudieran interponer si consideran que UGT no reunía las legitimaciones exigidas legalmente para la negociación de un convenio estatutario sectorial, lo que no se reclama aquí". Pero para que el Tribunal Supremo resuelva sobre esta cuestión, UTF, CCOO y Fetrafa tendrían que haber incluido esa argumentación en el recurso presentado, cosa que no ha podido constatar Diariofarma en el momento de la publicación de esta información.

La cuestión, en todo caso, no es sencilla, y genera dudas en los abogados consultados a este respecto. Uno de ellos es Álvaro Doménech, socio director del Departamento Laboral de Durán Sindreu Abogados, que afirma en todo caso que, "en los últimos tiempos, la legitimación para negociar de las partes está siendo la clave de numerosas sentencias, también de la Audiencia Nacional, que ha llevado incluso a declarar nulos más de 40 convenios de empresa, en los últimos tiempos".

 

Legitimación plena

Domenech considera que la sentencia de la Audiencia Nacional, al desestimar la demanda presentada, parece haber avalado las constitución de la mesa de negociación solamente con UGT, y de ello podría entenderse que se le concede la llamada legitimación plena o complementaria para intervenir en una concreta negociación colectiva. Pero en este punto, y remitiéndose a una Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 15 de junio de 2015, opina que sería "cauteloso esperar a un eventual recurso que pudiere interpretar en sentido contrario". Eva Mª Illera, responsable del departamento Laboral de Asefarma, también opina que habría que esperar al pronunciamiento sobre el recurso planteado, que incluiría la suspensión cautelar.

"Para que el convenio colectivo, en este caso de sector, sea de aplicación erga omnes", prosigue Domenech, "se exige que las partes negociadoras tengan la llamada legitimación negociadora o decisoria, mediante la que se determina quién puede aprobar finalmente el convenio estatutario partiendo del grado o nivel decisorio de representación necesario para alcanzar acuerdos dentro de la propia comisión negociadora". Y añade: "Solamente alcanzarán eficacia acuerdos que estén avalados con el voto favorable de cada una de las representaciones, interpretado jurisprudencialmente como el voto proporcional o mayoría representada en la mesa de negociación, y no al número de los componentes que integran cada uno de los bancos de negociación". Raquel Criado, asesora laboral de Gómez Córdoba Abogados, se muestra convencida de que "el convenio que acuerden en la actual mesa negociadora sólo será de aplicación para las farmacias adheridas a las patronales FEFE y Fenofar y a las que tengan representación sindical de UGT".

Por tanto, si se entendiese que UGT no ostenta la legitimación negociadora o decisoria, el acuerdo alcanzado tendría la consideración de extraestatutario o de eficacia limitada, y vincularía únicamente a las partes firmantes. "Eso supondría, en este caso, que aplicaría exclusivamente a los trabajadores afiliados a UGT", puntualiza Domenech. Criado, por su parte, recuerda que "para el resto de farmacias se aplicaría la ultraactividad del actual convenio".

Raquel Reyes, responsable del Departamento Laboral de TaxFarma, quien se basa en la Sentencia de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional para recordar que, actualmente, la mesa estaría legalmente constituida, no tiene claro qué ocurre con la cuestión de la legitimación de UGT para negociar y la consiguiente aplicabilidad del convenio teniendo en cuenta que no incluye a toda la parte sindical y duda de una sentencia del Tribunal Supremo en contra de dicha legitimación.

Las mismas dudas expresa Inés Ucelay, abogada socia de Taus Abogados y asesora de FEFE, quien reconoce que la aplicación limitada "no interesaría nada", aunque, en su opinión, el hecho de que unos delegados de Cataluña, que si se computaran quitarían la mayoría a UGT, renunciaran a la negociación colectiva, deja en el aire cuál sería el fallo del máximo tribunal en caso de que UTF, CCOO y Fetrafa recurrieran argumentando esta falta de legitimación.

 

Más vale un acuerdo...

Ante la confusión que genera el procedimiento, por la complejidad de los argumentos y la incertidumbre sobre el signo de la sentencia de un juez, Reyes se agarra al dicho "más vale un mal acuerdo que un pleito, porque en una negociación tienes la capacidad de llegar a un punto más o menos común con la otra parte, y en la otra no dependes de ti, sólo de la decisión de un juez. Cuando entras a sala no sabes lo que va a decir el juez". De forma indirecta, la abogada llama a un acuerdo entre la bancada sindical, para el cual cada vez hay menos tiempo.

En este sentido, el presidente de UTF, Luis de Luis, reconocía su deseo de recibir una propuesta "razonable" de UGT para formar parte de la mesa, asumiendo que iba a tener que ceder en sus pretensiones. Por su parte, Gracia Álvarez, aseguró a Diariofarma que para evitar la Audiencia Nacional propusieron una representatividad de 6+6, que fue rechazada por el resto de sindicatos y que será difícil de recuperar tras la sentencia favorable de la Audiencia Nacional. De momento, lo que se sabe es que los que están asistiendo a las reuniones se han citado el día 21 para seguir. Lo que no se sabe es si UTF, CCOO y Fetrafa también estarán.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz