Comparte esta noticia

Una vez demostrado el valor de los servicios profesionales, ¿quién los paga?

Miguel Ángel Gastelurrutia, miembro del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada, y autor del capítulo sobre remuneración de servicios en el Informe Farmacia Asistencial.

FRAN ROSA  |    27.01.2017 - 11:30

Puesta encima de la mesa la evidencia sobre los beneficios que aportan determinados servicios profesionales, como el Seguimiento Farmacoterapéutico, por parte de las oficinas de farmacia, ahora lo que queda por resolver es la incógnita sobre quién va a pagarlos. Ésta es la tesis principal del artículo firmado de Miguel Ángel Gastelurrutia, miembro del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada, dentro del Informe Farmacia Asistencial, elaborado por Diariofarma con la colaboración del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. En su opinión, debería ser la Administración.

"La sostenibilidad de los servicios profesionales a lo largo del tiempo no es posible si éstos no generan beneficios tanto a quien los realiza (en este caso el farmacéutico comunitario), como a quienes los reciben (los pacientes) y a quienes pagan por el servicio. Es preciso decidir en cada caso quien va a ser el pagador del servicio. Puede ser el propio paciente, la industria, compañías de seguros o la Administración sanitaria que, a mi modo de ver, es la que debería financiar servicios de gran repercusión clínica y económica", opina Gastelurrutia.

Este farmacéutico toma como ejemplo la experiencia cosechada con el programa conSIGUE, centrado en el seguimiento farmacoterapéutico, con el que, recuerda, se han obtenido unos resultados muy alentadores gracias a la colaboración del formador colegial en la instrucción de los farmacéuticos comunitarios y el estudio de casos clínicos durante el proceso.

Generación de evidencia 

Como quedó demostrado con el análisis conSIGUE Impacto, este servicio contribuiría a disminuir los problemas de salud no controlados en un 56,9%, las visitas a urgencias en un 49,1% y las hospitalizaciones en un 55,9%. Todo ello sin apenas modificar el número de medicamentos y con un aumento de la calidad de vida de los pacientes de 6,5 puntos. A esto habría que sumar los estudios farmacoeconómicos, que arrojan como dato principal la generación de un ahorro de 273 euros por paciente/año y la obtención de entre 3,3 y 6,2 euros por cada unidad monetaria invertida. Por eso, el coste asignado a este servicio debería rondar, según cálculos de sus promotores, los 25 euros por paciente/mes.

En lo que respecta a su implantación, señala que el 90% de las farmacias participantes han conseguido introducir el Servicio de SFT con una media de casi siete pacientes por farmacia. "La provisión del servicio se ha realizado con una elevada adherencia al mismo y de acuerdo a como fue protocolizado. Además, la implantación del Servicio de SFT en la práctica diaria de las farmacias comunitarias ha corroborado los resultados clínicos que previamente habían sido demostrados en conSIGUE Impacto, habiéndose logrado una disminución del número de problemas de salud no controlados y del porcentaje de pacientes que acuden al servicio de urgencias y de los que ingresan en los hospitales", explica Gastelurrutia.

Mensaje a los gestores

Con este nivel de evidencia sólo falta encontrar, apunta el farmacéutico, "algún gestor sanitario con la valentía suficiente y la visión política necesaria para apostar por la implantación de un servicio como el SFT. La sanidad no puede, o no debe, permitirse seguir gastando grandes sumas de dinero en medicamentos para, al final, alcanzar una situación en la que el 25% de los problemas de salud que padecían los mayores polimedicados que participaron en conSIGUE no se encontraban controlados". La sanidad tampoco puede, ni debe, continúa, "permitirse no utilizar a un colectivo de profesionales con una gran formación en farmacoterapia, muy accesibles, que interaccionan con los pacientes más de una vez al mes en sus establecimientos sanitarios".

Por eso, reclama a los gestores que, al menos, exploren y prueben tecnologías sanitarias como el SFT, "que se les presentan con más documentación y evidencia de su eficiencia que la que soporta muchas de las prácticas que hoy se consideran habituales".

Aunque el miembro del Grupo de Investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada también tiene un mensaje para los profesionales. Y es que, opina, si no se demanda el pago de los servicios éstos nunca se podrán cobrar, lo cual podría suponer una muerte por inanición de unas prácticas que, en su día, ya se identificaron como tabla de salvación de la farmacia comunitaria.

 

lineagris-494

cabecera_farmacia_asistencial_small

Comentarios

1 Comentario on "Una vez demostrado el valor de los servicios profesionales, ¿quién los paga?"

avatar
ALEJANDRO DOMINGUEZ
ALEJANDRO DOMINGUEZ

Me parece que no ha tenido en cuenta las conclusiones de un asesor de SEFAC que incomprensiblemente ha preferido obviar en su artículo. . Permitame que se lo recuerde ,la hemeroteca no perdona.

Martínez Olmos descarta remunerar la AF "porque es un plus de calidad"
El secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, descartó en una conferencia en Zaragoza la semana pasada la remuneración extra de los servicios de atención farmacéutica, al considera

http://www.correofarmaceutico.com/2009/11/02/al-dia/profesion/martinez-olmos-descarta-remunerar-la-af-porque-es-un-plus-de-calidad

wpDiscuz