Comparte esta noticia

‘mHeart’, una ‘app’ para mejorar la adherencia postransplante

Imagen de la 'app' desarrollada para mejorar la adherencia del paciente con transplante cardiaco.

FRAN ROSA  |    03.02.2017 - 13:18

El aumento de la esperanza de vida en los pacientes transplantados de corazón es, sin duda, una buena noticia, aunque no exenta de complicaciones. Entre los más relevantes están las propias del uso de por vida de varios medicamentos, entre ellos los inmunosupresores. Los especialistas señalan, en este sentido, que es clave una buena adherencia al tratamiento para garantizar la asimilación del órgano y la propia supervivencia del paciente (un estudio de 2004 muestra que un mal cumplimiento es causa de rechazo o de muerte en una alta proporción de los transplantados), lo cual no deja de ser un reto si se tiene en cuenta que estas personas toman, de media, entre 10-15 medicamentos al día.

De esta necesidad surge el Proyecto ‘mHeart’, liderado por la farmacéutica especialista Mar Gomis, y que parte de la colaboración del Servicio de Farmacia y la Unidad de Miocardiopatías y Transplante Cardiaco del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Este proyecto se ha materializado en una aplicación desarrollada por la empresa Nabelia con el apoyo de Astellas, y tiene como objetivo conseguir un mejor control del paciente. En su desarrollo han participado, además de profesionales de todas las ramas relacionadas con el transplante cardiaco, los propios pacientes, directamente o a través de sus asociaciones.

"El objetivo es facilitar el seguimiento de los pacientes y mejorar el cumplimiento terapéutico y de sus autocuidados. No obstante, no es sólo una herramienta de seguimiento clínico y de acceso a los datos del paciente en domicilio, sino que pretende contribuir a empoderar a éste y que juegue un rol más activo en el control de su tratamiento y su enfermedad", explica Gomis.

El dispositivo, que cuenta con el marcado europeo como producto sanitario clase IIA y para el que se ha solicitado la certificación oficial AppSalut, permite crear diferentes perfiles de usuarios: uno para el paciente, otro para sanitarios del hospital y otro para los profesionales de primaria, por ejemplo.

Lo que le ofrece al paciente

En lo que respecta al paciente, ofrece a éste un soporte donde registrar los datos de tensión arterial, frecuencia cardiaca, peso, ejercicio, estado general, efectos adversos de la medicación, etc. Al mismo tiempo, puede consultar información sobre su patología y acceder a recomendaciones de los profesionales, además de disponer de un calendario para llevar un buen control de las tomas diarias. También podrá ver respondidas las dudas que le vayan surgiendo o referir efectos adversos, ya que la app incluye un servicio de mensajería instantánea para relacionarse con los sanitarios.

Por su parte, los profesionales tienen acceso a los datos generados en torno a la gestión del plan de tratamiento, el cumplimiento terapéutico, los autocontroles del paciente en el domicilio y otras cuestiones. "De esta forma", opina la farmacéutica especialista, "se favorece la continuidad asistencial" y se abre la puerta a un abordaje multidisciplinar. Todos los datos quedan además registrados y pueden ser consultados a través de la plataforma web que acompaña a la app en el momento de la consulta presencial, evitando así los registros manuales.

Primeros resultados

Aunque es pronto para conocer el potencial que encierra este proyecto, Gomis apela a los resultados de un estudio preliminar llevado a cabo con 28 pacientes trasplantados del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau durante un mes. "Nos ha permitido confirmar que el uso de la app desarrollada y el seguimiento de estos pacientes permitía mejorar en un 75% el cumplimiento del tratamiento", afirma. Junto al beneficio directo sobre el tratamiento, Gomis habla de una ganancia del 30-40% en productividad en el proceso de registro de datos, además de agilidad en la comunicación con el paciente y el fomento de la autonomía de éste.

Y por si existen dudas, esta farmacéutica especialista asegura que se trata sólo de una "herramienta de soporte clínico que no pretende sustituir al clínico ni a la cercanía del contacto personal". "No debe, por tanto, disminuir la calidad asistencial, sino potenciar su uso para individualizar el manejo del paciente crónico y empoderar al paciente", añade.

Otro de los aspectos que se han cuidado mucho, explica, es el de la confidencialidad de la información. Y, a este respecto, garantiza que, gracias al asesoramiento de profesionales en éste tema, la app cumple con lo establecido en la Ley de Protección de Datos.

En lo que respecta a la proyección de la iniciativa, Gomis afirma que, vistos los resultados preliminares, "se está trabajando actualmente para que el proyecto asistencial y la app sean adaptables a otras patologías crónicas prevalentes en nuestra área, para que otros pacientes polimedicados se puedan beneficiar de esta nueva herramienta y asistencia integral", culmina.

lineagris-494

Innovación en Farmacia Hospitalaria

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz