Comparte esta noticia

“Tenemos ‘líneas rojas’: derogar el 16/2012 e invertir más en Sanidad”

María Concepción Palencia, portavoz de Sanidad de Unidos Podemos en el Senado. (Foto: Irene Lingua)

María Concepción Palencia, portavoz de Sanidad de Unidos Podemos en el Senado. (Foto: Irene Lingua)

FRAN ROSA  |    16.02.2017 - 18:00

María C. Palencia, portavoz de Unidos Podemos en la Comisión de Sanidad del Senado, ha concedido una entrevista a Diariofarma en la que muestra las reticencias del Grupo ante el Pacto por la Sanidad propuesto por el Partido Popular, reticencias que estarían motivadas, además de por la creencia de que se trata de "un Pacto vacío", por la supuesta negación del PP a derogar el RD 16/2012, así como por su escepticismo con respecto a las posibilidades de mejorar el sistema sanitario sin aumentar la financiación. Junto a estas cuestiones, Palencia define cuál es la posición de su partido en lo que respecta al papel que deben jugar la industria farmacéutica y la farmacia comunitaria dentro del SNS.

Pregunta. Me resulta inevitable empezar esta entrevista preguntándole por Vistalegre II. ¿Afecta en algo el resultado a la posición del partido en materia de Sanidad?

R. Pienso que la posición sale reforzada. En Sanidad tenemos un amplio consenso con las confluencias. Hasta ahora esta área ha estado liderada por Ana Castaño y, aunque no sé cómo va a quedar la dirección después del Consejo Ciudadano, pienso que se va a mantener la misma línea, basada en el trabajo con pacientes, profesionales sanitarios y organizaciones de la sociedad civil para tratar de mejorar el sistema sanitario.

P. ¿Cómo se mejoraría, en opinión de Unidos Podemos, el SNS?

R. Hemos presentado un ‘Cuaderno de Sanidad’ de cara a Vistalegre II con las ideas que deberíamos defender en este ámbito. Para nosotros es fundamental recuperar la universalidad, lo que supone el reconocimiento de la sanidad como un derecho inalienable dentro de un sistema sanitario público solidario en el que quepamos todos. Con el RD 16/2012 hemos pasado a un sistema de aseguramiento que no termina de funcionar. También nos parece imprescindible recuperar la calidad, que tiene que ver con revertir los recortes y recuperar las cifras de inversión precrisis. Pensamos que nuestra inversión en Sanidad debería estar en niveles similares a los de los países de nuestro entorno. Por último, pensamos que hay que revertir las privatizaciones y externalizaciones, ya que la gestión privada de lo público, como se ha demostrado con el modelo Alzira o en hospitales de Madrid, Andalucía o Galicia, es ineficaz. Nosotros apostamos por un modelo de titularidad pública y gestión pública al 100%.

banner-newsletter-bajo-noticia2

P. Como portavoz de Unidos Podemos en el Senado, ¿qué opina del Pacto de Estado que ha propuesto el PP y al que parece estar abierto, con matices, el PSOE?

R. La propuesta que se ha presentado en el Senado no tiene contenido. Parece que lo que se ha convocado es una mesa para discutir cómo mejorar la Sanidad. Se apela a la calidad, la universalidad, la sostenibilidad y la accesibilidad pero no se dice cómo. Nosotros presentamos una enmienda a la PNL del PP diciendo que si querían una sanidad pública para todos, lo primero es derogar el 16/2012. Pensamos que para mejorar la Sanidad no hace falta un Pacto vacío. Tenemos a un Gobierno que tiene la potestad de legislar para mejorar el sistema sanitario, pero no sólo no legisla, sino que entorpece la iniciativa legislativa de otros grupos, como la Proposición de Ley presentada por el Partido Socialista para derogar el 16/2012.

P. ¿Quiere decir esto que ustedes no se van sumar?

R. Lo primero que tengo que decir es que a nosotros nadie nos ha propuesto nada. Unidos Podemos va a estar siempre dispuesto a trabajar en cualquier ámbito que sirva para mejorar la vida de las personas y la sanidad, pero o estos pactos son serios y nos dicen de qué se trata, o quedan como un brindis al sol que no lleva a ningún sitio.

P. Pongamos que les invitan. ¿Tienen ustedes líneas rojas para suscribir ese Pacto? Si es así, ¿cuáles?

R. Nosotros sí tenemos líneas rojas, y el 16/2012 es una de ellas. Ese decreto no sólo ha dejado fuera de la sanidad a los inmigrantes, también a españoles que salen al extranjero más de 90 días. Es una medida ineficaz e ineficiente, y muestra de ello es que las CCAA no lo están aplicando. Lo que no funciona, hay que cambiarlo. Y luego, si queremos hablar de cómo mejorar la salud de las personas, tenemos que hablar de presupuestos. Hay que aumentar la inversión si queremos una Sanidad de calidad, pero el PSOE y el PP se pusieron de acuerdo para reformar el artículo 135 de la Constitución, que dice que primero se pagan las deudas a los bancos. También se han puesto de acuerdo, con la firma del Pacto de Estabilidad Presupuestaria, para establecer un techo de gasto. Estos acuerdos entre los dos grandes partidos impiden cualquier avance en materia de servicios públicos. Además de revertir los recortes, pensamos que es imprescindible blindar el derecho a la sanidad, reconociéndolo como un derecho fundamental en la Constitución.

P. Quería preguntarle por el escenario elegido. ¿Es el Senado el lugar adecuado para promover un Pacto por la Sanidad, por ser ésta una competencia transferida?

R. Es que nosotros no vemos que aquí se esté convocando un pacto. Pero si me habla de convocar una mesa donde nos sentemos a analizar los problemas de la sanidad, a mí me falta gente. Está claro que hay que tener en cuenta a todas las CCAA, pero también habría que tener en cuenta a profesionales, pacientes, etc. Nosotros no vamos a ningún sitio que no incluya a estos actores.

P. Al margen de esta cuestión, se habla mucho últimamente de la necesidad de garantizar el acceso a los medicamentos. ¿Cuál es la posición de Unidos Podemos?

R. Pensamos que el acceso a los medicamentos tiene que colocarse en un plano igual al de la asistencia sanitaria, como un derecho fundamental más, y el Real Decreto 16/2012 supone un obstáculo para ello, ya que ha provocado que determinados sectores de la población tengan problemas para acceder a medicamentos que les prescribe su médico.

P. ¿Están de acuerdo con el sistema actual de fijación de precios?

R. Creemos que debería aplicarse una fórmula más transparente y racional, y siempre basada en la evidencia científica. Los medicamentos que no demuestren ser más efectivos no deberían entrar en la cartera.

P. ¿Qué papel le asigna Unidos Podemos a la industria farmacéutica dentro del sistema sanitario?

R. Nosotros entendemos que deberíamos tender a un modelo mixto. Es evidente que toda la investigación y la producción no puede ser pública, pero igualmente es importante que se pueda investigar en enfermedades que no son tan rentables para la industria farmacéutica. El papel de unos laboratorios públicos sería muy relevante. Hemos impulsado recientemente una Subcomisión en el Congreso para estudiar estas cuestiones junto con el resto de las fuerzas políticas. Para las iniciativas que salgan de ahí se tendrá en cuenta a las CCAA, las asociaciones de pacientes y también a la propia industria.

P. ¿Y qué piensan del modelo español de farmacia comunitaria? ¿Están satisfechos o también introducirían cambios ahí?

R. Es una cuestión que hemos discutido en la última sesión de la Comisión de Sanidad del Senado. Nosotros pensamos que el modelo mediterráneo funciona bien en nuestro país, aunque que hay aspectos que pueden mejorar. Hay cuestiones como los retrasos en los pagos que suponen un problema para la sostenibilidad del propio modelo. Las farmacias también se han visto afectadas por la disminución del precio de muchos medicamentos. Esa merma de ingresos por recetas ha llevado a muchas farmacias a buscar ingresos con la venta de otros productos, transitando hacia un modelo que les hace parecerse más a empresas con ánimo de lucro. Para nosotros sería importante desmercantilizar la farmacia para recuperar su vertiente más sanitaria.

P. ¿Cómo creen que se puede conseguir eso, dados los problemas de viabilidad de muchas de ellas?

R. Creo que habría que innovar en el modelo retributivo, de tal forma que consigamos que los ingresos del farmacéutico no dependan de su ubicación o sus habilidades para vender, sino del servicio que presta.

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz