Comparte esta noticia

José Luis Andréu: “Necesitamos una vacuna contra el cortoplacismo”

BELÉN DIEGO  |    01.03.2017 - 11:52

El presidente de la Sociedad Española de Reumatología (SER), José Luis Andréu, afronta con su equipo dos tareas de envergadura: la divulgación de una cultura preventiva entre la población y la defensa de una filosofía sanitaria orientada a los resultados a largo plazo. En el reciente simposio organizado por la SER en La Coruña, habló con detalle de ambos objetivos.

En el mundo de las enfermedades sobre las cuales giraba el simposio los precios de los tratamientos tienen un amplio rango, pero salvo excepciones como oculizumab (para hemoglobinuria paroxística nocturna, una enfermedad categorizada como ultra-rara), que puede llegar a los 300.000 euros anuales por paciente, el coste de las terapias suele estar en torno a los 9.000 euros anuales, explicaba.

En cualquier caso, “y como ha podido verse con los nuevos tratamientos para la hepatitis C”, es necesario sopesar los beneficios –clínicos y económicos- de invertir en terapias que se consideran caras. Así, la prevención de complicaciones, y mucho más de intervenciones tan costosas como los trasplantes, pueden convertir esa inversión en un claro éxito financiero, considera. “Necesitamos una vacuna contra el cortoplacismo”, sentenciaba.

En este contexto, subrayaba que en el desempeño de su trabajo los clínicos –reumatólogos en este caso- son agentes de ahorro. A lo cual habría que sumar la consideración de que una población sana es en sí misma un motor económico para cualquier sociedad.

La nueva ventana de oportunidad

Desde el punto de vista de la divulgación entre la población, la Reumatología tiene que dar impulso a una actitud preventiva contra la inercia que muchas veces acompaña a la presentación de síntomas.

“Una persona que experimenta dolor en el pecho no suele perder el tiempo y busca apoyo médico, o se encarga de animarle a hacerlo alguna persona de su entorno. Sin embargo, es normal que pacientes que experimentan dolor en las manos durante periodos prolongados de tiempo lo asuman como algo normal o sin importancia”, advertía.

Susana Romero, presidenta de la Sociedad Gallega de Reumatología, apuntalaba esta idea con la noción de que la intervención temprana ha probado ser eficaz para prevenir daños permanentes. La población –recalcaba- tiene que saber identificar los síntomas que merecen una consulta. “Sobre las secuelas es difícil actuar” –decía, refiriéndose tanto a los daños de una artritis reumatoide no tratada como a los efectos de las dolencias inflamatorias en otros órganos, entre las cuales se encuentran complicaciones neurológicas, cardiacas, renales o pulmonares-.

Es necesario actuar sobre todo a sabiendas de que, según las evidencias más recientes, hay un periodo de intervención en el cual es posible evitar el daño permanente, y que es posible que los pacientes vivan “como si no tuvieran la enfermedad”.

Pacientes de segunda

Andréu indicaba que los enfermos afectados por enfermedades autoinmunes sistémicas están tardando hasta un año en ser diagnosticados, y que muchas veces son tratados como “pacientes de segunda”, un retraso particularmente frustrante porque “los médicos de Atención Primaria saben perfectamente cuándo remitir al reumatólogo y lo hacen, una vez que los pacientes llegan a ellos”. Es algo con lo que la SER se ha propuesto acabar.

Romero aprovechaba para declarar su satisfacción porque la atención precoz en Reumatología va a incorporarse a las prioridades estratégicas del SERGAS.

Mercedes Freire, reumatóloga del Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña y responsable del comité organizador del encuentro, añadía que es frecuente que estas personas hayan convivido con su enfermedad a base de anti-inflamatorios durante periodos de tiempo “demasiado prolongados”.

Los tres especialistas coincidieron en señalar que, en España, los Servicios de Reumatología son reconocidos por su excelencia a la hora de diagnosticar y tratar este tipo de patologías. De la misma manera, la producción científica de los reumatólogos españoles en este campo cuenta con gran prestigio y es extensa, a pesar de que la baja prevalencia de muchas de estas patologías dificulta enormemente los proyectos de investigación.

Reumasalud 2017

Coincidiendo con el encuentro, la SER organizó un espacio sanitario para concienciar sobre las enfermedades reumáticas, aún grandes desconocidas entre la población general, a pesar de afectar a 1 de cada 4 adultos en España.

IMG2

Cuatro reumatólogos ofrecieron consejos para prevenir estas dolencias, hacer frente a sus síntomas y atenuar en la medida de lo posible el dolor que provocan si ya se padecen. Asimismo, se pudo comprobar in situ la utilidad de algunas pruebas diagnósticas como ecografías o densitometrías.

La Dra. Freire ha calificado esta iniciativa como imprescindible, ya que, “la población es poco conocedora de estas enfermedades, por lo que es necesario realizar jornadas de divulgación”.

Las enfermedades más vistas en ediciones anteriores fueron: artrosis, osteoporosis, artritis reumatoide, fibromialgia, artritis gotosa, espondilitis anquilosante, hernia discal y lumbalgia. La actividad de sensibilización se enmarcaba en los días previos a la celebración del Día Mundial de las Enfermedades Raras (28 de febrero), ya que muchas de las enfermedades autoinmunes sistémicas, están catalogadas de esta manera.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz