Comparte esta noticia

Murcia ha reducido un 10,3% la prescripción de antibióticos

María Teresa Martínez, directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano de la Región de Murcia.

María Teresa Martínez, directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano de la Región de Murcia.

DIARIOFARMA  |    14.03.2017 - 11:58

La Consejería de Sanidad de la Región de Murcia ha anunciado la reducción del 10,3% en la prescripción de antibióticos en adultos y un 13,2 por ciento en niños, gracias al desarrollo del proyecto ‘Happy-Audit’, enmarcado en el 'Plan de Acción para la mejora del uso de los medicamentos' que se puso en marcha en esta comunidad en 2009 y que va ya por su 17ª edición.

Tras conocer estos datos, la directora general de Planificación, Investigación, Farmacia y Atención al Ciudadano, María Teresa Martínez, recordó que "la resistencia a los antibióticos es uno de los mayores desafíos de la medicina moderna" y añadió que el Gobierno de la Región de Murcia quiere "promover y mejorar el uso responsable de los antibióticos en toda la población y, especialmente, en la primera infancia, por la repercusión que tiene en la salud de los niños".

El proyecto ‘Happy-Audit’, que se enmarca en el Plan de acción para la mejora del uso de los medicamentos en la Región de Murcia, comenzó en 2009 y hasta el momento se han celebrado 17 ediciones. En ellas han participado 411 profesionales sanitarios de 70 centros de salud de Atención Primaria de toda la Región.

Asimismo, desde la Consejería han informado que el desarrollo de la iniciativa se desarrolla en dos fases, una primera en la que se monitoriza la práctica habitual del facultativo y se lleva a cabo una intervención formativa con los profesionales; y una segunda, en la que el médico pone en práctica los conocimientos adquiridos y se realiza un seguimiento a su labor.

Para concluir esa reducción del 10,3%, el SMS ha evaluado a 41.363 pacientes diagnosticados con infección respiratoria. De ellos, 10.621 tenían diagnóstico de faringoamigdalitis (inflamación de la faringe y las amígdalas), de los que 3.784 eran niños y 6.837 adultos mayores de 14 años. El resto, 30.742, presentaban otras patologías respiratorias agudas. Los resultados derivados de evaluar durante estas 17 ediciones del proyecto ‘Happy-Audit’ a los pacientes con faringoamigdalitis demuestran que en la primera fase la prescripción de antibióticos en adultos fue del 65,3 por ciento frente al 55 por ciento de la segunda fase, lo que refleja un descenso del 10,3 por ciento.

En el caso de los menores de 14 años, 3.784 niños, en la primera fase la prescripción de antibióticos fue del 71,4 por ciento mientras que en la segunda se experimentó un descenso del 13,2 por ciento, es decir, se situó en el 58,2 por ciento.

La directora general indicó, en este sentido, que "la evaluación refleja que cuando está indicado prescribir un antibiótico se recetan antibióticos como penicilina V y amoxicilina en niños y en adultos, tal y como indican las guías clínicas, en detrimento de otros antibióticos de amplio espectro como los macrólidos y las cefalosporinas".

El Complejo Hospitalario de Cáceres también mejora

Esta misma semana, la Junta de Extremadura ha informado que desde que se puso en marcha el Programa de Optimización de Antimicrobianos (PROA) en el Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres, en junio de 2016, el consumo global de antibióticos ha disminuido casi un 10% en el segundo semestre del pasado año, lo que ha supuesto un ahorro de 179.035 euros respecto al mismo período de 2015. "Si la evolución favorable continúa, se calcula un ahorro de 350.000 euros al año en farmacia hospitalaria", estiman.

Recuerdan que en el caso del Hospital de Cáceres, en el PROA participa un equipo multidisciplinar integrado por facultativos y residentes de los servicios de Medicina Interna, Farmacia Hospitalaria y Microbiología Clínica, en colaboración con Medicina Preventiva y las Unidades de Críticos, que operan con una aplicación móvil y una base de datos común.

En una primera fase, comenzaron con el abordaje de bacteriemias (bacterias en la sangre), tratamientos antibióticos prolongados e interconsultas en el ámbito de infecciosos. En ese sentido, las cifras de mortalidad por bacteriemias (bacterias en la sangre) en el complejo hospitalario han disminuido un 25% en 2016 respecto a 2015. De media, han atendido a través de este programa a unos 25 pacientes al día, con una aceptación de las recomendaciones en torno al 90% por parte de los médicos prescriptores. "Daptomicina, Ertapenem, Linezolid y Meropenem han sido los antibióticos de amplio espectro cuyo consumo más ha descendido en los hospitales de Cáceres", señalan.

La evolución positiva de PROA ha permitido aumentar el catálogo de prestaciones realizadas por el equipo. Así, actualmente se supervisan, además de las bacteriemias, todos los cultivos exudados en el complejo hospitalario y se ha creado una alerta nueva desde Farmacia para todos aquellos pacientes en tratamiento antobiótico de Meropenem y Piperacilina-Tazobactam.

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz