Comparte esta noticia

Pacientes institucionalizados, mejor tratados gracias a farmacéuticos de AP

DIARIOFARMA  |    22.03.2017 - 18:21

Los resultados de un estudio realizado por un equipo multidisciplinar con profesionales de Medicina, Enfermería y Farmacia del Servicio de Atenció Primària Alt Penedes-Garraf (ICS), coordinado por un farmacéutico de Atención Primaria, indican que el 60% de los pacientes institucionalizados, es decir, los que están ingresados en residencias u otros centros, deberían modificar algún aspecto de su plan de medicación (PM) si se sometieran a revisiones periódicas de dicho plan.

Los resultados proceden de la revisión de los planes de medicación de 1.759 personas en 22 residencias geriátricas y dos centros de discapacitados, de la cual surgió la recomendación de cambiar o retirar algunos de los medicamentos en 1.039 casos. ¿Las principales razones? En algunos casos (el 53%, concretamente), porque el paciente requería una pauta más adecuada a su situación clínica según la patología a tratar y, en otros (el 24%), porque el medicamento utilizado no estaba indicado.

Durante el estudio, que se llevó a cabo entre los meses de julio de 2015 y junio de 2016, los medicamentos que se más se retiraron del plan de medicación de los pacientes estudiados fueron los del sistema nervioso central (42%) y sistema cardiovascular (25%), antipsicóticos (10%), ansiolíticos/hipnóticos (9%), analgésicos (8%), antihipertensivos del sistema renina/angiotensina (7%), antidepresivos (7%) y diuréticos (6%).

Además de la retirada de estos productos, los farmacéuticos de atención primaria recuerdan la importancia de añadir tratamientos necesarios para el paciente según diagnósticos, conciliar la medicación lo más rápido posible tras una transición asistencial (alta hospitalaria, visita a urgencias son las transiciones de más riesgo de errores de medicación en estos pacientes), así como administrar los medicamentos correctamente.

En definitiva, se trata de adaptar la terapéutica a la situación real de cada paciente institucionalizado, ya que según Isabel Rosich, una de las autoras del trabajo y miembro de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (Sefap), "este tipo de pacientes suelen ser personas mayores y con múltiples comorbilidades, cuya situación clínica cambia y evoluciona más que en la población de menor edad".

Con estas intervenciones, se reducirían, principalmente, los problemas relacionados con los medicamentos, el riesgo de efectos adversos, las reagudizaciones, y los ingresos hospitalarios. Por eso opina que se debe "priorizar y destinar más profesionales farmacéuticos en el área de la Atención Primaria para poder ser más proactivos en beneficio del paciente".

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz