Comparte esta noticia

Gilead responde que la patente de Sovaldi está reconocida en 191 países

FRAN ROSA  |    29.03.2017 - 19:02

Una vez conocida la solicitud de revocación de la patente de Sovaldi ante la Oficina de Europea de Patentes por parte de 30 organizaciones no gubernamentales y de la sociedad civil, Gilead, que en un primer momento había rehusado hacer declaraciones, ha decidido responder. Concretamente, ha señalado, en declaraciones a Diariofarma, que la acción "no tiene impacto inmediato en las patentes de Gilead o en los derechos exclusivos de sus fármacos para la hepatitis C en la UE" y ha defendido la que la patente de Sovaldi, concretamente, "ha sido aprobada en 191 países, lo que da una muestra de la innovación existente en el desarrollo de esta medicina, así como su enorme valor para los pacientes".

En este sentido, han asegurado sentirse "muy orgullosos" por el hecho de que más de 1,3 millones de pacientes en el mundo hayan sido tratados, a estas alturas, con sus terapias para la hepatitis C y de haber curado a "más pacientes en los dos últimos años que en los 20 anteriores". 

Sobre la invención que sostiene la patente de Sovaldi, Elena Urdaneta, coordinadora general de Médicos del Mundo España y licenciada en Farmacia, ha explicado que el producto contiene dos compuestos, uno de los cuales, sofosvubir, no debería ser, en opinión de estas organizaciones, objeto de la protección de la que goza "por la propia estructura del fármaco ni por el proceso inventivo que hay detrás, si se atiende a lo establecido en los artículos 52 y 57 de la normativa de patentes". De hecho, los asesores de estas organizaciones habrían detectado deficiencias "en la descripción que hace la compañía de sus métodos". "En la descripción de la fórmula estereoquímica que acompaña a la solicitud de la patente hay algo que no está claro", concluye.

Sobre el procedimiento que se abre ahora, Urdaneta estima que no habrá resolución en firme hasta el próximo otoño, teniendo en cuenta los precedentes. En este sentido, señala la presentación de una solicitud de revocación de esta misma patente, la cual se presentó en 2015, y para la que el dictamen, que obligó a Gilead a introducir unas modificaciones en la patente que todavía no han sido presentadas, llegó en octubre de 2016.

De cara a ese procedimiento, la coordinadora de Médicos del Mundo reconoce que la incertidumbre es total, teniendo en cuenta, recuerda, "que la vez anterior Gilead se presentó ante los jueces con siete abogados y nosotros con uno". En esta ocasión, no obstante, el poder de la parte litigante es mayor al haber aumentado el número de organizaciones y delegaciones implicadas. Su objetivo, no lo esconden, es conseguir que este fármaco, "que ha reducido los efectos secundarios y ha aumentado la efectividad en lo que respecta a tasas de curación", es otorgar más fuerza a los estados para rebajar el alto coste que supone su utilización.

 

 

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz