Comparte esta noticia

Farmacias que venden sin stock

MARÍA GRANJO  |    08.05.2017 - 23:59

Mediante el sistema de venta denominado dropshipping, el usuario realiza la compra de productos en una tienda online que no necesita tenerlos en stock, puesto que el almacén proveedor se encarga de la gestión del pedido y entrega al cliente final. Esta modalidad de venta, implantada en sectores como la moda o la telefonía móvil, también ha llegado al sector farmacéutico, siendo cada vez más las farmacias que lo utilizan para vender productos a través de su página web.

La empresa que ofrece el servicio de dropshipping de productos de parafarmacia con más actividad en España es FarmaciaDropshipping.es, un proyecto surgido en Bilbao en 2016 e impulsado por el farmacéutico comunitario Carlos Arrieta y el ingeniero informático Óscar Domínguez. Actualmente, unas 300 farmacias gestionan la entrega de los pedidos online a través de esta empresa, y el número va en aumento.

Según explica Arrieta, FarmaciaDropshipping.es pone a su disposición un catálogo de productos que se carga en el e-commerce de la farmacia, de manera que, cuando el cliente realiza una compra, el pedido se deriva al mayorista, que se ocupa de la preparación y entrega del producto. La farmacia abona una cuota de alta y el importe del catálogo, y recibe una tarifa sobre la venta de cada pedido.

También se evita la preparación del pedido y el transporte

Entre las ventajas de este sistema se encuentra que no es necesario disponer de un almacén propio ni realizar el transporte, lo que también evita el coste derivado de la preparación del pedido. Además, el embalaje es neutro, constando únicamente el nombre de la farmacia.

En el caso de FarmaciaDropshipping.es, el catálogo virtual se sincroniza con la tienda online de la farmacia, de modo que siempre está actualizado. Incluye fotografías, el precio, descripciones, especificaciones técnicas, ofertas y promociones. Al actuar como un grupo de compra, FarmaciaDropshipping negocia con los laboratorios, de manera que los precios son competitivos, situándose en la media de la venta en internet, apunta Arrieta.

Desde Evolufarma explican que el proveedor de dropshipping puede ser una empresa intermediaria con los laboratorios o incluso una distribuidora. “De hecho, podríamos considerar la plataforma de alguna distribuidora como un servicio de dropshipping, ya que la farmacia solo pone la web y el cliente”, indican desde esta empresa especializada en marketing farmacéutico. 

Una de las experiencias en este campo la están desarrollando un grupo de farmacéuticas con la web www.farmadenoche.com. Según explica una de sus responsables, Inma Riu, experta en Social Media y directora de Saludability, este proyecto es la evolución de un blog sobre consejos de salud sexual. Viendo la oportunidad de ofrecer a los internautas productos relacionados con este ámbito, pero sin la voluntad de invertir en stock, seleccionaron un proveedor que ofrece el servicio de dropshopping. “Lo enfocamos más hacia la patología sexual y a ofrecer soluciones de salud que a la venta pura y dura”, aclara Riu.

Los contras

En GrupoDW.es ven múltiples ventajas al sistema; sin embargo, tal y como apunta Fernando Sánchez, CEO de esta consultora especializada en venta online en farmacia, hay que tener en cuenta la comisión que se lleva el proveedor y que el margen de beneficio para la farmacia es mínimo. Además, aconseja elegir un dropshipper o proveedor adecuado, porque de lo contrario puede verse afectada la imagen de la farmacia y su e-commerce. Si no se selecciona bien el mayorista, la “falta de control” del proceso completo de compra puede alterar los plazos de entrega, la seguridad en el envío o las garantías de devolución, e indirectamente repercutir en el negocio online.

Por otro lado, Sánchez considera que, si diversas farmacias trabajan con el mismo proveedor, los productos serán comunes, así como el precio, lo que dificulta la ventaja competitiva y la diferenciación. No obstante, desde GrupoDW.es ven el dropshipping como una buena opción, sobre todo si se elige un mayorista que ofrezca garantías y trabaje en exclusiva con la farmacia y si ésta no dispone de espacio para almacenar los productos ni tiempo para preparar los envíos.

“Por tanto, el farmacéutico debe barajar las opciones, el tiempo y la dedicación que puede ofrecer a su negocio online, así como el presupuesto del que dispone”, afirma. En función de esto, se puede decantar por el dropshipping o bien invertir en una página web propia e independiente, realizada a medida y auto-administrable, añade. Para el CEO de GrupoDW.es, tener e-commerce propio permite a la farmacia realizar sus propios descuentos y promociones, personalizar el embalaje, controlar los plazos de entrega y los gastos de envío, así como ofrecer asesoramiento farmacéutico.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz