Comparte esta noticia

Italia obliga a 12 vacunas: fija multas y hasta pérdida de la patria potestad

El presidente del Consejo de Ministros Paolo Gentiloni con las ministras Beatrice Lorenzin y Marianna Madia

El presidente del Consejo de Ministros Paolo Gentiloni con las ministras Beatrice Lorenzin y Marianna Madia

CARLOS ARGANDA  |    24.05.2017 - 10:14

Italia ha aprobado un decreto-ley con medidas urgentes por el que impone la obligatoriedad de la vacunación en menores de 16 años para doce enfermedades (poliomielitis, difteria, tétanos, hepatitis B, tosferina, Haemophilus influenzae tipo b, meningococo B, meningococo C, sarampión, rubeola, parotiditis y varicela) a partir del próximo curso escolar 2018-2019.

El decreto aprobado tiene por objeto garantizar las actividades dirigidas a la prevención, control y reducción de los riesgos para la salud pública de manera uniforme en todo el país. En este sentido, busca una seguridad epidemiológica adecuada en cuanto a la profilaxis y la cobertura de vacunación, superando la fragmentación de la normativa actual, tal y como ha explicado el Ministerio de Salud en un comunicado.

La vacunación obligatoria solo podrá ser omitida o diferida en caso de peligro de salud demostrado, que deberá estar documentado con los correspondientes informes y certificados médicos. Igualmente no se obligará a vacunarse a quienes hayan pasado ya la enfermedad, si bien se podría requerir la realización de análisis para la determinación de anticuerpos.

Las medidas coercitivas que la Administración pondrá en marcha van desde sanciones que pueden alcanzar hasta 7.500 euros y que serán impuestas por los médicos, hasta la suspensión de la patria potestad para los padres que se nieguen a la vacunación. Del mismo modo, se prohibirá la inscripción en guarderías y colegios públicos y privados a los menores que no se encuentren vacunados. En el caso de los menores que por cualquier motivo no se puedan vacunar, los colegios se encargarán de insertarlos en clases en las que no haya otros niños no inmunizados con el objetivo de protegerles.

La situación existente en Italia, al igual que en otros países donde los movimientos antivacunas están resurgiendo, se puede ejemplificar en el caso del sarampión. A lo largo de 2017 han registrado niveles no vistos desde hace décadas: 2.395 casos en lo que va de año y hasta el 14 de mayo, 89% de ellos en no vacunados (y un 7% más con una sola dosis).




lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz