Comparte esta noticia

Las caducidades son el principal punto crítico a superar en una inspección

DIARIOFARMA  |    29.05.2017 - 11:55

El control de caducidades es la tarea que más cuesta llevar al día a las oficinas de farmacias en lo que respecta a sus obligaciones. Concretamente, no identificar caducados o tenerlos junto a medicamentos dispensables se encuentran entre los errores más habituales, expresó Pilar Riaza, gerente de Calidad y Actividades Técnico-Profesionales del COFM, durante la segunda charla sobre esta temática ofrecida el 30 de mayo por el Colegio de Farmacéuticos de Madrid y Diariofarma, dentro del ciclo de formaciones sobre gestión de oficina de farmacia.

El segundo de los puntos críticos a la hora de superar una inspección son las condiciones de conservación, especialmente no disponer de registros de temperaturas máximas y mínimas y no documentar las incidencias, según han detectado desde el Colegio en el servicio de asesoramiento que presta a las oficinas de farmacia. La cumplimentación de recetas y el registro de medicamentos de Especial Control Médico, psicótropos y estupefacientes también son cuestiones a mejorar, así como la farmacovigilancia y la correcta gestión de los libros oficiales.

Aspectos como informar del horario de apertura o de las modificaciones del local también generan infracciones, explicó Riaza. Entre los incumplimientos, también destacó los que se producen en los requerimientos en cuanto al laboratorio de formulación magistral y la trazabilidad, la gestión de residuos y la protección de datos personales.

Riaza concluyó que es necesario llevar a cabo una auto inspección anual para asegurar que se llevan al día todos estos aspectos y evitar sanciones. Ve conveniente que el titular conozca bien sus derechos y obligaciones ante una inspección y estar preparado desde el punto de vista técnico y también psicológico.

Sonia Segura, abogada especialista en Derecho Farmacéutico, también insistió en que la importancia económica de las sanciones aconseja estar preparados para una inspección, y para ello considera muy conveniente la realización de listas de comprobaciones de forma periódica sobre el cumplimiento de las obligaciones. “La cuestión no es baladí, porque se pueden perder los beneficios de un mes o incluso de un año, además de incurrir en gastos extraordinarios de defensa jurídica”, apuntó.

Conocer las funciones de los inspectores es un aspecto importante a la hora de prepararse ante una visita, y en este punto es necesario saber que pueden entrar libremente sin previa notificación y que no hay que poner obstáculos a la inspección. Segura también destacó la importancia de informar al equipo sobre cómo actuar ante la visita de un inspector cuando el titular está ausente y conocer qué la documentación deben facilitarle y cuál no.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz