Comparte esta noticia

Las apps se abren paso en las oficinas de farmacia

MARÍA GRANJO  |    30.05.2017 - 11:34

Aunque la apuesta de las oficinas de farmacia por las aplicaciones móviles (app) tiene mucho camino por recorrer, existen múltiples ejemplos de este tipo de herramientas que se lanzan para hacer más eficaz la gestión y comunicarse con el usuario. En los últimos años, han aparecido numerosas apps, aunque no es fácil que cuajen. Para Isabel Marín, especialista en Derecho Farmacéutico, el sector aún no está maduro y acoge lentamente la introducción de estas opciones tecnológicas.

Esta experta desarrolló la aplicación PharApp+, con el acuerdo de FEFE, que la oficina de farmacia ponía a disposición de sus pacientes para ayudarles en la adherencia a los tratamientos a través de un servicio de alertas e información. Sin embargo, esta utilidad no acabó de calar, entre otros motivos, porque requería que el farmacéutico introdujera datos para el seguimiento del paciente. En estos momentos, se está reorientando dicha aplicación, con el fin de hacerla lo más automatizada posible y facilite su uso por parte de farmacia y usuario, explica Marín.

A su parecer, los farmacéuticos aún no son conscientes de las posibilidades que ofrecen las app en cuanto fidelización de usuarios o posibilidad de llevar acciones de marketing o ventas cruzadas. Respecto a la población, opina que sí está dispuesta a utilizar este tipo de herramientas para la mejora de su salud, como así lo reveló la encuesta previa que esta experta realizó entre usuarios para conocer su predisposición. Además, considera que no puede utilizarse el argumento de la brecha generacional, porque las personas mayores cada vez se desenvuelven mejor con los dispositivos móviles y también los usan.

Educar a los usuarios en el uso de apps

No obstante, un estudio del Observatorio de Adherencia al Tratamiento, basado en encuestas realizadas en el año 2016 en 132 oficinas de farmacia a 6.150 pacientes, revela que dos tercios de los entrevistados rechazaban el uso de aplicaciones gratuitas para el control de su enfermedad. Por tanto, es necesario educar al usuario en la utilización de estas herramientas, expresa Luis Arimany, CEO de Evolufarma, empresa especializada en Marketing farmacéutico, que ofrece apps a las farmacias. En el caso concreto de las app propias de boticas, es importante trasmitirles las ventajas de poder estar conectado con la farmacia las 24 horas. Sin embargo, opina que aún no se consumen fácilmente, “por lo que faltan unos años hasta que esto despegue exponencialmente”.

El número de farmacias con apps propias es muy reducido, señala Pablo Arriola, farmacéutico comunitario y autor de la Guía FarmaApp, sin embargo, “en pocos años, entre al cambio generacional y el boom digital, de la utilización de una app propia de la farmacia será una práctica bastante extendida entre los farmacéuticos que sean un poco emprendedores, y a través de ellas se mejorará mucho la comunicación con el paciente”. En su opinión, su valor reside sobre todo en informar y fidelizar a los clientes, lo que contribuirá a una diferenciación y una mejora del servicio. “El beneficiado será el paciente y su salud, al tiempo que el negocio saldrá fortalecido”, apunta Arriola.

Por tanto, las apps en oficina de farmacia pueden clasificarse en dos tipos: las dirigidas al usuario, para la mejora de su salud y como canal de comunicación, y las que ayudan en la gestión de la farmacia. Entre éstas, se encuentran las del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, como la de medicamentos Bot Plus 2.0 o Colegiad@s. Hay otras creadas por laboratorios, como FarmaValor, de TEVA, una herramienta de gestión económico-financiera que analiza, planifica y mejora diferentes aspectos de la farmacia, a partir de la respuesta a preguntas sobre diferentes aspectos de la oficina de farmacia, a través de las que la plataforma genera un informe con lenguaje no financiero basado en cinco bloques de análisis definidos por el fondo de maniobra, liquidez, endeudamiento, situación económica y productividad y eficiencia.

El pasado mes de enero, se lanzó Farmalinked, para facilitar la relación de las boticas con sus proveedores. Su funcionalidad principal es que genera una agenda común sin necesidad de tener que realizar una llamada telefónica. El proveedor solicita la cita a través de la aplicación móvil Farmalinked  y la farmacia confirma o rechaza, según su disponibilidad. Además, las farmacias pueden acceder a una base de datos de más de 500 proveedores farmacéuticos y de 6.000 marcas, para localizar rápidamente quién puede proporcionar un producto determinado.

También hay asesorías con propuestas de app para sus farmacias clientes, como es el caso de Taxfarma, a través de la que se puede acceder a toda la documentación centralizada de la farmacia, así como novedades fiscales y laborales del sector y sobre las formaciones de esta consultoría.

¿Quién lo tiene?

También en el terreno de la gestión, la aplicación ¿Quién lo tiene?, creada por la Asociación Empresarial de Farmacéuticos de Ciudad Real (Asefarcir) y desarrollada por Farmages Software, pone en contacto a todas las oficinas de farmacia que comparten el programa para encontrar el medicamento que el paciente demanda y que no puede ser encontrado por los cauces habituales. Hasta el momento, se han podido poner al alcance de los usuarios 970 medicamentos gracias a esta iniciativa.

Vacunas para la meningitis, antidepresivos o jarabes para el resfriado son algunos medicamentos que ha sido posible localizar gracias a esta app, que tienen instalada la mayor parte de las farmacias de Ciudad Real y otras en Toledo, Albacete, Cuenca y Guadalajara. El éxito de esta herramienta ha hecho que empiece a funcionar en las farmacias de Murcia a partir del mes de junio y se espera su llegada a Valencia antes de terminar el año.

En el campo de la formulación magistral, las farmacias no formulistas disponen recientemente de la app Mi Formulista, desarrollada por el farmacéutico Diego Marro, que permite simplificar el encargo de la fórmula. Así, con una fotografía de la receta que se envía a través de la aplicación, el farmacéutico puede solicitar la fórmula magistral, que recibe en 24 horas. Cada farmacia crea su propio perfil en la aplicación y puede seguir el estado de sus pedidos, acceder al histórico, encargar fórmulas de repetición y recibir asesoramiento inmediato los 365 días del año.

Apps dirigidas a usuarios y pacientes

Las aplicaciones propias de las oficinas de farmacia para conectar con sus usuarios constituyen una herramienta más dentro de una estrategia de Marketing multicanal, explica el CEO de Evolufarma, para quien es importante acometer proyectos con una visión 360 grados y con un objetivo claro.

Para Pablo Arriola, este tipo de apps no solo son muy favorables, sino que en unos años muchas farmacias las verán como una herramienta habitual e imprescindible y un canal de intercomunicación con el paciente, que les ayudará a diferenciarse y aportará valor añadido. Permiten publicar información y los datos de la oficina de farmacia, enviar mensajes a través de SMS, whatsapp y correo electrónico a los clientes, así como dar a conocer promociones, ofertas y acciones en la farmacia y difundirlo en las redes sociales.

Este farmacéutico experto en Comunicación 2.0. también ve como beneficios de las aplicaciones que posibilitan la realización de encargos para su posterior recogida, resuelven consultas relacionadas con la salud y la medicación, ofrecen consejo profesional y formación en hábitos saludables y permiten que los usuarios consulten el stock de determinados productos.

Arriola explica que existen dos opciones a la hora de plantearse tener una app propia de la farmacia: su desarrollo a través de una empresa especializada, lo que supone más inversión en tiempo y dinero, aunque más personalización, o bien mediante plataformas ya desarrolladas con apps creadas, como appfarma. Empresas que ofrecen la creación de aplicaciones especializadas para farmacias son Evolufarma o Grupo DW, que crean un programa a medida. Conexión a la tienda online, promociones y cupones de descuento, sistema de envío de mensajes masivos instantáneos, diferentes formas de pago y recogida, adaptación a los colores corporativo de la farmacia, sistema de anuncios a terceros para llegar a acuerdos comerciales, geolocalización, pedidos express y blog integrado con la página web son algunos de los servicios que incluyen estas apps.

Aspectos legales

Un ecommerce de medicamentos sin receta no puede ser incorporado en una app, puesto que el Real Decreto 870/2013 solo permite la venta online de estos productos en formato web. Según aclara Arriola, la venta de parafarmacia sí está permitida, aunque habrá que asegurarse que la comunidad autónoma lo permita legalmente debido a que puede considerarse como una promoción de la farmacia.

Otro de los aspectos legales a tener en cuenta es la protección de datos personales. Según Arimany, es necesario que las apps de farmacias con datos de seguimiento de salud cumplan con las exigencias de la normativa en este campo. Arriola recuerda que, si la farmacia trabaja con una empresa, debe quedar bien establecido de quién es la responsabilidad de todo lo relativo a la protección de datos.

Recomendar aplicaciones de salud

Por otro lado, existen numerosas aplicaciones que la farmacia puede recomendar a sus pacientes para la mejora de la salud. Un ejemplo son las del control de la glucosa para pacientes diabéticos, como LibreLink, de Abbott, o LifeScan, de Johnson & Johnson. La ‘Guía de apps de farmacia’, de Pablo Arriola, ofrece aplicaciones de salud a recomendar desde la farmacia comunitaria, que próximamente tendrá una versión actualizada.

Colegios de farmacéuticos también han creado apps dirigidas a los ciudadanos para que encuentren la farmacia más cercana, como es el caso del COF de Sevilla, con FarmaSVQ, y del COF de Barcelona, con Farmaguía. Las Administraciones sanitarias también desarrollan este tipo de plataformas, como Mi Tratamiento, proyecto del Osakidetza para facilitar la toma correcta de los medicamentos, que permite visualizar la hoja de tratamiento, el listado de fármacos prescritos y las tomas que el paciente debe hacer en cada momento del día. En Cataluña, a través de 061 CatSalut Respon, de atención sanitaria telefónica, también se pueden consultar las farmacias más cercanas, así como centros sanitarios y hospitalarios.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz