Comparte esta noticia

Qué hacer (y qué no) para pasar sin problemas una inspección de Sanidad

Imagen de la Jornada de Asefarma en la que se abordaron las claves del éxito ante una inspección de Sanidad.

DIARIOFARMA  |    07.06.2017 - 13:22

Asefarma organizó, el pasado día 6 de junio, una jornada sobre autoinspecciones en las oficinas de farmacia, para la cual contaron con la ponencia de Adela Bueno, responsable del departamento Jurídico de la asesoría. Ésta explicó, citando algunas referencias de la normativa sanitaria y de la Comunidad de Madrid, que las funciones, actos y servicios que se desarrollan dentro de las oficinas de farmacia, se deben producir bajo la dirección, responsabilidad, vigilancia y control directo de un farmacéutico.

"Precisamente, para evitar que con motivo del ejercicio de la actividad se incurra en responsabilidad profesional por el farmacéutico, es recomendable la realización de autoinspecciones periódicas por parte del titular, lo cual, sin duda, le permitirá tener todo a punto en caso de que la farmacia reciba la visita por sorpresa de un inspector de Sanidad", señaló.

Para ello, se facilitó a los asistentes un sencillo check list que de ahora en adelante permitirá al farmacéutico puntear que todo lo referente a las condiciones de temperatura, humedad y luz, conservación y dispensación de estupefacientes o caducidades (entre otros aspectos) se cumplen y mantienen adecuadamente dentro de la oficina de farmacia.

Bueno recordó también que en un intento por convertir la farmacia en un espacio para la promoción de la salud y la prevención de enfermedades, "el farmacéutico en ocasiones presta servicios que -en aras de ofrecer al cliente un valor añadido- distan mucho de estar permitidos". Es el caso de servicios como "fisioterapia, podología, pilates, estética… que algunos profesionales ofrecen en un mal entendido concepto de la farmacia como espacio de salud", señaló.

En este caso, el farmacéutico deberá tener en cuenta que "el director técnico propietario de la oficina de farmacia es el único responsable de cuantas actividades sean desarrolladas en su establecimiento y del resultado de las mismas, o, dicho de otro modo, no se deberá prestar al usuario ningún servicio para el cual no esté habilitado legalmente el titular de la farmacia".

Finalmente, Bueno hizo un breve repaso a los puntos que el farmacéutico debe tener en cuenta para poner en marcha acciones de venta on line en su oficina de farmacia.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz