Comparte esta noticia

Los crónicos ante el Interterritorial: falta cohesión y participación

Imagen de la presentación del IV Barómetro EsCrónicos.

FRAN ROSA  |    20.06.2017 - 14:09

Hoy se han presentado en Madrid los resultados del IV Barómetro EsCrónicos, confeccionado a partir de 614 encuestas a personas con enfermedades crónicas que pertenecen a alguna asociación de pacientes, y dentro de los resultados obtenidos destaca uno que, en opinión de María Gálvez, directora la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), representa una de las principales reivindicaciones a plantear ante la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebra mañana, 21 de junio. Se trata de la falta de cohesión en la política farmacéutica, que es percibida como la principal barrera para el acceso a los tratamientos por el 66% de los encuestados.

De hecho, fue uno de los principales argumentos de Tomás Castillo, presidente de la POP, durante su intervención en la presentación de los datos, en la que mostró su preocupación, y la de las organizaciones a las que representa, por el hecho de "que la misma enfermedad sea tratada con fármacos de última generación en unas comunidades autónomas y en otras no, y que incluso se den diferentes entre hospitales de la misma comunidad". A este respecto, señaló que los pacientes quieren "tener acceso con facilidad a los tratamientos aprobados para su enfermedad", y llamó a dejar de lado "las disculpas económicas y presupuestarias".

En lo que respecta al resto de los aspectos que podrían servir de barrera al acceso a los fármacos, le siguió a este primer argumento el de la introducción de requisitos administrativos, como los visados (53%), la prescripción con base en criterios económicos (43%) y el copago (34%).

Junto a esta cuestión, desde la POP aprovecharon la próxima celebración del Consejo Interterritorial para reclamar una mayor participación de los pacientes en la toma de decisiones, ya que siguen ausentes en este organismo, así como en otros como la Comisión de Precios, donde también han solicitado tener voz. En este sentido, Castillo hizo un llamamiento al Ministerio de Sanidad y las consejerías de Sanidad, que se reúnen mañana en Madrid, para que consideren de una vez la propuesta que realizaron hace dos años de firmar un acuerdo de colaboración de cara a elevar esa participación en los órganos decisorios relacionados con la gestión sanitaria.

La aportación del farmacéutico comunitario 

Más allá de estos aspectos, el IV EsCrónicos revela otras percepciones de los pacientes con cierto interés. El primero de ellos tiene que ver con la percepción que tienen las personas con enfermedades crónicas de la oficina de farmacia. Así, cabe destacar que, mientras el 61% reconoce que las organizaciones de pacientes son la principal fuente de información sobre su salud, seguido de Internet (46%) y el personal de Enfermería (39), sólo un 15% reconoce, en este sentido, la labor de la farmacia comunitaria. Incluso los prospectos de los medicamentos (25%) o los conocidos y familiares (20%) ejercerían mayor influencia, según su percepción.

En lo que respecta a los aspectos que podrían mejorar las oficinas de farmacia en lo que respecta a su relación con los pacientes crónicos, éstos señalan, en primer lugar, la información sobre los medicamentos (44%), seguida de la información sobre los cuidados de salud y servicios profesionales farmacéuticos (42%), así como la relacionada con las asociaciones de pacientes (42%) o sobre su misma enfermedad (31%).

Frente al gran de mejora que se percibe en la atención farmacéutica, aparece destacada la figura del médico generalista, que generan una opinión buena o muy buena en el 81% de los pacientes; la del especialista (78%), y un poco menos (57%) el de Urgencias. De hecho, la mejora de la atención en este canal es una de las propuestas que suceden a la presentación de los datos.

Por último, y dejando de lado la valoración de cada uno de los estamentos profesionales, cabe señalar que los pacientes encuestados han mejorado, en general, su percepción de la calidad de la asistencia sanitaria, hasta situarse en 6,4 en 2017, frente al 4,9 de 2014, año en el que todavía había cierto temor por la sombra de la crisis y los recortes. En todo caso, el 44% por ciento declara que el sistema sanitario necesita cambios importantes y el 39% dice que necesita, al menos, algunos cambios.

banner-newsletter-bajo-noticia2

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz