Comparte esta noticia

Remsima y el salto a EEUU, claves del crecimiento de Kern Pharma en 2016

Raúl Díaz.Varela, vicepresidente ejecutivo del Grupo Indukern, durante la presentación de los resultados correspondientes a 2016.

FRAN ROSA  |    21.06.2017 - 17:43

Kern Pharma, laboratorio especializado en genéricos, biosimilares y productos de autocuidado del Grupo Indukern, fue el verdadero puntal de la compañía en 2017. Su cifra de negocio aumentó un 16%, hasta los 240 millones de euros, aglutinando en torno al 30% de la facturación total del Grupo, que, con una caída del 4%, se situó en los 725 millones. El 72% de las ventas de la compañía farmacéutica tuvieron lugar en España.

En cuanto a los factores que han motivado este crecimiento de Kern Pharma, Raúl Díaz-Varela, vicepresidente ejecutivo del Grupo, hizo referencia a la incursión realizada en el mercado norteamericano con la adquisición, en 2016, del 60% de Granard Pharmaceuticals, empresa que esperan absorber plenamente para 2020. Los dirigentes de la firma española están convencidos del "gran potencial" de Estados Unidos como receptor de sus productos farmacéuticos, aunque a la vez lo definen como un mercado "muy competitivo" y exigente. De hecho, están en plena adaptación de su planta de Terrasa para poder cumplir con los requerimientos de la FDA.

En lo que respecta a la evolución de las diferentes líneas de producto, desde Kern afirman que este 2016 ha sido un buen año para todas ellas, desde los genéricos y éticos, pasando por los biosimilares, y terminando por los productos de autocuidado y los del área de salud de la mujer, que se comercializan bajo la marca Gynea (nombre del laboratorio adquirido en 2015). No obstante, es Remsima, biosimilar de infliximab, el que más ha tirado hacia arriba de las ventas en 2016. Tanto es así que, como señaló el vicepresidente ejecutivo, "es uno de los productos farmacéuticos más vendidos de la compañía, con niveles similares a los de ibuprofeno y paracetamol".

De cara a los próximos años, Díaz-Varela señaló que hay motivos para el optimismo y, en este sentido, además de las potencialidades del mercado americano, aludió al reciente lanzamiento de un nuevo biosimilar de rituximab, Truxima. Además, vaticinó la llegada al mercado de otro más "a finales de año o principios del que viene", aunque no quiso desvelar el principio activo para no dar pistas a la competencia.

La reciente compra de Actafarma, especializada en productos de autocuidado, y el lanzamiento de Finisher, una nueva línea de nutrición y salud deportiva, completan la apuesta de Kern Pharma para seguir creciendo en 2017. En cambio, las cautelas son mayores sobre la posibilidad de engrosar la facturación con los genéricos, sobre todo en España, ante la falta de incentivos de las autoridades.

Resto de compañías del Grupo

Del resto de compañías del Grupo destaca la caída del 15% en la facturación de Indukern, hasta los 429 millones de euros, que ha lastrado mucho el crecimiento global en 2016. Los principales motivos esgrimidos por Díaz-Varela: “la venta de participaciones de la filial rusa, país en el que seguimos operando a través de un socio local; la bajada del precio de algunas materias primas, y la caída del valor del real brasileño", mercado importante para esta compañía del Grupo, que se dedica a la distribución de productos químicos, así como a la formulación, producción y asesoramiento técnico para diversos sectores industriales, tras la compra del 75% de Hexus en 2016.

Además de prescindir de la presencia en Rusia, en este 2017 también se cierra la filial de Turquía. ¿La explicación? El atractivo que han perdido estos países emergentes a favor del mercado latinoamericano, que además de la cercanía cultural con las empresas españolas está asociado, al menos por el momento, a una mayor estabilidad en términos geopolíticos. En este sentido, destaca la adquisición de Cytecsa, en México, una apuesta para el crecimiento futuro de Indukern.

Por último, cabe destacar la leve recuperación del negocio de Calier, compañía especializada en salud animal, que tras una caída importante en 2015 ha vuelto a la senda del crecimiento en 2016 (6%), en el que facturó 74 millones de euros. La mayor parte de las ventas proceden, como ocurre con Indukern, de los mercados internacionales. Concretamente, Colombia aglutina el 39% y, en general, Latinoamérica es vista por la compañía como una plaza segura para tener una evolución positiva en los próximos años. Para ello, planean una inversión de hasta 20 millones en su planta de León, la cual quieren convertir en una fábrica puntera para el desarrollo y la producción de biológicos. Dentro de éstos, destacan las vacunas, cuya comercialización, sobre todo en Europa, es vista por Díaz-Varela como una "prioridad".

De cara a los próximos años, el vicepresidente ejecutivo confirmó que el Grupo Indukern perseverará con su apuesta estratégica por "la diversificación de productos y mercados". Asimismo, no descarta seguir con la política de adquisiciones mantenida en los últimos años, en los que han cerrado un total de seis operaciones de compra parcial o total de otras empresas.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz