Comparte esta noticia

Expertos coinciden en la necesidad de crear un observatorio de biosimilares

Participantes en el Encuentro de Expertos ‘La gestión de los biosimilares en Extremadura’ organizado por Diariofarma en Mérida

Participantes en el Encuentro de Expertos ‘La gestión de los biosimilares en Extremadura’ organizado por Diariofarma en Mérida

BEATRIZ BRAVO  |    08.07.2017 - 12:59

El intercambio de experiencias sobre la regulación y el uso de los medicamentos biosimilares es un planteamiento defendido desde todas las partes implicadas en el manejo de estos fármacos en el sistema de salud. Profesionales sanitarios, administración e industria farmacéutica consideran oportuno crear un observatorio para compartir buenas prácticas en tratamientos con biosimilares, órgano que también consideran necesario desde el Foro Español de Pacientes. Así se explicó en el Encuentro de Expertos ‘La gestión de los biosimilares en Extremadura’ organizado por Diariofarma, en colaboración con Sandoz, en Mérida, en el que los participantes plantearon diseñar una estrategia nacional de la política de los biosimilares para aunar criterios y generar confianza y garantías al usuario sobre la utilización de estos fármacos innovadores.

Esta propuesta que según el director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Extremeño de Salud (SES), Vicente Alonso, podría materializarse dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), permitiría conocer las experiencias más eficientes en el uso de biosimilares.

Así, desde Extremadura se apuesta por un mecanismo que también sirva como plataforma de formación e información con la participación de las comunidades autónomas, las sociedades científicas y los pacientes. Según Alonso, “sería muy favorable” para el Sistema Nacional de Salud la creación de un observatorio que “prime e mpulse” el conocimiento y el uso de estos medicamentos innovadores.

El foro de expertos celebrado en Mérida contó además con la asistencia del gerente del Área de Salud de Badajoz, Dámaso Villa; el jefe del Servicio de Oncología del Complejo Hospitalario Universitario de Cáceres; Pablo Borrega, y el especialista en Reumatología del Hospital Virgen del Puerto de Plasencia, Miguel Ángel Abad, el presidente del Foro Español de Pacientes, Andoni Lorenzo y la directora del departamento de Farmacia de Sandoz, Gracia Espuelas.

Precisamente esta última, consideró que, “en un entorno operativo de transparencia, es fundamental que podamos mirarnos unos a otros” y que esto fuera posible a través de un observatorio que incluya indicadores de todo tipo, con medidores económicos y médicos. Tal y como indicó, Sandoz lanzó hace diez años el primer biosimilar y por la experiencia acumulada considera clave que los clínicos conozcan los cambios que se están produciendo con la introducción de los biosimilares. Asimismo, Espuelas pide que este tipo de fármacos forme parte del plan estratégico por el efecto dinamizador que ello tendría para su uso en el Sistema Nacional de Salud.

Por su parte, el presidente del Foro Español de Pacientes fue la voz de los usuarios del SNS durante este foro. Puso el foco en defender la “equidad” entre pacientes de diferentes comunidades autónomas para buscar “un punto de encuentro” en el uso de estos tratamientos innovadores. Apuntó que, contando ya con un programa de buenas prácticas que el Ministerio de Sanidad envía a las gobiernos regionales, es importante tener una regulación sobre biosimilares en condiciones de igualdad en todos los territorios. Lorenzo también reclamó la aproximación de los tratamientos innovadores a la atención primaria y las farmacias comunitarias para facilitar la accesibilidad.

El reumatólogo Miguel Ángel Abad enfatizó en la necesidad e importancia de tener datos y registros sobre el uso de biosimilares, más si cabe cuando se dan comportamientos diferentes entre CCAA debido a que su uso viene a veces determinado por decisiones administrativas más que por el criterio del propio médico. Así, Abad defiende que “para tener constancia de la eficacia de los fármacos y sus efectos adversos tiene que haber datos” sobre su uso en las distintas especialidades médicas. En la misma línea, el oncólogo extremeño Pablo Borrega ve también con buenos ojos la creación de un mecanismo que permitiera conocer las experiencias de otras CCAA al respecto, algo que, en su caso particular, sería “tremendamente útil” por las especificidades que presentan las enfermedades oncológicas.

Dámaso Villa considera igualmente interesante conocer las bondades y los perjuicios del fármaco para poder hacer un uso eficiente y a ello puede efectivamente contribuir ese observatorio. No obstante, el gerente del Área de Salud de Badajoz apuntó que “hay todo un enorme engranaje que poner en marcha” en torno a los biosimilares, donde juegan también un papel importante las agencias española y europea del medicamento. De este modo, puso el acento en la dificultad que en este proceso tiene el médico para tomar la decisión de indicar o no un biosimilar a un paciente cuando le falta información, una situación que, según dijo, depende más de cuestiones científicas que desde la Administración es difícil gestionar.

lineagris-494

Comentarios

Aún no hay comentarios, sé el primero en comentar!

avatar
wpDiscuz